'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Aplica la estrategia militar de Sun Tzu en tu liderazgo

El estratega de guerra vivió hace 2500 años, y hoy, sus tácticas son una biblia para managers y líderes en sus organizaciones.

04-06-2014, 12:20:01 PM
Aplica la estrategia militar de Sun Tzu en tu liderazgo
Altonivel

Relatan que su energía y poder fueron herencia de su padre. Sun Tzu, fue considerado
como un experto en estrategia militar tras alcanzar numerosas
victorias en el campo de batalla.

Después de 2500 años de legado, la referencia de este personaje ha trascendido a la milicia y hoy, es una lectura obligada para líderes y empresarios que ven en sus sectores, un escenario de táctica para sus movimientos estratégicos en sus organizaciones. 

¿Cuáles son las tres reglas de oro y los 26 mandamientos que te ayudarán a
empoderar tu liderazgo con base en los consejos de este estratega?

Tres reglas de oro para ser un gran líder

1. “ Si un comandante es sabio, podrá reconocer los cambios de las circunstancias y actuar de acuerdo a ellas”

Se
trata de humildad y flexibilidad. La flexibilidad debe formar parte de la visión de
un empresario, hay que estar preparados cuando la circunstancia amerite
un cambio de rumbo y tener la humildad para aceptar que te equivocaste.

Para el gran general, aceptar lo errores no era símbolo de debilidad, sino de grandeza, pues al saber aceptarlo su siguiente
decisión lo dirigiría al triunfo. 

Te recomendamos el e-book: ADN del nuevo directivo

2. “Si se es sincero, sus hombres no dudarán de la seguridad de sus premios y castigos”

Palabra
y ética. Cuando la cultura de nuestras empresas se ve reflejada en cada
uno de nuestros líderes, se crea un lazo de confianza entre cada
colaborador y, lo más importante, un sentido de pertenencia y fidelidad
hacia la empresa.

Sun Tzu no sólo se refiere a la sinceridad, como
palabra, también se refiere al actuar de los líderes de manera honrada y
justa ante sus subordinados. 

Te recomendamos leer: Director de Valor, el perfil del nuevo líder empresarial

3. “Si es humano, amará a la gente, simpatizará con los demás y apreciará sus esfuerzos”

El
propósito de cualquier líder no sólo busca dirección y mando, anhela
crear ambientes perfectos para un trabajo en equipo. La empatía no sólo
conlleva un reconocimiento a la persona, también genera sentido de
pertenencia colectivo, donde los triunfos y fracasos se asuman por cada
uno de sus integrantes.

El respeto, la libertad de expresión y la
comunicación con tu gente son esenciales para lograrlo. 

26 mandamientos de Sun Tzu para ser un gran líder

I. Un buen líder predica con el ejemplo, no con la fuerza. 

II. Un buen líder cree en sí mismo. 

III. Aparenta ser débil cuando eres fuerte y fuerte cuando eres débil. 

IV. Debes
estar preparado para las fortalezas y debilidades de tu enemigo. Si él
presenta una fuerza superior, evádelo. Si tu oponente es temperamental,
irrítalo. Finge ser débil para que su arrogancia pueda crecer. Si ve las
cosas sencillas, dale tregua. Si se une a otras fuerzas, sepáralas. 

V. El supremo arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar. 

VI. Si la mente está preparada, la carne seguirá y seguirá, aún con muchas carencias. 

VII. Los
guerreros victoriosos ganan primero y luego van a la guerra, mientras
que aquellos derrotados, primero van y luego tratan de ganar. 

VIII. Para conocer a tu enemigo, debes convertirte en él. 

IX. Mantén a tus amigos cerca y a tus enemigos aún más. 

X. Incluso la mejor espada hundida en agua salada, con el tiempo se oxida.

XI. Involucra a las personas con aquello que anhelan.

XII. Si
conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no necesitas temer el
resultado de cien batallas. Si te conoces pero no al enemigo, por cada
victoria también sufrirás una derrota. Si no conoces al enemigo ni a ti
mismo, sucumbirás en cada batalla. 

XIII. Ganará
quien sabe cuándo luchar y cuándo no hacerlo. Ganará quien sepa manejar tanto a
fuerzas superiores como inferiores. Ganará aquél cuyo ejército esté
animado con la misma fuerza en todas sus filas. Ganará quien tenga
paciencia para agarrar al enemigo desprevenido. Ganará quien tenga la
capacidad militar y no sea interferido por el soberano. 

XIV. Hay
que buscar la sutileza hasta en lo más firme. Hay que ser
extremadamente misterioso, incluso en el silencio. Así podrás ser el
director de la suerte del rival. 

XV. Estrategia sin táctica es el más lento camino a la victoria. La táctica sin estrategia es el ruido antes de la derrota. 

XVI. No hay más de cinco notas musicales, sin embargo, las combinaciones de éstas pueden ser infinitas. 

XVII. Cuando
el enemigo está relajado, haz que se mueva. Cuando esté lleno, mátalo
de hambre. Cuando se sienta establecido, haz que pierda sus
tierras. 

XVIII. Las oportunidades se multiplican a medida que parecen perdidas. 

XIX. Conócete a ti mismo y ganarás todas las batallas. 

XX. Muévete veloz como el viento y tan silencioso como éste. Ataca como el fuego y se prudente como la montaña. 

XXI. Deja que tus planes sean oscuras e impenetrables como la noche y cuando te muevas, cae como un rayo. 

XXII. Toda
guerra se basa en el engaño. Por lo tanto, cuando seas capaz de atacar,
hay que parecer incapaz de hacerlo. Al utilizar nuestras fuerzas, hay
que parecer inactivos; cuando estamos cerca, debemos hacer creer que
estamos lejos; cuando lejos, debemos hacerle creer que estamos cerca. 

XXIII. No hay ningún registro de un país que se haya beneficiado de una guerra prolongada. 

XXIV. La mayor victoria es aquella que no requiere batallas.

XXV. Trata a tus hombres como si fueran tus hijos amados y ellos te seguirán hasta el valle más profundo. 

XXVI. Construye a tu oponente un puente de oro cuando sea la hora de su retirada. 

¿Conoces
otras tácticas estratégicas de Sun Tzu que te ayudarán a ser un gran
líder? ¿Qué otras filosofías te gustaría que abordáramos?

Relacionadas

Comentarios