HistoriasManagement

9 ‘detalles’ para evitar una mala contratación

Para encontrar a la persona adecuada para tu empresa no basta con su CV, sino que requiere elementos que aseguren que estás tomando una buena decisión.

05-05-2014, 11:19:48 AM
9 ‘detalles’ para evitar una mala contratación
Tatiana Gutiérrez

Mucho hemos hablado sobre las características, comportamiento, habilidades y alguna que otra recomendación que puede ayudar a los talentos para impresionar a los reclutadores.

¿Pero qué sucede con estos cazadores de talento? En ellos recae toda la responsabilidad de tener al mejor postor en el mejor lugar de trabajo, y su función no sólo consiste en seleccionar, sino también en tomar las mejores decisiones para que el ambiente laboral se desarrolle positivamente y la productividad se reporte. 

Ante ello, Adecco, firma especializada en procesos de selección y captación de talento, comparte algunos consejos para los lectores de AltoNivel.com.mx, que pueden ayudar a los reclutadores a ser grandes sensores del buen talento.

En otras ocasiones hemos hablamos de los personajes que no deberían estar dentro de las organizaciones, sin embargo, es una realidad que las empresas los tienen dentro de sus plantillas, y esto no es una casualidad o un pequeño error:

“Los reclutadores deben de tener la sensibilidad de percibir aquellas características, que aunque no estén explicitas, puedan traer problemas a la hora de seleccionar al personal indicado”, comenta Salvador de Antuñano, gerente de Recursos Humanos de Adecco México, quien plantea los siguientes consejos para evitar malas decisiones a la hora de seleccionar y contratar:

(También te recomendamos leer: ¡Cuidado! 13 empleados tóxicos que NO debes contratar.)

#1. No contrates sin referencias

De acuerdo con el experto, las personas que no cuentan con referencias de sus anteriores trabajos suelen ser problemáticos y antiéticos en sus trabajos.

“Pueden llegar a manipular sus formatos de recomendación y mentir sobre sus referencias sólo por impresionar a los reclutadores”.

La recomendación es verificar que existan datos verídicos y hablar con el personal de RRHH que tuvo la oportunidad de contratar a la persona que se presenta con nosotros. De esta forma sabrás si puede existir algún problema o no a la hora de contratación

#2. ¡Cuidado con los ‘saltaempleos’!

Es cierto que las nuevas generaciones tienden a buscar mejores oportunidades laborales, las que permitan un crecimiento profesional y personal, así como una estabilidad económica. Pero lo que también es cierto es que estas personas suelen tener periodos de estabilidad de entre dos y tres años por empresa, no te dejes engañar con quienes llegan a buscar trabajo y sus periodos laborales no pasen de los ocho meses. ¡Cuidado!

De acuerdo con De Antuñano, estas personas tienden a ser inestables e irresponsables, por lo que se aburren rápidamente de sus trabajos, provocando mal ambiente laboral, inestabilidad y elevando los costos en las empresas.

Esto deja de ser una búsqueda de desarrollo y se convierte en un hábito profesional y esto puede afectar gravemente en los costos, comenta el especialista. 

#3. Revisa a los ‘multitasking’

¿Cuántas veces han llegado personas que cuentan con una amplia lista de áreas en las que se ha desempeñado en su carrera? Estas personas, muy distinto a lo que pareciera, pueden llegar a generar conflicto dentro de las organizaciones.

Cuando puedes identificar que han estado en varias áreas de finanzas (o ventas o administración, etcétera) y no se han establecido en alguna, puede ser que la persona no esté completamente segura de lo que quiere, lo que puede generar inestabilidad después de su contratación.

Tómate el tiempo necesario para revisar con cuidado su historial y pregunta el porqué de los cambios. 

#4. Identifica sus motivadores

Es importante conocer a la persona aún sin conocerla, y no se trata de repetir frases hechas, se trata de poner en práctica tus sensores como reclutador.

“En muchas ocasiones existen personas que recién entran a la empresas y sus actividades no le llenan de manera profesional, estas personas seguramente renunciarán en cortos periodos”, resalta el experto de Adecco México.

El trabajo de un reclutador, añade, es ver las aptitudes de aquellos aplicantes y asegurarse tomar la decisión adecuada, pero también de ser orientadores, lo que les puede ayudar a bajar los números de rotación.

#5. No te olvides de los exámenes psicométricos

Es parte del proceso de selección, muchas empresas –ya sea por falta de tiempo o por falta de gusto dejan de aplicar estos test que pueden ayudarte a complementar la información de la persona que estás por contratar.

El experto recomienda que complementes siempre la entrevista con estas pruebas, es como tener doble evidencia. 

#6. Contrata especialistas

Cuando hablamos de características específicas que necesitamos en los aplicantes  o cuando se habla de áreas especializadas, debes cuidar que las personas a seleccionar cuenten con esa especialidad o con cursos y diplomados específicos.

Esto te evitará inversión de tiempo para capacitación y también se acortará el tiempo de adaptación, que cuando se habla de especialidades, es muy importante. 

#7. Descibe detalladamente los puestos

Es importante que antes de comenzar tu proceso de selección cuentes con una descripción detallada de los puestos en los que buscas gente. Esto no sólo te orientará a hacer mejor tu trabajo, sino que te ayudará a garantizar una buena selección.

Si no cuentas con esta descripción, la recomendación es solicitarla con tu jefe inmediato o con los directivos de las áreas en las que buscan personal. 

#8. Sé sensor de la mala actitud

En muchas ocasiones los reclutadores se dejan impresionar por el amplio CV del aplicante, dejando a un lado la actitud que pueden percibir durante la entrevista. (Puedes leer: Cómo hablar de tus defectos en una entrevista laboral y Entrevista: Cómo contestar preguntas incómodas.)

Si bien es cierto que no todas las personas pueden desarrollar una actitud adecuada –lo que no significa que vayan a ser malos para el puesto en el que aplican, también es cierto que puede ocasionar problemas cuando ya están adentro.

Asegúrate de no descontrolar el ambiente de tu empresa, recuerda que influencia en la productividad de tu gente. Evita contratar gente con mala actitud.

#9. ¡Alerta! Los que buscan cualquier puesto

¡Cuidado! Estos personajes suelen ser muy dañinos en las organizaciones, quiere decir que nos saben cómo funciona los procesos dentro de una compañía. Es bueno que mantengan una actitud retadora, pero menospreciar los puestos y áreas no es una opción.

“Es determinante que los reclutadores se sensibilicen a la hora de buscar a la persona adecuada para el puesto adecuado, es la tarea de cualquier reclutador seleccionar a la mejor persona o candidato en todos los aspectos”, concluye el experto de Adecco. 

¿Tienes algunos consejos que puedan ayudar a los reclutadores a ser mejores y selectivos? ¿Estos tips te hubieran en servido en alguna situación reciente? ¿Cómo has reaccionado ante los escenario planteados en este texto?

Relacionadas

Comentarios