ActualidadHistorias

Economía de Brasil se frena en el 1T, cae inversión

La economía de Brasil creció un 0,2% en el primer trimestre, la inversión bajó un 2,1%, mientras que el consumo de los hogares cayó un 0,1%.

30-05-2014, 10:49:26 AM
Economía de Brasil se frena en el 1T, cae inversión
Reuters

La economía de Brasil se frenó en el
primer trimestre, ya que las inversiones cayeron con fuerza y las
fábricas recortaron su producción, resultados que golpearon las
pretensiones de reelección de la presidenta Dilma Rousseff.


La economía de Brasil creció un 0,2 por ciento en el primer
trimestre desde el trimestre anterior, informó el viernes el estatal
Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).


El resultado del primer trimestre estuvo en línea con las expectativas del mercado, según un sondeo de Reuters.


Las cifras del PIB para el primer trimestre se comparan con el
crecimiento de 0,4 por ciento del cuarto trimestre, dato revisado desde
la expansión de 0,7 reportada en el informe de febrero.

El dato se revisó como consecuencia de la alteración reciente
en la composición de la serie de la producción industrial, indicó el
IBGE, que revisó además la expansión en 2013 a un 2,5 por ciento, desde
el 2,3 por ciento informado inicialmente.

En comparación al año previo, la economía creció un 1,9 por ciento en el primer trimestre, dijo el IBGE.

Los números exponen que los preparativos para el Mundial han
aportado poco, si es que algún, impulso para la alicaída economía de
Brasil. Te recomendamos leer: Copa de Brasil, la más cara pagada con fondos públicos.

 

El crecimiento de la economía del país ha sido irregular desde
2011 pese a las incontables medidas de estímulo impulsadas por el
gobierno de Rousseff, lo que hace temer un estancamiento prolongado para
una economía que hasta no hace mucho estaba entre las más dinámicas del
mundo.

La industria se contrajo un 0,8 por ciento en el primer
trimestre, cuando tasas de interés de dos dígitos y la baja confianza
empresarial
se sumaron a una inflación persistentemente alta y una
infraestructura inadecuada. 

La inversión bajó un 2,1 por ciento, mientras que el consumo de
los hogares cayó un 0,1 por ciento. La demanda, en tanto, se mantuvo a
flote gracias al gasto del Gobierno, que creció un 0,7 por ciento
respecto al cuarto trimestre.

Con la confianza de la industria en su nivel más bajo desde la
crisis de 2008 y 2009 y el gasto del consumidor mostrando indicios de
moderación, los economistas dicen que la economía de Brasil se podría
frenar más.

La mediana de los pronósticos en un sondeo semanal del Banco
Central
proyecta que la economía de Brasil crecerá apenas un 1,6 por
ciento este año, bajo el 2,5 por ciento del año pasado, según datos
revisados al alza.

El débil crecimiento fue una razón clave detrás de una rebaja del crédito de Standard & Poor’s de comienzos de este año.

La calificación de deuda de Brasil actualmente está a apenas un escalón por sobre el estatus “especulativo”.


 

Relacionadas

Comentarios