HistoriasManagement

Lecciones de liderazgo de Cuauhtémoc Blanco

Fuera de la cancha, el futbolista puede representar un ejemplo de liderazgo, y un especialista te dice cuál son las características que destacan a este ‘héroe del pueblo’.

28-05-2014, 6:46:53 AM
Lecciones de liderazgo de Cuauhtémoc Blanco
Tatiana Gutiérrez

Con un historial de 22 años en las canchas de futbol, este 28 de mayo Cuauhtémoc Blanco –también conocido como “El Temo”– dirá adiós a la Selección Mexicana, equipo al cual ya no regresará a jugar en lo que aún queda de su extensa y exitosa carrera en el balompié.

Futbolista, actor, amante de la fama, comentarista y empresario; el “Tiburón Blanco” se ha encargado de atraer siempre los reflectores sobre él, ¿pero qué es lo que ha hecho de este deportista una figura pública? ¿Cuál ha sido su papel dentro y fuera de la cancha? ¿Qué podemos hablar sobre su liderazgo?

A pesar de ser una persona controversial, Blanco ha pasado a la historia del futbol mexicano por ser un destacado jugador, que como pocos llegó a la cancha para brillar en lo que hace de manera nata. Su amor por la camiseta y su estrategia para derrotar al contrincante son unas de las características más representativas de su persona. 

Ni amor ni odio, solo el héroe del pueblo

El ex jugador del club América siempre deja de qué hablar: sus declaraciones inoportunas, su mal lenguaje y su carácter volátil ante la presión lo han llevado a tener su propio historial de peleas con otros jugadores, comentaristas e incluso uno que otro fan.

Una de las riñas más recordadas del jugador fue la del 8 de marzo de 2003, cuando al finalizar el partido entre América y Veracruz, Blanco dio un puñetazo al periodista deportivo David Faitelson. Aunque después fue obligado a pedir disculpas, el arranque del futbolista lo llevó a ser multado por la Federación Mexicana de Futbol y a estar en primera plana de los periódicos nacionales.

Pero nada parece importar, “El Cuauh” también ha ganado su lugar como héroe del pueblo. La gente lo adora, no sólo por su gran capacidad futbolística, sino por representar el sueño de cualquier mexicano –el pobre que se convierte en rico y famoso.

Salido el barrio de Tepito y procedente de una familia de escasos recursos, Blanco pasó de jugar las “cascaritas” en su barrio a ser catalogado como uno de los mejores jugadores en la historia de la Selección Mexicana y el club América. 

Pero a pesar de todo, este personaje “con garra” deja una gran lección dentro y fuera de la cancha: que sí se puede.

El liderazgo de “El Cuauh”

Eric Olavarrieta, consultor en Identidad Deportiva, asegura que el liderazgo de este personaje va más allá de sus berrinches en la cancha y su malhumorado contestar. “Ha creado una identidad y una imagen del hombre del pueblo y como profesionista es un gran jugador, pero sus capacidades de liderazgo son limitadas para el medio en que se desenvuelve, no ajenas –pues donde creció son inherentes, pero sí limitadas a la hora de hablar de un jugador”.

Éstas son las características que cualquier jugador o profesional podría tomar como ejemplo:

1. Un gran motivador

Dentro y fuera de la cancha se ha caracterizado por su convivencia con los jugadores. “Es una persona muy transparente, no necesita fingir algo que no es; habla, dice y hace sin pensarlo dos veces. Es un jugador que ha incentivado el trabajo en equipo en la Selección”, apunta el especialista.

“Ahorita lo más importante es la convivencia con ellos y guiarlos, sí son mis hijos. Bueno, algunos”, comentó el ex jugador del Tri en una conferencia de prensa previa al partido contra Uruguay en 2010. 

Decisión y coraje, el lema de “El Temo”

El 8 de octubre del 2000, con una carrera en plenitud y recién llegado de España, Blanco vivió una de las peores experiencias de cualquier futbolista dentro de la cancha: en el partido contra Trinidad y Tobago, el defensa trinitario Ansil Elcock realizó una fuerte entrada al jugador mexicano, la cual le causó el rompimiento de los ligamentos de la rodilla y le alejó por un periodo extenso de las canchas, sin embargo, regresó.

La decisión y coraje no sólo se reflejan en sus múltiples peleas –dentro y fuera de la cancha, sino que también lo han caracterizado por jugar así: si juega lo hace con todo. 

Sé transparente

“Yo creo que se equivocó (Miguel Herrera), hay que tener humildad, y lo más importante, hay que saber reconocer cuando un equipo es mejor. Si yo fuera el entrenador del América hubiera dicho: ‘el León nos pasó encima, nosotros no pudimos'”, fueron las palabras del ícono americanista después de que el técnico azulcrema se quejara tras ser derrotado en la final del Torneo Apertura 2013 contra el equipo esmeralda.

Para muchos una ventaja, para otros su peor característica; el defensa es reconocido por decir lo que piensa frente a quien sea y donde sea. Sus fuertes declaraciones le han llevado a ser el protagonista de peleas mediáticas.

Hace unos días declaró que Rafa Márquez, capitán de la Selección Mexicana, no tiene las características necesarias para ser un líder. “¿Qué puedes esperar de Cuauhtémoc? Si me hubieras dicho que viene de una persona educada o seria, que es ejemplo fuera de la cancha, pues igual y sí, pero de Cuauhtémoc, no pasa nada y da igual”, fue la respuesta del jugador del León a los comentarios de su ex compañero en el Tri.

Si eres bueno en lo que haces, ¡Hazlo!

Lejos de su personalidad versátil, Cuauhtémoc Blanco ha sido un gran ejemplo de que se necesita pasión por lo que haces para ser exitoso y reconocido:

“Obviamente que Cuauhtémoc es un jugador contrastado, sabemos que tiene muchísima calidad y que hace diferencia aquí en la Selección. Hay un grupo grande de jugadores aquí que tienen muchísima calidad y que lo pueden suplir, a lo mejor con otras características, las características de Cuauhtémoc para mí son únicas”, declaró el también futbolista Gerardo Torrado en 2009. 

Pregonar con el ejemplo

“Él no se basa en el discurso, es un jugador que deja en claro que el decir, puede estar muy lejos del hacer; es por ello que no lo piensa, él lo ejecuta (…) podemos encontrarnos con líderes de palabra, pero él es todo lo contrario, es una persona de hechos. Muy criticado, pero lo ha cumplido”, menciona Olavarrieta.

¿Qué opinas de este jugador? ¿Crees que es un gran líder? ¿Cuáles son las características de liderazgo que podrías aprender de él?

Relacionadas

Comentarios