'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Lorenzo Zambrano, el globalizador de Cemex

Estas fueron las medidas que tomó este líder, para convertir a la cementera como un referente internacional.

13-05-2014, 4:12:45 PM
Lorenzo Zambrano, el globalizador de Cemex
Sergio Castañeda, editor de Alto Nivel

La globalización de Cemex inspiró a muchas firmas mexicanas a buscar nuevos horizontes, diversificar sus ingresos e internacionalizar sus marcas adquiriendo empresas locales, globales o socios tecnológicos.

Hace dos décadas, Lorenzo H. Zambrano Treviño asombró al mundo al emprender un programa de expansión geográfica. Dicho programa alcanzó su máximo en 2005, cuando Cemex adquirió a RMC, uno de los mayores productores de cemento y agregados de Europa y el mayor proveedor de concreto premezclado del mundo, por 5,800 millones de dólares (mdd).

Dos años más tarde sumó a sus filas a Rinker (productor y proveedor de materiales, productos y servicios para la industria de la construcción, con operaciones en Estados Unidos, Australia y China), por 14,200 mdd. Así era como Cemex se convertía en una empresa global y ejemplo para otras firmas mexicanas líderes en sus sectores.

Sin embargo, la alegría duró poco. La crisis financiera sin precedente de 2008 provocó que muchos mercados de Cemex se contrajeran, obligando a la compañía a elevar su eficiencia.

Las medidas no fueron suficientes. Cemex tuvo que vender diversos activos en Austria (26 plantas de agregados y 41 de concreto premezclado) y Hungría (seis plantas de agregados, 29 de concreto premezclado y cuatro de adoquines).

También vendió sus operaciones en Italia (cuatro molinos de cemento), sus plantas en las Islas Canarias y su 9.5% de participación en Axtel.

En agosto de 2008, funcionarios estatales tomaron el control de sus plantas en Venezuela, confirmando la expropiación de todos sus activos, acciones y negocios.

Entrado 2009, Cemex vendió sus operaciones en Australia a su competencia, Holcim Group. Un año después vendió los activos de la alianza con Ready Mix USA a SPO Partners & Co.

Los recursos obtenidos se usaron para reducir su deuda, que al cierre de 2013 ascendía a 17,647 mdd, así como para mejorar su balance de efectivo. También redujo su programa de inversiones de capital.

A cuatro años de una crisis que mermó su tamaño en casi 30% –según especialistas del sector–, Cemex resurgió tras extender su perfil de vencimientos de deuda y la liquidez adicional que obtuvo tras la exitosa ejecución de su plan de administración de pasivos y venta de activos, así como la mejora en su desempeño operativo.

Tan solo en 2012 el Ebitda registró un incremento de 10%, aunque el año pasado el avance fue de apenas 1%, alcanzando 2,643 mdd.

Zambrano tomó nuevamente medidas decisivas, que le permitieron mejorar la situación financiera de la compañía, así como hacerla más ágil y flexible, lo que le permitió a Cemex mantenerse como la tercera firma cementera a nivel mundial, tan solo debajo de la suiza Holcim y la francesa Lafarge.

Al 31 de diciembre de 2013, Cemex tenía operaciones en México, Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Resto de Europa del Norte (que incluye subsidiarias en Irlanda, la República Checa, Austria, Polonia, Hungría y Letonia, así como actividades de comercialización en Escandinavia y Finlandia), Egipto, España, Resto del Mediterráneo (que incluye subsidiarias en Croacia, los Emiratos Árabes Unidos e Israel), Colombia y Resto de Sudamérica y el Caribe (que incluye subsidiarias en Costa Rica, República Dominicana, Panamá, Nicaragua, Puerto Rico, Guatemala, Argentina y otros activos en la región del Caribe), Filipinas y Resto de Asia (que incluye subsidiarias en Tailandia, Bangladesh, China y Malasia).

Pero la sorpresiva muerte del empresario regiomontano, a los 70 años, en Madrid, donde Cemex España enfrenta una multa en de 450 millones de euros por simular pérdidas contables, pone a cimbrar al emporio cementero, debido a que Zambrano no se casó ni tuvo hijos, aunque el control de la compañía sigue en manos de los descendientes de Lorenzo Zambrano Gutiérrez, fundador de Cementos Hidalgo y abuelo de Zambrano Treviño.

Por lo pronto, la empresa ha dicho que la operación y administración del grupo continuará desarrollándose normalmente, y que el Consejo de Administración se reunirá en los próximos días para tomar las decisiones que procedan.

Te recomendamos leer: Claves de liderazgo de Lorenzo Zambrano

Relacionadas

Comentarios