'; Alto Nivel
HistoriasManagement

20 momentos históricos de México en los Mundiales

Victorias, derrotas, alegría, tristezas, aciertos, errores… la historia de la Selección Mexicana en las Copas del Mundo ha tenido de todo.

09-06-2014, 2:37:06 PM
20 momentos históricos de México en los Mundiales
Jorge Ernesto Witker

Más derrotas que triunfos; goles memorables y otros que quisiéramos olvidar; polémicas e instantes únicos. Eso y mucho más ha marcado el devenir del Tricolor en las Copas del Mundo.

Aquí el listado con recuerdos futbolísticos que los mexicanos no pueden olvidar:

20.- El silbatazo inicial

A México le tocó jugar el primer partido de una Copa del Mundo el 13 de julio de 1930, en el Estadio Pocitos de Montevideo. El portero azteca, Óscar Bonfiglio, quedó registrado en la historia como el hombre que recibió el primer gol en un Mundial, aunque al final fueron cuatro los que se comió aquel día.

Francia 4-1 México
Fecha: 13 de julio de 1930
Ciudad: Montevideo, Uruguay
Estadio: Pocitos
Goles: (FRA) Lucien Laurent 19’, Marcel Langiller 40’, Andre Maschinot 43’ y 87’; (MEX) Juan Carreño 70’

19.- Descuido en la agonía

Tras caer en su debut frente a Brasil (0-2), México estaba por concretar un valioso empate sin goles frente a una España que, a pesar de la baja de Alfredo Di Stéfano, contaba con Ferenc Puskas, Luis del Sol, Francisco Gento y José Emilio Santamaría, todos ellos base del Real Madrid más ganador de la historia.

Te recomendamos leer: Valores y liderazgo del Real Madrid, de la A a la Z

Lamentablemente, un tiro de esquina mal cobrado, en el último parpadeo del partido, provocó un vertiginoso contragolpe que culminó con el gol de Joaquín Peiró y una rabieta estilo ‘Chespirito’ de Antonio Carbajal.

México 0-1 España
Fecha: 3 de junio de 1962
Ciudad: Viña del Mar, Chile
Estadio: Sauzalito
Gol: (ESP) Joaquín Peiró 90’

18.- La máxima vergüenza

Aún en la historia de una Selección Mexicana acostumbrada a la intrascendencia, fallar de tan grotesca manera en Argentina 1978 resultó bochornoso. Las cuentas felices empezaron a derrumbarse en el debut, ante la modesta Túnez.

Ni haberse puesto en ventaja vacunó a los de José Antonio Roca contra la desgracia: tres goles en media hora de terror dieron un mazazo en la cabeza a un equipo que quedó prácticamente noqueado y no se levantó jamás. Las derrotas subsecuentes ante Alemania Federal y Polonia redondearon la máxima vergüenza del Tri en los Mundiales.

México 1-3 Túnez
Fecha: 2 de junio de 1978
Ciudad: Rosario, Argentina
Estadio: Arroyito
Goles: (MEX) Arturo Vázquez Ayala, de penal, 45’; (TUN) Ali Kaabi 55’, Nejib Gommidh 79’ y Moktar Dhouib 87’

17.- La quinta Copa de Carbajal

El 0-0 ante Uruguay, en el mítico Estadio de Wembley, dejó a México eliminado del Mundial de Inglaterra, pero la presencia del veterano Antonio Carbajal, de 37 años de edad, se convirtió en un acontecimiento muy relevante. Ese día, el eterno portero del León pasó a la historia como el único futbolista capaz de jugar en cinco distintas Copas del Mundo, algo que sólo el alemán Lothar Matthäus igualaría 32 años más tarde.

México 0-0 Uruguay
Fecha: 19 de julio de 1966
Ciudad: Londres, Inglaterra
Estadio: Wembley

16.- El cambio que no se dio

Este momento no ocurrió en el campo, sino a un costado. Mucho se ha dicho sobre lo sucedido en el duelo entre México y Bulgaria, correspondiente a los octavos de final de Estados Unidos 1994.

Aún hoy resulta inexplicable por qué Miguel Mejía Barón se guardó los cambios en un juego de 120 minutos y que fue jugado a una alta temperatura.
Lo que se sabe es que el entrenador dialogó con Hugo Sánchez, a quien tenía pensado ingresar aparentemente en sustitución de Benjamín Galindo. Tras un intercambio de opiniones con ‘El Pentapichichi’ –entonces suplente de lujo–, el timonel desistió de hacer el movimiento. Luego, los “malditos” penales decidieron la historia.

México 1-1 Bulgaria*
Fecha: 5 de julio de 1994
Ciudad: New Jersey, EU
Estadio: De los Gigantes
Goles: (MEX) Alberto G. Aspe, de penal, 18’); (BUL) Hristo Stoichkov 6’
(*) Ganó en penaltis 3-1

15.- La derrota más dolorosa

Sin duda, lo ocurrido en la soleada tarde del 17 de junio de 2002 en Jeonju, Corea del Sur, tiene un sitio especial en esos rincones del corazón en los que no es bueno hurgar.

Y es que el equipo de Javier Aguirre había realizado una campaña casi perfecta y parecía encaminado a llegar más lejos que cualquier otra versión Tricolor, pero tropezó en los octavos de final y, lo peor, ante el “odiado” vecino del norte, que realizó la mala obra en terreno neutral y en el más inoportuno de los instantes. Todo le salió mal a México en ese juego y los lamentos aún siguen vivos.

México 0-2 Estados Unidos
17 de junio de 2002
Ciudad: Jeonju, Corea del Sur / Estadio: de la Copa del Mundo
Goles: (EU) Brian McBride 8’ y Landon Donovan 65’

14.- Un festejo florido

Tras ausentarse en Italia 1990 por el escándalo de “Los Cachirules”, México reapareció en el Mundial de Estados Unidos 1994 con elevadas expectativas, sobre todo luego de causar una tremenda efervescencia por su buen juego en la Copa América de 1993.

Después de caer en el debut frente a Noruega, el Tricolor estaba obligado a ganar en su segundo duelo, ante la República de Irlanda y, justo cuando el juego era más parejo, apareció Luis García, quien con dos goles reanimó la ilusión nacional, dejando en la memoria sus celebraciones llenas de improperios al aire, las cuales causan gracia hasta la fecha.

México 2-1 Irlanda
Fecha: 24 de Junio de 1994
Ciudad: Orlando, EU
Estadio: Citrus Bowl
Goles: (MEX) Luis García 42’ y 65’; (IRL) John Aldridge 84’

13.- Un himno a capela

El sonido local no funcionó y, pese a ello, la multitud que llenó el Estadio Azteca empezó a entonar el Himno Nacional, en uno de los momentos más impactantes de México 1986. Aunque a los mexicanos nos gusta cantar, pocas veces nuestro Himno sonó con más fuerza y emotividad.

Eso sucedió antes del juego frente a Bélgica, en el que Hugo Sánchez marcó su único gol en Copas del Mundo, aun cuando ‘El Pentapichichi’ disputó 750 minutos en ocho partidos en este tipo de torneos.

México 2-1 Bélgica
Fecha: 3 de junio de 1986
Ciudad: Distrito Federal
Estadio: Azteca
Goles: (MEX) Fernando Quirarte 23´ y Hugo Sánchez 39´; (BEL) Erwin Vanderbergh 44´

12.- El primer punto

Habituado a sufrir decepciones en la agonía, por fin el futbol le pagó a México con una satisfacción de último minuto, el 11 de junio de 1958.

El Tri, que había sido vencido en cada uno de sus primeros nueve partidos de Copa del Mundo, supo que no había condena perpetua a perder cuando Jaime Belmonte igualó los cartones (1-1) de un muy disputado encuentro frente a la rocosa Selección de Gales. El puntito no causó gran euforia, pero sí la impresión de que el progreso era posible.

Gales 1-1 México
Fecha: 11 de junio de 1958
Ciudad: Estocolmo, Suecia
Estadio: Rasunda Solna
Goles: (GAL) John Charles 30’; (MEX) Jaime Belmonte 89’

11.- Y la victoria llegó

Se había perdido antes con Brasil y España (momento 19), por lo que la suerte estaba echada: México volvería de Chile tras cumplir su tercer partido, ante Checoslovaquia. Para colmo, un gol de Vaclav Mazek, apenas a los 15 segundos, puso cuesta arriba un duelo que ayudaría a nutrir la escuálida autoestima futbolística mexicana.

Y es que con una reacción nunca antes vista en los nuestros, normalmente dóciles ante la adversidad, el Tri le dio vuelta al marcador y obtuvo su primera victoria en Copas del Mundo.

Además, el combinado nacional no lo hizo ante un rival cualquiera, sino frente al que sería, a la postre, el subcampeón de ese Mundial.

México 3-1 Checoslovaquia
Fecha: 7 de junio de 1962
Ciudad: Viña del Mar, Chile
Estadio: Sauzalito
Goles: (MEX) Isidoro Díaz 12’, Alfredo del Águila 29’ y Héctor Hernández, de penal, 90’; (CHE) Vlacav Masek 1’

10.- Por fin a segunda ronda

Hoy puede parecer poca cosa, pero entonces no lo era. Gustavo ‘El Halcón’ Peña hizo algo más que ejecutar correctamente un penal que le dio a México el triunfo de 1-0 sobre Bélgica, en un atiborrado Estadio Azteca. Ese gol, permitió al Tri clasificarse por primera vez a una segunda ronda mundialista, lo que se consideraba entonces toda una proeza.

México 1-0 Bélgica
Fecha: 11 de junio de 1970
Ciudad: Distrito Federal
Estadio: Azteca
Goles: (MEX) Gustavo Peña, de penal, 14’

9.- La mayor goleada

En México 1970, el equipo de Raúl Cárdenas no había pasado del 0-0 en el juego inaugural ante la URSS y tampoco se vio bien durante buena parte del primer tiempo frente a El Salvador, en el que tenía la obligación de ganar para superar la primera fase.

Con polémica incluida, por alguna decisión arbitral discutible, el Tri vivió un día de fiesta en la segunda mitad, al masacrar a la escuadra centroamericana por 4-0, en lo que sigue siendo la mayor goleada a favor de México en un Mundial.

México 4-0 El Salvador
Fecha: 7 de junio de 1970
Ciudad: Distrito Federal
Estadio: Azteca
Goles: (MEX) Javier Valdivia 45’ y 46’, Javier Fragoso 58’ e Ignacio Basaguren 83’

8.- ‘Chicharito’ tumba a un grande

Después de empatar con la anfitriona Sudáfrica en el juego inaugural, México no lograba romper el 0-0 frente a una opaca escuadra francesa. El Tri no tenía demasiada profundidad ni gozaba de claras ocasiones de marcar, hasta que Javier Hernández, relegado extrañamente al banquillo por Javier Aguirre, entró a los 62 minutos en lugar de un inoperante Guillermo Franco.

Apenas puso los pies en la cancha, ‘Chicharito’ aprovechó un largo servicio de Rafael Márquez para eludir al guardameta Hugo Loris y marcar el 1-0. El delantero, que apenas había sido transferido al Manchester United, celebró jubiloso y con dedicatoria, ya que emuló a su abuelo, Tomás Balcázar, quien también le había anotado a Francia en Suiza 1954.

México 2-0 Francia
Fecha: 17 de junio de 2010
Ciudad: Polokwane, Sudáfrica
Estadio: Peter Mokaba
Goles: (MEX) Javier Hernández 64’ y Cuauhtémoc Blanco, de penal, 79´

7.- Si hubiera entrado el 2-0…

Pocos equipos mexicanos han generado más emociones en un Mundial que el de Manuel Lapuente en Francia 1998, evento en el que cerró la primera fase de manera invicta, pese a haber estado en desventaja ante Corea del Sur (0-1), Bélgica (0-2) y Holanda (0-2). Lo increíble es que con el viento a favor, pues le ganaba 1-0 a Alemania en los octavos de final, no supo rematar al gigante dormido.

Luis Hernández, quien había puesto en ventaja al Tri, pudo sentenciar la historia en una jugada en la que un rebote le había dejado el balón con todo el marco alemán a su disposición. Pero en ese crucial momento, ‘El matador’ no fue tal y, al final, Alemania se repuso y mandó a los nuestros de regreso a casa.

México 1-2 Alemania
Fecha: 29 de junio de 1998
Lugar: Montpellier, Francia
Estadio: La Mosson
Goles: (MEX) Luis Hernández 47´; (ALE) Jurgen Klinsman 75´y Oliver Bierhoff 86´

6.- La maldición de los penaltis

Son un auténtico trauma nacional. Dos series de penales, en 1986 y 1994, han atentado contra el amor que existe en México por el futbol. A 12 pasos de la trascendencia han muerto millones de ilusiones.

México sólo pudo anotar dos de siete penas máximas en las series decisivas ante Alemania Federal, en Monterrey, y Bulgaria, en New Jersey. Manuel Negrete y Claudio Suárez son los únicos acertantes en una suerte maldita que mutiló el alma. Fernando Quirarte y Raúl Servín en 1986, así como Alberto García Aspe, Jorge Rodríguez y Marcelino Bernal en 1994, causaron con sus fallas muchas de las peores pesadillas que han afectado el buen dormir de los mexicanos.

México 0-0 Alemania*
Fecha: 21 de junio de 1986
Ciudad: Monterrey, Nuevo León
Estadio: Universitario
(*) Ganó en penaltis 4-1

5.- Jugar como nunca… y perder como siempre

Pocas exhibiciones ha dado el Tricolor como aquella del conjunto de Ricardo La Volpe, que no había hecho un buen Mundial, mas dejó un grato sabor de boca justo cuando fue eliminado. Y es que México no sólo le hizo un partido más que serio a Argentina, incluso, estuvo cerca de vencerle.

El duelo, jugado de igual a igual, se tuvo que ir a tiempo extra y se definió por una genialidad de Maxi Rodríguez, quien firmó el mejor gol de su carrera con un disparo imposible para Oswaldo Sánchez y cualquier otro portero. Pese al resultado, cuesta no tener un buen recuerdo de esa derrota.

México 1-2 Argentina
Fecha: 24 de junio de 2006
Ciudad: Leipzig, Alemania
Estadio: Red Bull Arena
Goles: (MEX) Rafael Márquez 6’; (ARG) Hernán Crespo 10’ y Maxi Rodríguez 98’

4.- Empate inverosímil

Holanda arrasaba a México en la primera media hora de partido, incluso, mereciendo un marcador más amplio que el 2-0. Después, el talentoso equipo de Guus Hiddink entendió que no era necesaria tanta saña y conectó el piloto automático, en pos de guardar fuerzas para lo que venía.

Pero el rebelde conjunto de Lapuente no dejó de luchar y el veterano Ricardo Peláez hizo el 1-2 a los 75 minutos, para que luego, cuando el tiempo expiraba, en un arrebato de orgullo y vitalidad, Luis Hernández asegurara la clasificación a la siguiente ronda, anotando el 2-2 en el arco de Erwin Van der Sar, lo que conmocionó a todo un pueblo.

México 2-2 Holanda
Fecha: 25 de junio de 1998
Ciudad: Saint Etienne, Francia
Estadio: Geoffroy Guichard
Goles: (MEX) Ricardo Peláez 75´ y Luis Hernández 94´; (HOL) Phillip Cocu 4´y Ronald de Boer 18´

3.- Borgetti nos hace soñar

De no ser por el gol de Alessandro Del Piero, que empató el duelo a cinco minutos del final, este momento estaría aún en un mejor sitio. Y es que el golazo de Jared Borgetti, con un cabezazo plástico e impecable, aunque poco ortodoxo, es difícil olvidarlo.

México, que había vencido a Croacia y Ecuador, hacía un partido brillante frente a Italia y ganaba tras un preciso servicio de Cuauhtémoc Blanco, rentabilizado a la perfección por el delantero sinaloense, luego de 17 toques de balón sin intervención de los europeos. Pero ‘La Squadra Azzurra’ sacó el colmillo y supo arrebatarle un punto al cuadro nacional.

México 1-1 Italia
Fecha: 13 de junio de 2002
Ciudad: Oita, Japón
Estadio: Gran Ojo
Goles: (MEX) Jared Borgetti 34’; (ITA) Alessandro Del Piero 85’

2.- Cuauhtémoc y el gol imposible

El partido se había puesto cuesta arriba por la temprana expulsión de Pavel Pardo y los goles de Marc Wilmots, a los 43 y 47 minutos. Bélgica ganaba 2-0 cuando el intenso calor de Burdeos empezaba a ser insoportable y nada hacía prever la reacción mexicana, comandada por un penetrante Jesús Arellano, que ingresó al campo con el inicio de la segunda parte y volvió loca a la defensa belga.

Tras un penalti bien ejecutado por Alberto García Aspe (55’), las esperanzas verdes renacieron. El gran momento se produjo a los 62 minutos, cuando con un acrobático y extraño remate, Cuauhtémoc Blanco mandó el balón al fondo de la meta de Filip de Wilde, que nunca entendió la pirueta del mexicano, que contra toda lógica marcó a su primer poste para igualar el marcador.

México 2-2 Bélgica
Fecha: 20 de junio de 1998
Ciudad: Burdeos, Francia
Estadio: Lescure
Goles: (MEX) Alberto García Aspe de penal 55’ y Cuauhtémoc Blanco 62’; (BEL) Marc Wilmots 43’ y 47’

1.- Un gol ‘de placa’

Por su belleza, pero también por su valor, la obra magna de Manuel Negrete, que vive en la memoria colectiva del país y en una placa conmemorativa en un muro del Estadio Azteca, resulta difícil de igualar.

Estética y efectividad entregaron una de las postales mexicanas más notables en la historia de las Copas del Mundo, y no sucedió en un partido cualquiera, sino en el único triunfo mexicano en un juego de fase decisiva y, para más emotividad, en el Estadio Azteca, donde más de 100 mil mexicanos gozaron con locura.

Nunca antes y nunca después pudo ganar México un partido de octavos de final en un Mundial. El gol de Negrete, sin duda, es uno de los más hermosos de todos los Mundiales.

México 2-0 Bulgaria
Fecha: 15 de junio de 1986
Ciudad: Distrito Federal
Estadio: Azteca
Goles: (MEX) Manuel Negrete 35’ y Raúl Servín 61’

Relacionadas

Comentarios