'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Cemex, la mexicana que inspiró a otras a globalizarse

A la cabeza de Lorenzo Zambrano, la cementera mexicana buscó nuevos horizontes, poniendo el ejemplo a otras que hoy son grandes en el mundo. Aquí sus historias.

13-05-2014, 1:49:49 PM
Cemex, la mexicana que inspiró a otras a globalizarse
Sergio Castañeda, editor de Alto Nivel

Sin duda, la globalización de Cemex inspiró a muchas firmas mexicanas a buscar nuevos horizontes e internacionalizar sus marcas, adquiriendo empresas locales, globales o socios tecnológicos.

Hace
dos décadas, Lorenzo H. Zambrano Treviño asombró al mundo al emprender
un programa de expansión geográfica. Dicho programa alcanzó su máximo en
2005, cuando Cemex adquirió a RMC, uno de los mayores productores de
cemento y agregados de Europa y el mayor proveedor de concreto
premezclado del mundo, por 5,800 millones de dólares (mdd).

Te recomendamos leer: Lorenzo Zambrano, el estratega de Cemex

De entre todas ellas cuatro han destacado en la última década por su eficiencia y su apetito voraz: América Móvil, Bimbo, Mexichem y Gruma.

Todas tienen algo en común: han comprado prácticamente todo lo que han querido y –lo más importante– sin equivocarse… a pesar de que en este tipo de transacciones la probabilidad de fracaso es elevada.

Según Saúl Villa, especialista de KPMG México, 66% de las adquisiciones o fusiones terminan en fracasos, por errores de planeación, ejecución e integración.

Las firmas mencionadas no han cometido estos errores. Al contrario, han seguido al pie de la letra una serie de criterios al elegir un mercado para expandirse.

“La decisión de una compra o una fusión se toma en el Consejo de Administración, pero antes es necesario hacer un análisis de la empresa seleccionada, del mercado en el que participa, los competidores y las barreras de entrada que existen, como el idioma.

Te recomendamos leer: Cómo cerrar negocios fuera de México

“Después se aterriza en un modelo financiero para ver claramente de qué tamaño será la participación en ese mercado en términos de ventas, utilidades y flujo de efectivo”, explica Villa.

Una vez hecha la adquisición es necesario realizar un proceso de integración. Y aquí es donde muchas empresas fallan. ¿La razón? No analizan los aspectos culturales, ni uniforman los paquetes salariales.

Villa, de KPMG, puntualiza que la clave para una integración exitosa tiene que ver con retener a los empleados clave.

“Es importante identificarlos y ‘amarrarlos’, ya que en un proceso de compraventa se filtra información, el mercado se entera antes de cerrarse la transacción y la competencia aprovecha para quedarse con ellos.”

No todas las adquisiciones llegan a buen puerto. Algunas naufragan a medio camino. Otras ni siquiera logran elevar anclas. Pero aquellas empresas mexicanas que lo han hecho de forma exitosa han servido de inspiración a gran número de firmas medianas que buscan seguir sus pasos adquiriendo a otras más pequeñas e incluso negocios familiares. Al final del día, así inician las grandes historias.

¿Cuáles fueron los pasos que Cemex dio para lograr su internacionalización y cuáles fueron las empresas que siguieron su ejemplo?

América Móvil: redes aquí y allá. Sigue leyendo…

Relacionadas

Comentarios