HistoriasTecnología

Sensores biométricos, ¿seguridad a costa de privacidad?

Samsung tiene la intención de incluir en todos sus dispositivos móviles un detector de iris, sin embargo ¿qué tan ‘indeleble’ es esto en el mundo digital?

22-05-2014, 2:17:44 PM
Sensores biométricos, ¿seguridad a costa de privacidad?
Julio Vélez

Esta
semana, Samsung declaró abiertamente
la intención de convertir los sensores
biométricos
en un elemento indispensable en todos los modelos y todas las
gamas de sus dispositivos móviles, incluyendo tabletas y smartphones.

Pero
más allá de las interesantes declaraciones del vicepresidente de la marca
corana Rhee In-Jong (vía The
Wall Street Journal
), la realidad es que a este paso podría llevar esta
característica a algo más importante que una simple tendencia pasajera. ¿Por qué?

Samsung
está pensando en algo más que “la gracia” de activar tu teléfono inteligente
con tu huella digital –que pareciera
es la única razón aislada para obtener un caro iPhone 5S hoy en día–, pues la presencia de diferentes técnicas de
identificación biométrica en un móvil Samsung impulsaría el uso de la plataforma empresarial KNOX, que a
partir de su versión 2.0 ha conseguido un importante interés por parte de
empresas de todo el mundo. Y aunque no han revelado la forma, el alto ejecutivo
mencionó que están “analizando varios tipos de mecanismos biométricos, y una de
las cosas que todo mundo está buscando es la detección del iris”. Resulta
interesante que Samsung inició este sistema de manera exitosa en su reciente Galaxy
S5
, pero se dice que el bajo costo por convertirlo en un estándar para
dispositivos de gama baja es una de las razones principales para usar dicho
sistema en lugar de un caro sensor de
huellas digitales
(un sensor de iris únicamente usa la cámara existente en
el dispositivo en conjunción con un software dedicado).

¿Será realmente seguro?
¿Respeta nuestra privacidad?

Pero
incluir un sensor biométrico de bajo costo en equipos económicos no necesariamente garantiza que el sistema sea
inviolable
. O piensen: ¿no sería sencillo tener uno de ellos en la puerta de
nuestro hogar? Grandes empresas
seguramente harán pruebas arduas en los equipos que presente Samsung en
2015-2016 y que ostenten este sistema de seguridad enlazado con KNOX antes de arriesgar
millones de dólares en información
confidencial
que podría caer en malas manos.

Además,
recordemos que sigue vigente el debate sobre lo “indeleble” que pueden resultar los registros biométricos en el
mundo digital. Expertos en tecnología aseguran que estos son imborrables, y tal como una base de datos del extinto IFE
robada, si llega a las garras de una persona maliciosa, podría robar nuestra identidad no solamente en
nuestro teléfono, sino en bases de datos de mayor peso y riesgo.

¿Realmente quieres
arriesgar tu seguridad y empresa a ese nivel? ¿Garantiza eso realmente que los
amante de lo ajeno desistirán de robar un Smartphone o tablet con acceso
biométrico, o deberíamos temer una fechoría como la del villano Loki, cuando
usa el ojo de un alto funcionario para obtener un importante acceso en la
película Los Vengadores?

Es un
hecho que, más allá de la ciencia ficción, compañías como Apple, Samsung y HTC implementarán gradualmente esta
ventaja en dispositivos móviles.

La
verdadera pregunta es, ¿realmente será conveniente para todos los implicados?

Relacionadas

Comentarios