'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Claves de Oribe para ganar: Fuera egos y fijar objetivo

El artillero letal del Tri sabe que para corresponder la fe ciega de los aficionados, la Selección debe jugar como equipo y dejar de lado los individualismos.

09-06-2014, 12:45:41 PM
Claves de Oribe para ganar: Fuera egos y fijar objetivo
Ricardo M. Sánchez Luna y Alexando Santos

Tras
una complicada carrera profesional, en la que sufrió el desprecio de varios
equipos y entrenadores, Oribe Peralta
por fin estará en una Copa del Mundo y lo hará como el referente goleador de México. El delantero buscará probar, a sus 30
años de edad, que esta oportunidad no le llega tarde, sino en el momento
indicado. Y tras una compleja eliminatoria conoce bien a los rivales y lo que el equipo mexicano necesita para ganar.

Existen
pocas historias en el futbol que realmente reflejen los sacrificios y la
entrega que debe poner un jugador para escribir su nombre con letras de oro. En
México, la de Oribe Peralta es una de ellas, debido a que su ruta hacia la cima
estuvo llena de dificultades y alejada de los reflectores.

Nacido
en el modesto poblado de La Partida, en Torreón, Coahuila, Peralta Morones es
uno de los hombres que se ha ganado un lugar indiscutible en la Selección
Mexicana, gracias al trabajo constante y sus buenas actuaciones a lo largo de
la eliminatoria mundialista, sobre todo, en los duelos de repechaje
contra Nueva Zelanda
, donde se destapó para marcar cinco de los 10 goles
con los que concluyó el proceso.

‘El
Hermoso’ tiene ahora ante sí el reto de llegar en plenitud a la máxima fiesta
futbolística. “Creo que si trabajas y vas
planteándote metas, confiando en que todo va a salir como tú quieres, tarde o
temprano te llegan las cosas”, asegura Peralta a Four Four Two, en las instalaciones
del Territorio Santos Modelo.

Y es
cierto. Oribe ha desarrollado su carrera por etapas hasta ser hoy, quizá, el artillero más letal del balompié mexicano.
Pero, ¿qué pasa por la mente de un jugador que llega a un Mundial? ¿Se cuida de más para evitar una lesión que pueda privarlo de su
recompensa?
“Nunca
me he cuidado; para nada”, ataja de inmediato. Para mí, lo principal es hacerlo
bien en el juego que estoy y, después, las consecuencias serán otras. Siempre
que me entrego y que pongo lo máximo por lo que quiero, sé que las cosas van a
ir bien”.

“Doy el máximo por el partido que estoy jugando, porque
no sé si vaya a llegar a los demás.”

Juegos Olímpicos, una victoria

La
seguridad que tiene Oribe no es mera casualidad. El lagunero está acostumbrado
a vencer obstáculos, por lo que se ha forjado una mentalidad inquebrantable. Muestra de ello fue el camino que siguió
rumbo a la conquista de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres
2012. Al verse en el primer lugar del podio, con la presea colgada en el cuello
y el Himno Nacional de fondo, una sola idea atravesó su mente: “Que había valido la pena sacrificar tantas
cosas”.

“Estuve
lesionado y a punto de no ir, pero preferí quedarme a hacer la rehabilitación
para llegar bien a los Olímpicos. Sacrifiqué las vacaciones que tenía
pagadas con mis hijos y preferí quedarme para buscar lo que realmente
valía. Antes de irme [a Londres] le dije a mi papá que iría por una medalla;
también a mis hijos se los comenté. ¡Y sucedió!”, relata, junto a una curiosa
anécdota:

“Mi
esposa compró sus pasajes antes de irnos y me dijo: ‘Yo me regreso un día
después de la Final’. Y le pregunté: ‘¿Pero cómo? ¿Por qué? Si nada más tenemos
tres partidos. No sabemos si vamos a pasar a la siguiente fase’. Y ella
contestó: ‘Pues no sé cómo le vas a hacer. Yo tengo mi boleto de regreso hasta
ese día’. Entonces fue como si me dijera: ‘Confío
en ti, sé que puedes lograrlo’”.

Una compleja eliminatoria

Imágenes de Andres Ignacio Benítez Vallejo

Esa fe
ciega que le profesó Mónica, su esposa, es la misma que ahora siente toda la afición mexicana de cara a Brasil 2014,
luego de adoptar al ‘Cepillo’ como ídolo, no sólo por sus dos goles en la Final
olímpica ante Brasil
, sino por su incansable esfuerzo en cada partido, sin
importar de qué competencia se trate.

“A lo
mejor [los aficionados] se ven reflejados en toda la entrega que ponen en su
trabajo; todo lo que hacen para salir adelante en el día a día lo reflejan ahí:
en cada jugada, en cada gol. Quizá sea eso”, sugiere el delantero del Santos
Laguna con su característica humildad.

Sin
embargo, el romance no fue tan dulce en las eliminatorias mundialistas, pues lo
que parecía un simple trámite para México se convirtió en una auténtica
pesadilla.

Las
críticas de los medios de comunicación y la propia afición, ante la incapacidad
de ganar en casa, complicaron aún más el panorama del Tri. “Sí te sientes
presionado. Yo soy de los que piensan que, cuando las cosas van mal, es muy fácil criticar en lugar de apoyar,
que es lo que más se necesita”, argumenta, para luego defender a los ‘europeos’
de todos los señalamientos que recibieron. “La culpa no fue de ellos. Creo que todos somos culpables, tanto los que
estábamos adentro, jugando, como los que estaban afuera. Pero también pienso
que si vas cambiando de entrenadores
cada dos partidos, la culpa ya no es del jugador; él sólo hace lo que puede por
su trabajo y por su deseo de ir al Mundial”.

El
favor recibido para rescatar el boleto al repechaje intercontinental es bien
conocido, pero, ¿a qué se debió la contundencia mostrada en la serie contra Nueva Zelanda? ¿El rival no era tan
complicado o el trabajo de Miguel
Herrera
fue tan efectivo?

“Lo que
pasó en el grupo fue que se hizo a un lado todo lo que había pasado. Dejamos
fuera el tormentoso camino a ese repechaje. Sabíamos que teníamos que
enfocarnos en esos dos partidos y que debíamos
ganarlos como fuera
”, explica Oribe, para quien debe hacerse lo mismo si
pretenden trascender en Brasil. “Tenemos que fijárnoslo [el objetivo más alto] y, ya estando en
el grupo que va a ir al Mundial, ponernos
todos en el mismo canal
, dejar de
lado los egos
, los individualismos,
para buscar el bien común: ganar el Mundial. Si pensamos de esa manera,
creo que es muy probable que nos acerquemos a esa meta y más probable que lo
ganemos”.

Los rivales de México

Tras
vivir en carne propia lo que implica competir contra los mejores y superarlos
gracias al esfuerzo colectivo, Oribe Peralta tiene suficiente autoridad para analizar a los contrincantes que habrá
de enfrentar México en el Grupo A: Camerún, Brasil y Croacia.

1. Camerún

“Nos
hemos enfrentado a equipos africanos
y sabemos que son muy rápidos, fuertes,
pero si les quitas la pelota, les puedes hacer mucho daño. Trataremos de
enfocarnos en eso, porque tenemos que pensar en ganar desde el primer partido”,
sostiene, en referencia al compromiso del próximo 13 de junio, ante ‘Los
Leones Indomables’, de quienes destaca en particular a un jugador, de hecho, su
colega. “[Samuel Eto’o] es un
jugador impresionante. Lo vimos en Barcelona, en el Inter, en Chelsea… Creo que
es muy completo y el líder de su Selección. Debemos tener cuidado porque, a
pesar de su edad, todavía es un muy buen futbolista”, advierte ‘El Cepillo’,

2. Brasil

El
jugado luce inmutable cuando se le sugiere que Brasil, de por sí un conjunto
histórico y poderoso, será todavía más difícil de vencer en casa.

“Sabemos que a Brasil se le puede ganar”.

 Ya lo hemos hecho varias veces. Conocemos cuáles son sus debilidades,
que si no los dejas jugar, es muy probable que se desesperen y que les quitemos
la pelota para hacerles daño. Creo que
ellos van a ser los presionados
y nosotros vamos a tratar de hacer lo que
nos toca para ganar ese juego”, establece sin titubeos e, incluso, va más allá.
“Son gente que tiene mucha calidad, pero no son nada del otro mundo, nada que
no hayamos enfrentado antes. No veo por qué no se les pueda ganar”.

3. Croacia

Si el
Tricolor juega sus primeros dos encuentros con la misma confianza que derrochan
las palabras de Peralta, seguro es que no llegará al último duelo, frente a Croacia, a jugarse la vida… ¿Pero si
no ocurre así?

“Esperemos
que ya estemos calificados para ese momento, pero tampoco debemos dejar nada al
azar. Ellos tienen jugadores importantes, casi todos están en las mejores Ligas del mundo, y son gente
con experiencia en Mundiales, pero vas a ver que contra México les va a ser
complicado. Yo creo que ellos están pensando exactamente igual sobre nosotros”,
asegura el goleador mexicano, a quien tampoco le asusta un eventual
enfrentamiento con España u Holanda,
campeón y subcampeón vigente, respectivamente.

“Sería
complicado, pero sabemos que cuando uno quiere conseguir algo importante, los
obstáculos son muy grandes. Tenemos que superar a cualquier rival y pensar así,
porque tenemos la calidad suficiente
para ganarles
”, concluye Oribe.

Relacionadas

Comentarios