'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

IPN de fiesta: cumple 78 años de existencia

El Instituto Politécnico Nacional festejará sus casi 8 décadas de brindar educación a millones de mexicanos; el presidente Peña Nieto encabezará hoy la ceremonía.

21-05-2014, 10:11:49 AM
IPN de fiesta: cumple 78 años de existencia
Notimex

Fundado por el entonces presidente Lázaro Cárdenas del Río, y famoso por su clásico lema y porra, por la calidad de sus egresados, alumnos, maestros, investigaciones y por sus planes de estudio, el Instituto Politécnico Nacional (IPN) cumple este miércoles 78 años de vida.

Fue en 1932 cuando surgió la idea de integrar y estructurar un sistema de enseñanza técnica, proyecto en el cual participaron destacadamente Narciso Bassols, Luis Enrique Erro y Carlos Vallejo Márquez.

Sus conceptos se cristalizaron en 1936, gracias a Juan de Dios Bátiz, entonces senador de la República y al general Lázaro Cárdenas, quien se propuso llevar a cabo los postulados de la Revolución Mexicana en materia educativa; dando así nacimiento a una sólida casa de estudios: el IPN.

Sus fundadores concibieron al Politécnico como un motor de desarrollo y espacio para la igualdad; apoyando por una parte el proceso de industrialización del país y, por la otra, brindando alternativas educativas a todos los sectores sociales, en especial a los menos desfavorecidos.

Así, el Politécnico se ha consolidado como la institución rectora de la educación tecnológica en México, líder en la generación, aplicación, difusión y transferencia de conocimientos científicos y tecnológicos.

Algo que caracteriza a la institución es el lema “Técnica al Servicio de la Patria”, que fue utilizada por algunos estudiantes desde antes de la creación del IPN.

Sin embargo, durante el primer Congreso Nacional de Estudiantes Técnicos, realizado en Chihuahua en 1937, el entonces estudiante Jesús Robles Martínez fue electo presidente de la Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) y propuso que para representar los ideales de la organización estudiantil, se utilizara como corolario de todas su propuestas la frase “La Técnica al Servicio de una Patria Mejor”.

Años más tarde este lema fue modificado por “La Técnica al Servicio de la Patria”, el cual expresa los ideales del Politécnico.

Asimismo, durante la administración de Eugenio Méndez Docurro (1959-1962) se prepararon los festejos para celebrar el XXV Aniversario de la Fundación del Politécnico y se emitió una convocatoria para crear un himno que representara al Instituto.

La ganadora del concurso de la letra fue la maestra y poetisa Carmen de la Fuente (1915-2013), posteriormente se abrió el concurso para seleccionar la música, rubro en el cual resultó ganador el profesor de enseñanzas musicales de Bellas Artes, Armando González Domínguez.

El Himno del Politécnico se interpretó por primera vez el 19 de agosto de1961, en la ceremonia del XXV Aniversario, realizada en la nueva ciudad politécnica de Zacatenco, al norte de la Ciudad de México y a la cual asistió el entonces presidente Adolfo López Mateos.

En cuanto a la tradición de las instituciones de educación superior, y particularmente de sus equipos deportivos de tener una mascota, la del IPN es un burro blanco.

De acuerdo con algunas versiones, que al paso del tiempo se funden entre la realidad y el mito, el caso del Instituto Politécnico Nacional es de las más conocidas por una razón muy particular.

Se dice que al establecer los límites del terreno donde se construía el Instituto, en la Ex Hacienda de Santo Tomás durante los años 30, quedó encerrada una burra blanca; al ser descubierta por los estudiantes e integrantes del primer equipo de fútbol americano la tomaron como su mascota.

Con el paso de los años, la burra se convirtió en uno de los símbolos del Politécnico, fundamentalmente en el ámbito deportivo, caracterizado por el fútbol americano.

Desde sus inicios, este deporte ha dejado profunda huella entre sus seguidores, quienes para apoyarlo han entonado diferentes porras: desde el chiquitibum hasta el huélum; sin embargo, es éste el que ha permanecido vigente a través de un grito de fiesta para celebrar y cerrar todos los eventos.

El 16 de marzo de 1985 el autor de la porra, Víctor Chambón Burgoa, hizo el siguiente relato:

“En 1937, al saber que yo había hecho algunas canciones que cantábamos los jugadores de fútbol americano del IPN, se acercó a mí un grupo de muchachos y muchachas que estaban iniciando el primer núcleo de directores de la porra del Politécnico.

Ahora bien, en el Poli, la palabra para reunir a los estudiantes era -huelga, huelga!-. Basado en esto, sugerí que se utilizara la palabra ‘óhuélum’. Además, decidimos que no se utilizara la palabra ‘rah, rah’, porque ya estaba en el ‘goya’ y era una palabra porrística usada casi en todo Estados Unidos.

Por otro lado, una muchacha hizo el comentario que el Poli era la ‘gloria’. Otra persona insistía que la porra debía ser de mucho ‘pegue’ y como consecuencia natural, brotó la ‘cachiporra’. Total, después de un par de horas de pláticas y discusiones, salió la que ustedes conocen”.

Así es como hoy escuchamos esta porra e invariablemente sabemos que se trata de la que distingue al Politécnico: “¡Huélum, Huélum, Gloria, A la Cachi Cachi Porra, A la Cachi Cachi Porra, Pim Pom Porra, Pim Pom Porra Politécnico, Politécnico Gloria!”.

El presidente Enrique Peña Nieto y la directora general del IPN, Yoloxóchitl Bustamante Diez, encabezarán la ceremonia oficial por los 78 años de vida del IPN en la residencia oficial de Los Pinos.

Ahí se entregará la medalla “Lázaro Cárdenas”, máxima distinción del IPN a los mejores promedios en educación media superior, superior y posgrado, además de reconocer la excelente trayectoria de sus académicos e investigadores.

Relacionadas

Comentarios