HistoriasMarketing

¿Cómo será la tienda del futuro?

A partir de los reportes Global Powers of Retailing y Consumer Products 2014, Deloitte hace una radiografía sobre la tienda del futuro.

02-06-2014, 7:22:49 AM
¿Cómo será la tienda del futuro?
Oliverio Pérez Villegas

A pesar de que el futuro ya nos alcanzó en diferentes renglones, aún es posible adelantar escenarios para llegar a lugares que aún no existen. Es por esto que Deloitte estableció un parámetro para sugerir cómo será al tienda del futuro, basado en los hábitos modernos del consumidor y en la forma en que las distintas marcas se han empoderado del mercado y establecido algunas de las reglas del juego.

A partir de los reportes Global Powers of Retailing y Global Powers of Consumer Products 2014, la firma consultora hace un análisis pormenorizado de las claves que rigen la industria del retail a nivel global, pero con especial atención en México. Además destaca algunas de las principales tendencias entre los consumidores y su impacto en el mercado en un futuro cercano, las perspectivas económicas y los posibles efectos que tendrán tanto para las personas como para las marcas.

Así que antes de entrar de lleno a las características que tendrá la tienda del futuro según Deloitte, Ira Kalish, director global de Economía de la firma, hace hincapié en que estas tendencias estarán enfocadas, sobre todo, en tres rubros que inevitablemente verán una notoria evolución hablando de retail y de consumo: en el sector energético, el de transportación y telecomunicaciones, “mismos que modificarán los hábitos de consumo y de interacción con las empresas”.

5 claves hacia la tienda del futuro

Basada en la oferta de una experiencia de compra innovadora e interesante, la tienda del futuro que vislumbra Deloitte deberá poner especial atención en una atención interactiva con sus clientes, en un trato personalizado y en un intercambio multicanal, pues en tanto la tecnología y el mundo digital le siguen dando el poder a los consumidores, las marcas tendrán que estar más a su alcance; y quienes no lo hagan se perderán la oportunidad de interactuar en un terreno uno a uno.

1. Por un consumidor informado

Si bien algunas tendencias como el showrooming o el alcance tecnológico de los consumidores, que cada vez es mayor, podrían representar una amenaza para el sector retail, la verdad es que el común denominador es la motivación de estas personas, cuya principal necesidad e interés radica en la información, es decir, en todo lo que desean y necesitan saber sobre los productos y servicios que van a consumir.

Clave de marketing. Deloitte es claro cuando afirma que un usuario empoderado es un usuario informado, razón por la que tu tienda del futuro debe estar sustentada por la mayor cantidad de información que le puedas ofrecer a tus clientes en cualquier canal y prácticamente en cualquier dispositivo. NO escatimes en datos y no escondas información. Los usuarios que hoy crean tendencia y que serán los que mañana se encarguen de empoderar a tu marca son los que hoy agradecen y ponderan a las marcas que informan.

2.  Por un usuario global

La competencia de tu marca ya no está en la tiendita de la otra esquina, ni en la zona por donde se mueve tu target, ya que (una vez más) los usuarios empoderados han hecho que su mundo sea completamente global a través de sus dispositivos inteligentes, razón por la que ya no estarán limitados a elegir entre las opciones más cercanas en el terreno físico. En la tienda del futuro las personas compran sin importar la cercanía geográfica con una tienda.

Clave de marketing. Apostarle a la tecnología para ofrecer lo mismo en distintos canales no sólo te beneficiará en retener o fidelizar a tus clientes, sino en la posibilidad de conquistar nuevos nichos de mercado y contar con una tienda del futuro capaz de competir contra prácticamente cualquier competidor que también haya hecho su mudanza a los gadgets de la audiencia.

3. Los usuarios vigilan su economía

Este punto no necesariamente afirma que ayer u hoy las personas no cuidaran sus respectivas economías, sino que de manera particular en la esta tienda del futuro, comprar bien o comprar mejor se convertirá en un aspecto fundamental a la hora de elegir entre una y otra marca. Recordemos que está mejor informado y que si un producto tiene un mejor costo en dicha tienda, ahí lo comprará, pues el margen de maniobra que le da la tecnología le permite comprar 10 productos en 10 minutos en 10 tiendas distintas.

Clave de marketing. No pretendas recuperar tu inversión tecnológica con las primeras compras, ya que esto podría repercutir de forma negativa en tus arcas. La tarea de benchmarketing será fundamental para tener una idea general de precios, no así de estrategias, ya que el valor agregado que puedes ofrecer a tus clientes está en la experiencia, en la atención al cliente, en el diálogo y en la interacción multicanal que gane la decisión del consumidor final.

4. Un usuario con hábitos saludables 

Deloitte no sólo habla de tendencias fitness sino de comportamientos saludables en general. Salud física, salud mental y hasta salud social son algunas de las prioridades del consumidor de la tienda del futuro. Así que si aunamos los puntos anteriores veremos que la información, globalidad y el ahorro pueden desembocar en una tienda preocupada por cuidar a sus clientes; cuidar de su salud y de sus finanzas personales. Esto lo agradecen las personas y eligen a una marca que les pueda hablar en este terreno sin mayor intención que procurarle (una vez más) una experiencia nueva, distinta y mucho más placentera a la hora de comprar.

Clave de marketing. Esta recomendación está anclada en la industria desde hoy, pero es importante hacer hincapié en que una marca preocupada por vender antes que en satisfacer no tendrá muchas oportunidades para ser elegida por las personas. Es más, podemos verlo así: una marca saludable busca y procura la salud de su target, de tal manera que la simbiosis entre uno y otra sea algo mucho más íntima que una relación meramente mercantil.

5. Clientes preocupados por marcas ecoamigables

Ser o tener una tienda ecoamigable no es necesariamente ser una marca que comercialice productos sostenibles. Y a esto se refiere la quinta tendencia hallada por Deloitte, a las tendencias verdes y ecoamigables, las mismas que pueden estar asociadas con activaciones en los puntos de venta, en el packaging, en patrocinios, pero sobre todo en una filosofía completamente verde y transparente respecto a un verdadero greenmarketing y no sólo un greenwashing.

Clave de marketing. Para conquistar no sólo a los consumidores Lohas sino a los consumidores cada vez más empoderados, un valor agregado también será echarle un vistazo a las principales tendencias verdes en cada sector. Así que ser ecoamigable es la recomendación. De elegir este camino, es importante establecer que se trata de hacer un compromiso con el ambiente, no con las personas; el engagement es la consecuencia, no el medio ni el fin último.

Si quieres revisar con mayor detalle los reportes Global Powers of Retailing y Global Powers of Consumer Products 2014, de Deloitte, lo puedes hacer en este enlace.

¿Cómo imaginas la tienda del futuro? ¿Qué consideras que deben hacer las marcas para adelantarse a nuevos escenarios?

Relacionadas

Comentarios