HistoriasManagement

¿Cómo influye tu estado de ánimo al aprender?

Un estado de ánimo positivo ofrece una mejor capacidad para aprender algo nuevo. OCCMundial nos comparte 4 formas de aprovechar el conocimiento.

05-05-2014, 12:58:20 PM
¿Cómo influye tu estado de ánimo al aprender?
OCCMundial

Todos los días se
aprende algo nuevo
, dice el famoso dicho mexicano que pocos creen y no consideran hasta que descubren que después de varias veces de pasar por una
misma situación algo tenían que aprender. La cuestión es que muchas veces antes de acercarnos
a un conocimiento, no estamos emocionalmente abiertos para recibirlo.

Cuando te presentas a un examen, te integras a un nuevo
puesto o estudias para desconocer menos, pocas veces te has preguntado ¿cómo
me siento?
Sin embargo, estudios científicos confirman que tu estado de ánimo sí importa en esos momentos.

De acuerdo con el estudio “Better Mood and Better Performance: Learning
Rule-Described Categories Is Enhanced by Positive Mood”, publicado en la
revista Psychological Science, un estado
de ánimo positivo
ofrece una mejor capacidad
para aprender
las cosas que requieren flexibilidad de pensamiento y creatividad.

Esto no significa que estando serio, molesto, ansioso (o en
general con una sentimiento negativo) no comprenderás; pero es posible que te
cueste más trabajo.

Para aprender tu mente debe estar animada y receptiva.

 “La ansiedad –o preocupación– impide explorar
soluciones y patrones de pensamiento reales para plantear respuestas. Muchas
veces (la ansiedad) debilita llevando a la inacción,
a simplemente no saber por dónde empezar”,
menciona la profesora de Harvard Alison Wood Brooks.

Para lograr un buen estado de ánimo, la música
o un video agradable
son buenas opciones. Te recomendamos leer: Musicoterapia
para 5 estados de ánimo durante tu día

4 formas de aprender
eficazmente

Ahora bien, para lograr un aprendizaje óptimo, no basta con asimilar rápido el tema principal, es necesario retener información clave,
transmitirla con claridad y
aplicarla en distintas situaciones. Si quieres entrenarte en esta tarea te compartimos cuatro maneras de aprovechar mejor los
conocimientos que vas adquiriendo:

1. Estudios
cortos pero continuos

Cualquier aprendizaje complejo se puede cumpliendo
pequeñas metas a diario. Por ejemplo: ¿crees que un extranjero conseguiría comunicarse en español aprendiendo una
palabra diaria durante ocho meses
? Sí, es posible. Se calcula que una
persona no utiliza más de mil palabras en sus conversaciones, y a los jóvenes
les basta con 240 para expresarse en cualquier situación.

2. Enseñar lo que has aprendido a otra persona

Al tratar de explicar lo que sabes, adaptas la
información a tu propio lenguaje y manera de entenderlo. Así, las ideas se reescriben en tu memoria con
un estilo personalizado.

3. Entender cómo
se aprende mejor

Todos tenemos 9
tipos de inteligencia,
pero cada quien entiende de un modo en particular.
Descubriendo cuál es esa forma y qué técnicas
de estudio (tradicionales o modernas)
nos favorecen, podemos emplear menos
tiempo y energías y obtener buenos resultados.

4. Buscar
respuestas en vez de memorizar

Por supuesto que no somos una grabadora
de datos. En ocasiones, olvidamos ciertos detalles de cosas que ya habíamos
aprendido, y luchamos por recordarlos
cuando más se necesitan
. Para que esto no ocurra, aprovecha tu curiosidad y
enlista todas las dudas que tengas
respecto un tema o contenido. Después investiga al respecto para aclararlas.
Será más efectivo que leer y leer y memorizar.

¿Qué otras técnicas te han funcionado cuando de aprender se trata?

Relacionadas

Comentarios