HistoriasManagement

Cómo corregir los ‘errores comunes’ de los Millennials

Son el futuro de las empresas y por tanto no pueden pasar desapercibidos, sin embargo, tenerlos en la nómina aún es un dilema para las empresas.

21-05-2014, 12:59:21 PM
Cómo corregir los ‘errores comunes’ de los Millennials
Tatiana Gutiérrez

Los Millennials, o también identificados como Generación Y, son los jóvenes nacidos a partir de los 80 que se han convertido en la fuerza laboral joven a nivel mundial y, como cada generación, trae consigo una serie de ideologías y costumbres que han retado el tradicionalismo de las organizaciones, cuestionando su cultura organizacional y operatividad –de manera muy seria–, y prueba de ello es que para el año 2025 se estima que el 75% de la fuerza laboral a nivel mundial estará representada por ellos. 

Es decir, estos jóvenes no pueden pasar desapercibidos para tu empresa. (Te recomendamos leer: 5 claves para atraer y retener a los millennials en tu empresa)

Ante ello, las organizaciones han comenzado a estudiar el comportamiento de estos jóvenes y han comparado las expectativas que ellos tienen del mercado laboral con las que las empresas necesitan de sus candidatos.

Right Management, en su estudio “Logrando Compromiso en el Trabajo; México, Centroamérica y República Dominicana”, indica que las empresas coinciden con que existen algunas desventajas a la hora de contratar a jóvenes, y éstas son: 

El 59% indica que existe falta de madurez (No dejes de leer el perfil de ‘El millennial dependiente’ en ¡Cuidado! 13 empleados tóxicos que NO debes contratar).

El 44% ven la falta de experiencia como uno de los principales problemas. 

El 39% cree que existe falta de compromiso por parte de esta generación. 

El 36% asegura que existe una falta de conocimientos

El 37% de las empresas perciben una inestabilidad emocional

El 9% cree que hay una falta de ética en los jóvenes. 

El 21% ven la inversión de recursos para su capacitación como altos costos. 

Al respecto, Javier Vargas, vicepresidente de Right Management, asegura que estos problemas disminuyen o intensifican su gravedad de acuerdo con la cara en que se miren:

“Los jóvenes no tienen la misma percepción de la situación que las empresas, mientras que éstas piensan que la cultura organizacional es un tema sin importancia para los jóvenes; los jóvenes aseguran que ésta se encuentra entre sus prioridades“, comenta el experto.

Las empresas necesitan entender a esta generación y dejar de hacer supuestos, mientras que los jóvenes necesitan mayor disposición para aprender”, agrega

Si bien es un trabajo en equipo, existen factores que los jóvenes deben comenzar a modificar desde antes de entrar a trabajar. AltoNivel.com.mx y el experto de Right Management descubrieron algunos errores que los jóvenes pueden modificar antes y después de entrar a la vida laboral, ayudando así a potenciar su profesionalismo. 

Antes de entrar a trabajar

a) Combate la falta de conocimientos

No estamos hablando de que seas o no un estudiante de “10”, hablamos de prepararte con conocimientos del sector que vas a elegir para laborar.

“Los jóvenes necesitan llegar a las empresas con conocimientos generales, conocimientos de las políticas de la organización y con conocimientos del sector en el que trabajan, es primordial para iniciar con un mejor desempeño en las organizaciones”, comenta Javier Vargas. 

No basta con tener conocimientos básicos de tu carrera, necesitas encontrar el campo en que te especializarás y saber lo más que puedas del sector. Para ello puedes tomar algunos cursos o diplomados que la escuela te brinde o pertenecer a proyectos universitarios con valor curricular. 

Te puede interesar leer: Estudia un posgrado, pero… ¿diplomado o maestría? y Hacer posgrados, fórmula para el éxito profesional.

b) El dilema de siempre, la experiencia

De acuerdo con el estudio de Right Management, el 38% de los jóvenes encuestados aseguró sufrir algún tipo de discriminación a causa de su edad, mientras que el 60% asegura que la falta de experiencia es un motivo de discriminación.

La realidad es así, la mayoría de las organizaciones necesitan personas capacitadas en la vida laboral, para muchas, invertir en capacitación es más un gasto que una inversión, convirtiéndose en un grave problema para los jóvenes. 

Sin embargo, la escasa edad y la falta de trabajos en tu historial, no tienen por qué convertirse en tu enemigo, también existen otras formas de adquirir experiencia aun cuando estás estudiando. Y para eso los expertos recomiendan lo siguiente: 

Pertenecer a grupos o proyectos con valor curricular. Cada escuela cuenta con programas que ayudan a desarrollar las capacidades de los estudiantes, de acuerdo con el sector que escojan. Invertir tiempo en ello puede generar experiencia que te ayudará a conseguir empleo y también una vez que estés adentro. 

Realiza tu Servicio Social. Es una gran oportunidad para adquirir experiencia y es obligatorio. Así que no hay excusas para no introducirlo en tu experiencia laboral.

Aquí el consejo es inscribirte en organizaciones que tengan convenio con la escuela, pero que a su vez tengan que ver con tus preferencias profesionales –en nada te ayuda archivar documentos en las oficinas escolares, si lo que buscas es salir al mercado laboral.

Cuida que esta experiencia sea fructífera y no sólo un requisito más para terminar tu licenciatura.

Comienza como becario. Trabajar en la empresa que siempre has querido, aun cuando la paga es mínima o nula, es una gran oportunidad. Si creías que al salir de la escuela ya tendrías el puesto soñado, estás muy equivocado.

Asegúrate de planear bien tus periodos de estudio, terminar tu servicio ates de lo esperado y comenzar tu tiempo de becario, cuando estás estudiando, es una gran oportunidad de salir con un trabajo asegurado. También recuerda que se trata de tu esfuerzo en la organización.

Muchas empresas tienen programas de becarios que buscan encontrar a los próximos colaboradores de la organización. 

Una vez que entraste a trabajar

a) Mi título me asegura mi puesto

Estás mal, si bien es cierto que al iniciar tu vida laboral el título cuenta como uno de los principales requisitos, la realidad es que mientras más pasa el tiempo, pierde su importancia.

No quiere decir que tu estudios hayan sido en vano, sin embargo, los reclutadores comienzan a evaluar otras aptitudes que necesitas desarrollar mientras estás laborando. Si tu mentalidad es no aprender de ellas y pensar que tu maestría te dará pase automático a otras organizaciones, estás equivocado. 

Algunas aptitudes que debes aprender:

Liderazgo. 

Trabajo en equipo. 

Participación creativa e innovación. 

Trabajo por resultados. 

Buenas relaciones interpersonales. 

Buenas relaciones con tus superiores. 

b) Puntualidad

Los jóvenes creen que el tiempo es relativo y no importa mientras los objetivos se cumplan. La realidad es que no todas las empresas comparten esta idea. Necesitas ser puntal a la hora de entrada y salida. Y si trabajas de manera independiente, las juntas o reuniones periódicas también necesitan compromiso de tu parte, así que tómalo en cuenta.

c) Sí, yo puedo hacerlo

Los directivos valorarán tus esfuerzos, sin embargo, si no sabes y no puedes hacerlo, lo que a ellos les importa son los resultados.

No cometas el error en ser soberbio con tu trabajo, la humildad es importante cuando inicias, pues de ella no sólo obtendrás ayuda, sino también experiencias. Así que olvídate que puedes todo y acércate a superiores o compañeros de trabajo que puedan orientarte. 

¿Qué otros males acongojan a la generación Y? ¿Cuáles son tus consejos y recomendaciones para evitarlos? 

Relacionadas

Comentarios