HistoriasMicrositio

Federico Arreola vs. economistas, ¿quién tiene razón?

En la guerra de críticas que inició el periodista contra connotados economistas sobre si hay recesión o no, Jorge A. Monjarás analiza el caso. Aquí su opinión.

21-05-2014, 11:45:23 PM
Federico Arreola vs. economistas, ¿quién tiene razón?
Jorge A. Monjarás

México creció cerca de 2% durante el primer trimestre de 2014. Si esa cifra se ajusta por estacionalidad y calendario, queda en 1% o menos, según estimaciones recién revisadas por Banamex. El dato es más flaco cuando consideramos que el antecedente es un pésimo resultado en el mismo periodo del año anterior (0.7%). En efecto, el país avanzó a paso de tortuga entre enero y marzo pasados.

Te recomendamos leer: Difíciles los próximos 3 meses del mercado: Saxo Bank

Sin embargo, creció, algo a lo que difícilmente se le puede llamar recesión (Recesión, recesión… ¡que no hay recesión!). Considerando que la economía de nuestro principal socio comercial creció sólo 0.1% y que la zona euro avanzó 0.2%, los datos no sorprenden demasiado. El “crudo invierno” que es la razón que se esgrimió en Estados Unidos para justificar estos resultados no nos provocó pulmonía, pero si nos contagió una influenza de esas que te tiran 15 días.

Por otro lado nuestro mercado interno estuvo para llorar la mayor parte del trimestre, con caídas en las ventas en establecimientos comerciales mes contra mes en diciembre, enero y febrero. La recuperación en marzo no pudo evitar que las ventas al por menor se cayeran 0.1% en el primer trimestre del año. Datos de INEGI.

Por ende, y adelantándose al dato de pasado mañana, el Banco de México (Banxico) modificó sus expectativas de crecimiento para el año a un rango de entre 2.3% y 3.3%. El puntote de diferencia marca lo complicado que es anticiparse en estos cálculos. Esos son los datos duros, fríos.

También puedes leer: Crecerá sólo 2.8% economía mundial en 2014, prevé ONU

Federico Arreola vs. los economistas

Lo que no cabe en ningún lado es la absurda polémica que se dio ayer, cuando a Federico Arreola se le ocurrió envolverse en la bandera para atacar a un economista como Jonathan Heath, acusándolo de una extraña conjura entre Reforma y El Financiero para declarar a México en recesión y ver al país hundido, o algo así.

También puedes leer: Economía de México está en recesión: INEGIVidegaray rechaza recesión de economía mexicana

Ya por ahí habíamos leído sobre presiones al INEGI y otras linduras. Si alguien puede creer que un grupo de economistas o periodistas puede presionar a este instituto para que escriba en sus informes lo que ellos desean, merece media hora de carcajadas. Si acaso, el que podría presionar es el gobierno mismo, y hemos visto que ni en Argentina resulta falsear la información.

La economía pasó por un atorón este trimestre, y había razones internas y externas para ello, incluida la reforma fiscal. ¿Acaso la clase empresarial está levantándose contra el gobierno? Difícil y fantasioso. No es 1973.

Por mal que hayan tomado los empresarios la reforma fiscal, considerar que dejan de invertir o de crear empleos para rebelarse contra el gobierno es ir contra la misma teoría económica. Las empresas no van a actuar en contra de su propio beneficio.

Sin embargo, el derecho a la crítica y a expresarse en contra de una acción gubernamental o varias va a seguir ejerciéndose. Fue un trimestre malo, es todo.

El objetivo final, un mayor crecimiento, es algo que se le sigue escapando a esta administración. Veremos si más adelante la realidad le da la razón al gobierno, y aún hay que considerar que el crecimiento no se convierte automáticamente en un remedio contra la pobreza. Para eso también hay estadísticas.

Mientras tanto, la discusión sobre la conjura de los analistas se está volviendo tan inútil como la polémica por la campaña a favor de dar pecho a los bebés. Abusando de una de las conclusiones de Jonathan Heath el día de ayer, existen temas que hay que multiplicar por cero.

Relacionadas

Comentarios