'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Francia y las piezas para aumentar su liderazgo mundial

Este país quiere restaurar relaciones con zonas estratégicas como África y América Latina. Se prevé que con México se duplique el comercio hacia 2017.

26-05-2014, 1:26:55 PM
Francia y las piezas para aumentar su liderazgo mundial
Gerardo Yong

Francia ha iniciado una nueva campaña con la que busca fortalecer su liderazgo internacional a
través de la consolidación de nuevas formas de cooperación en materia
de seguridad global, así como políticas de desarrollo regional, y la
restauración de relaciones con zonas estratégicas como África y América
Latina.

Y es que las potencias occidentales siguen marcando el rumbo de la economía mundial, pese a la crisis financiera que afecta a la comunidad internacional. En ese sentido, Francia es un caso, cuya influencia es determinante en el avance económico global. 

Basta echar una breve mirada a la historia contemporánea de ese país para comprobar que el pueblo galo sigue manteniendo un estatus de líder mundial.  No es para menos: Francia ha sido el modelo de nuestra civilización contemporánea en lo político, económico y cultural.

Las tres divisas de la Revolución francesa: Libertad, Igualdad y Fraternidad, han sido la base de la mayoría de las constituciones que han dado origen a los países de nuestro tiempo. 

Sin embargo, si a uno le preguntaran: ¿qué es lo primero que se viene a la mente cuando se piensa en Francia? Muchos seguramente señalarán esa torre esquelética construida por Eiffel, el Arc de Triomphe, que representa las hazañas de Napoleón, o tal vez el exótico Moulin Rouge.

El colonialismo francés

A diferencia de otras potencias colonialistas, como Holanda (que no permitía a los nativos que aprendieran su lengua para un mayor control sobre ellos, recuérdese el apartheid en Sudáfrica), Francia siempre se preocupó por imponer su lengua en todas sus colonias.

La idea no era simplemente aumentar la comunicación idiomática, sino extender el gusto por una lengua que, en la actualidad, está considerada como de las más bellas del mundo. Es por ello que el idioma se asentó en los cinco continentes, conformando un vasto cinturón de influencia no solo francesa, sino europea.

El pasado 20 de marzo fue, de hecho, el día en que se conmemora a la francofonía, es decir, a todos aquellos países que adoptaron el francés como lengua materna, quienes la tienen como idioma secundario y, sobre todo, aquellas naciones que estuvieron relacionadas con la ideología francesa, ya sea por la influencia cultural, por la tendencia política o por la expansión colonialista.

Curiosamente, México tiene una fuerte herencia francesa, debido a esas tres razones. Solo hay que echar un vistazo al Centro Histórico de la Ciudad de México para comprobar las décadas de influencia arquitectónica gala que prevaleció durante el régimen de Porfirio Díaz.

Edificios como el Palacio Postal, el del Puerto de Veracruz (hoy Palacio de Hierro) en 20 de Noviembre y el Palacio de Bellas Artes, sin mencionar el Ángel del Paseo de la Reforma, que fue un regalo de Francia a México para conmemorar su independencia, son de los más emblemáticos.

El ambiente cultural de esa época fue dominada por la corriente positivista, creada por el filósofo francés August Compte, y su influencia se dejó sentir en el pensamiento del intelectual mexicano Gabino Barreda, primer director de la Escuela Nacional Preparatoria y, ni más ni menos, que uno de los alumnos del consagrado pensador galo.

Francia, potencia mediana

Hoy por hoy, Francia se considera una potencia mediana, con un poder ciertamente fuerte, pero no dominante. El grueso de su influencia radica en su papel protagonista, al lado de Alemania, que tiene en la Unión Europea, considerado como el bloque político y económico más grande del mundo.

El consultor en economía, Patrick Allard, está seguro que Francia seguirá siendo un parteaguas en el rumbo de las finanzas, así como un modelo cultural a seguir en la comunidad internacional.

“Yo pienso que Francia es una economía sólida, pese a lo que se diga sobre la crisis actual. El país tiene un alto nivel de ingreso, apoyado por un capital fuerte y con recursos humanos que cuentan con promedio educacional muy alto.

“Tenemos  muchas empresas de servicios financieros que son  poderosas en el mundo. La banca francesa es una de las más importantes del mundo, con una gran actividad internacional y sistemas de inversión que intervienen directamente en los mercados.”

Allard, quien pasó varios años trabajando en el Ministerio de Asuntos Extranjeros y Europeos y actualmente realiza evaluaciones económicas para el gobierno francés, asegura que la actual crisis económica que está afectando a la Unión Europea se debió a una causa distinta a los tradicionales contagios bursátiles que ocurrían a finales de los años 90 y principios de este siglo.

“Por razones no muy originales, en relación a otros países occidentales y desarrollados, hemos conocido esta crisis de una manera muy fuerte en 2007 y 2008 y no fue tanto el fenómeno de contagio, sino más bien un fenómeno de directa implicación, ya que nuestros bancos estaban muy comprometidos y, por lo tanto, muy expuestos a la crisis con Estados Unidos en el comercio exterior por los créditos que se hacían en dólares -comenta-.

“Hay que destacar que los bancos europeos no tienen dólares; así que requieren realizar préstamos a corto plazo. Como puede verse, era un riesgo que resultó considerable. Se había escogido el corto plazo porque la tasa era más baja. Es por eso que la crisis estadounidense tuvo un efecto inmediato en las dificultades de financiamiento de los bancos europeos y se desató la crisis europea.”

Allard explica que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia no solo aborda los temas externos concernientes al país, sino que trata de ver las cosas con una prospectiva no de días y semanas, sino más allá.

“Nuestros expedientes sirven mucho a otros países como EU y Alemania. Tratamos de identificar las tendencias mundiales en temas geográficos, económicos y financieros. En realidad, esta institución tiene un impacto muy fuerte en las decisiones del presupuesto europeo”, añade.

Mirando hacia el sur

Para Céline Antonin, asesora económica del Observatorio Francés en Temas Económicos, otro organismo que realiza análisis económicos para EU y la Unión Europea, la crisis europea aún seguirá siendo fuerte en el corto plazo.

“Prevemos que el comercio internacional irá bajando entre el 2012 y el 2014, por lo que Francia tendrá que buscar alternativas para recuperar su estabilidad financiera y fortalecer su liderazgo en la Unión Europea.”

Precisamente, una de las estrategias que Francia ha adoptado para tratar de revertir los efectos de la crisis global es regresar a la zona que durante la primera mitad del siglo XX fue su abastecedor colonial: la África subsahariana.

Esta región, al igual que América Latina, son fuentes de recursos naturales que en un momento de crisis global como la actual pueden hacer una diferencia notable no solo por las materias primas que poseen, sino por el repunte que han empezado a tener sus mercados, caracterizados por una gran población de consumidores y por un sistema manufacturero de bajo costo

Sin embargo, Céline teme que esta decisión haya sido tomada un poco tarde, ya que China les lleva una fuerte ventaja en lo que respecta a inversión y acuerdos de cooperación industrial y comercial en el continente africano.

No obstante, también considera que puede ser un aspecto del que París podría beneficiarse, precisamente porque la ayuda china ha iniciado un camino para la pavimentación económica en sus ex colonias africanas, algo que le facilitaría a Francia el camino comercial en la región.

Creemos que en los próximos 50 años, África será el centro del mundo. Prevemos que habrá un gran surgimiento de consumidores, precisamente en esa zona que ahora es considerada como la más pobre del mundo: eso se debe a la intensa inversión que China realiza en diversos sectores que ayudarán a que la África subsahariana eleve su productividad y su comercio de materias primas de una forma impresionante.

De seguir así esa tendencia, China seguirá creciendo a un ritmo muy alto. Pensamos que la crisis solo le impactará levemente, es decir, cuando mucho la hará bajar de un 10 a un 8%”, afirma la especialista del gobierno francés.

Ante esta situación, uno se preguntaría entonces: cuál sería la estrategia que Francia seguiría para sortear los problemas financieros globales.

¿Y México?

La relación entre México y Francia se agudizó a fines de la primera década del siglo XXI, debido al caso Florence Cassez, ciudadana francesa que fue sentenciada en 2005 a 60 años de prisión por secuestro en nuestro páis. Estuvo presa siete años, en los que la relación bilateral se llegó a tambalear en varias ocasiones.

La visita del presidente Francois Hollande a México, realizada del 10 al 11 de abril, no solo sirvió para destacar la posición internacional de nuestro país, sino también para poner fin a las dificultades por el caso Cassez.

El mandatario calificó a México como un nuevo “El Dorado“. De hecho, se prevé que el comercio entre ambos países se duplique de aquí al 2017, es decir, de 4,000 a 8,000 millones de euros.

La prensa gala consideró la gira de Hollande como un esfuerzo por despertar las relaciones con México, país con el que firmó 42 acuerdos en áreas como seguridad pública, energía, finanzas, salud, educación, turismo y desarrollo sustentable.

Durante la administración del presidente Nicolas Sarkozy, la crisis global impactó en las estructuras económicas, comerciales y sociales de Francia. Pero también evidenció que tuvo que salirse de su zona de confort para buscar una solución a la presión internacional.

El ataque a Libia en 2011 fue una oportunidad única para abrir el camino a la política de nueva vecindad con sus ex colonias africanas. La  táctica neointervencionista tuvo seguimiento bajo la batuta de Hollande, quien tras ordenar un bombardeo contra Al Qaeda en Mali, fue recibido en ese país como un libertador.

Relacionadas

Comentarios