ActualidadHistorias

Contempla UE lenta y sostenida recuperación económica

El Bloque de los Veintiocho prevé que para el cierre de este año se registrará un aumento del PIB de 1.6%, mientras que para 2015 estima un alza de 2.0%.

05-05-2014, 10:11:06 AM
Contempla UE lenta y sostenida recuperación económica
Notimex

La Unión Europea (UE) contempla una lenta recuperación económica en los próximos dos años con un aumento del PIB de 1.6 por ciento este año y 2.0 por ciento en 2015, según expectativas presentadas hoy por la Comisión Europea (CE).

También la zona del euro experimentará una recuperación continuada, con un crecimiento de 1.2 por ciento en 2014 y 1.7 por ciento el año siguiente, una décima menos que lo proyectado seis meses antes.

La mejora en el escenario económico ayudará a los Veintiocho a reducir el desempleo a 10.1 por ciento en 2015, mientras que en los países del euro el índice caerá hasta 11.4 por ciento, tres décimas menos de lo previsto anteriormente.

Se espera que el déficit general de las administraciones públicas se reduzca hasta 2.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) este año tanto en la UE como en la zona del euro.

La deuda pública alcanzará un nivel máximo de 90 por ciento en los Veintiocho y 96 por ciento en los socios de la moneda única, antes de volver a caer el año próximo.

El esfuerzo constante de los Estados miembros y la propia UE por aplicar la reforma está aportando sus frutos, afirmó en rueda de prenda el vicepresidente de la CE, Siim Kallas.

La recuperación se ha afianzado, los déficit se han reducido, la inversión está repuntando y la situación del empleo ha empezado a mejorar, factor este de gran importancia, añadió.

El crecimiento de la economía europea estará impulsado principalmente por la demanda interior, que deberá aumentar a medida que la renta real mejore en consecuencia de la estabilización del mercado laboral y de una menor inflación.

La subida de los precios al consumidor será de 1 por ciento en 2014 y 1.5 por ciento en 2015 en el conjunto de la UE, y de 0.8 y 1.2 por ciento, respectivamente, en la unión monetaria.

En paralelo, la recuperación de la inversión deberá seguir apoyando el crecimiento económico europeo.

Bruselas considera que el carácter gradual del repunte está en consonancia con el observado en anteriores recuperaciones sobrevenidas tras crisis financieras profundas.

No obstante, advierte que una pérdida de confianza o la incertidumbre con respecto al entorno exterior pueden estancar las reformas y empeorar las actuales previsiones.

A la inversa, la aplicación adicional de reformas estructurales audaces podría conducir a una recuperación mayor de la prevista, sostiene el Ejecutivo europeo.

La CE también llama la atención por el riesgo que supone un periodo de baja inflación demasiado prolongado.

Entre las principales economías europeas, Reino Unido se destaca con un aumento de 2.7 por ciento del PIB este año y 2.5 por ciento el siguiente.

Alemania deberá crecer 1.8 por ciento en 2014 y 2.0 por ciento en 2015, mientras que Francia avanzará 1.0 y 1.5 por ciento, respectivamente, y España 1.1 y 2.1 por ciento.

Por su parte, Italia tendrá un crecimiento limitado a 0.6 por ciento este año, pero acelerará su recuperación en 2015, con un aumento de 1.2 por ciento en el PIB.

El desempleo en esos cinco países continuará cayendo, aunque lentamente, y se situará en 2014 en 6.6 por ciento en Reino Unido; 5.1 por ciento en Alemania; 10.4 por ciento en Francia; 25.5 por ciento en España; y 12.8 por ciento en Italia.

El año siguiente el nivel de desocupación pasará a 6.3 por ciento en Reino Unido; 10.2 por ciento en Francia; 24 por ciento en España; y 12.5 por ciento en Italia.

Por otra parte, permanecerá estable en 5.1 por ciento en Alemania.

Descarta riesgo de deflación

La CE descartó el riesgo de que la Unión Europea pueda enfrentarse a una deflación en los próximos meses, lo que pondría en riesgo su frágil recuperación económica.

“No vemos el riesgo de que la inflación baje tanto que haya una deflación”, afirmó Kallas, al presentar aquí las perspectivas macroeconómicas de la institución para 2014 y 2015.

“No consideramos que este problema vaya a ser un obstáculo serio para nuestras reformas”, añadió Kallas.

El comisario afirmó que la disminución de los precios se debe a la consolidación económica y a las reformas llevadas a cabo en los países europeos.

Asimismo, aseguró que la tendencia a la baja fue similar en los principales socios comerciales de la UE, como Estados Unidos, donde la inflación pasó de 3.9 por ciento en agosto de 2011 a 1.5 por ciento en marzo de este año.

Relacionadas

Comentarios