'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Perspectivas: México, entre inflación e inversión

Las recientes medidas del BCE y Banxico contribuyen a elevar la liquidez de los mercados y modifican el panorama de su comportamiento a nivel global y local.

09-06-2014, 11:31:47 AM
Perspectivas: México, entre inflación e inversión
Luis Raúl Rodríguez Reyes, director de Análisis de Finamex Casa de Bolsa

La semana pasada se publicó información relevante sobre la actividad económica y empleo en Estados Unidos, la cual le da soporte a un escenario de crecimiento moderado en la economía estadounidense, consistente con la perspectiva de un retiro suave del estímulo monetario por parte de la Reserva Federal (Fed). Sin embargo, el impulso observado en los mercados, tanto los internacionales como en el mercado local, se dio por las sorpresas de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y de Banco de México.

Con respecto al BCE, la baja en la tasa de referencia y en la tasa marginal de depósito estaban ampliamente descontadas por el mercado, sin embargo, el anuncio de un mecanismo de estímulo por 400 mil millones de euros (TLTRO, por sus siglas en inglés), así como una postura a favor de continuar el estímulo por medio de otros instrumentos no convencionales, sorprendió al mercado.

Por su parte, el Banxico también sorprendió al mercado, que en las principales encuestas anticipaba que el banco central no modificaría la herramienta de política monetaria, disminuyendo la tasa de referencia en 50 pb, para dejarla en un nuevo mínimo histórico de 3.0%.

Estos movimientos contribuyen a elevar la liquidez de los mercados y modifican el panorama del comportamiento de los mercados financieros a nivel global y local.

Por ello, esta semana se espera que los mercados accionarios de países desarrollados se mantengan de laterales a la alza.

Por su parte, es posible que el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se mueva de lateral a la alza, apoyado por la política monetaria del Banxico.

En lo que respecta a la parte larga de la curva norteamericana, el nuevo escenario de política monetaria a nivel global podría llevar a la tasa del treasury de 10 años a comportarse de lateral hacia abajo en la semana. Es probable que las tasas en la parte larga de la curva mexicana también se muevan de lateral a la baja, conforme la liquidez fluye hacia mercados emergentes.

Esta semana es posible que la cotización peso-dólar fluctué en el intervalo de 12.80—13.15.

El principal riesgo que se observa para este escenario es un cambio en el escenario del retiro pausado del estímulo monetario de la Fed.

¿Qué esperar en México?

La semana pasada, el Banxico sorprendió al mercado reduciendo en 50 puntos base la tasa de interés de referencia, llevándola a un nuevo mínimo histórico de 3.0%.

El banco central mencionó en su comunicado que el bajo ritmo de crecimiento económico de México registrado en el último trimestre de 2013 persistió durante los primeros tres meses de 2014, y que se observó un dinamismo menor al que se previó en el más reciente informe trimestral.

De particular preocupación para el Banco de México fue la cifra del IGAE de marzo que, corregida por factores estacionales, presentó una variación mensual negativa. Finalmente, se mencionó que la inflación ha continuado disminuyendo para ubicarse recientemente alrededor de 3.5%, sin presentar efectos de segundo orden.

Como reflejo de todo lo anterior y en un escenario de holgura que persiste en la economía mexicana, Banxico redujo su tasa de referencia, aunque mencionó que no son recomendables disminuciones en el futuro.

Para esta semana, el dato económico más relevante es la inflación de mayo, la cual esperamos alcance -0.38% vs -0.35% (Precios al consumidor bajan 0.32% en mayo) esperado por el consenso.

Dentro de nuestro modelo, observamos una caída en los precios de algunas frutas y verduras, que se contrarrestan parcialmente con un aumento en el precio de la tortilla y el jitomate. Con respecto al dato de inflación subyacente, estimamos que esta se ubique en 0.08% que se compara contra el 0.06% esperado por el mercado.

Finalmente, se dará a conocer otra información, entre la que destacan, la inversión bruta fija de marzo, la cual estimamos que tenga un crecimiento de 3.2%; las ventas mismas tiendas del ANTAD de mayo, en donde proyectamos una alza de 3.9% y la producción industrial de abril, que esperamos que tenga un caída de 0.8%.

Estados Unidos, disminuye relevancia

La semana pasada fue muy positiva para los mercados accionarios estadounidenses. El S&P y el Dow alcanzaron nuevos máximos históricos, luego de las sorpresas en los datos de nómina no agrícola, tasa de desempleo, los índices ISM de manufacturas y servicios, y ventas de vehículos de mayo; así como las órdenes de fábrica de abril, que apuntan un repunte en la economía durante el segundo trimestre del año.

Adicionalmente, los mercados se vieron impulsados por las medidas anunciadas por el Banco Central Europeo para estimular la economía y enfrentar la baja inflación de la zona euro.

Para esta semana la agenda económica disminuye su relevancia, luego de los datos publicados durante la semana anterior. Entre los datos más importantes de la semana se encuentran las ventas minoristas de mayo, la confianza del consumidor preliminar de junio de la U. de Michigan, la inflación al productor de mayo y los inventarios de mayoreo de abril.

Con respecto a las ventas minoristas, se espera que el crecimiento se acelere en mayo, favorecido por las ventas de vehículos en el mes, el aumento en los precios de la gasolina, así como los datos positivos en las ventas comparables de algunas cadenas de tiendas como The Gap Inc y Walgreen’s. En cuanto al índice de confianza del consumidor de la U. de Michigan, se espera que se mueva al alza, apoyado por los máximos históricos en el S&P y en el Dow, así como por la recuperación en el mercado laboral.

En el dato de inflación al productor, se espera ver un repunte con respecto a la lectura negativa en abril, debido principalmente al incremento en los precios de la gasolina y del componente energético.

Por último, para los inventarios de mayoreo se espera un avance, aun-que en menor medida que en marzo, impulsado por el incremento en inventarios manufactureros y de automóviles, los cuales han sido respaldados con buenos datos de actividad en ambas industrias.

Europa, atenta a producción industrial

El BCE realizó la semana pasada con un corte en la tasa de referencia, de 0.25% a 0.15%, y en la tasa marginal de depósitos, de 0.0% a -0.10%. La decisión era ampliamente esperada por el mercado. Sin embargo, algo que no era esperado por los mercados era el lanzamiento de un programa de refinanciamiento de largo plazo, conocido como TLTRO, por 400 mil mde; así como la promesa de que se estaba trabajando en un estímulo cuantitativo, o programa de compra de activos, que se aplicaría en caso de ser necesario.

Esta semana el dato más relevante para el calendario europeo es la producción industrial de abril de Francia, Italia, y la zona euro. Se espera que en los tres casos se presente una expansión moderada.

La producción industrial de la zona euro podría beneficiarse del repunte en Alemania, Francia y España, luego de los descensos reportados en marzo debido a un efecto climático adverso.

Por último, se publica el índice Sentix de confianza de los inversionistas, el cual podría avanzar favorecido por la recuperación en los índices accionarios y por la reducción en las tensiones entre Ucrania y Rusia.

Relacionadas

Comentarios