HistoriasNegocios

4 sectores que ganan con el Plan de Infraestructura

El gobierno federal invertirá 590 mil millones de dólares en 4 años. Conoce cuáles son los sectores prioritarios y cuál el papel de las empresas mexicanas.

01-05-2014, 12:06:58 PM
4 sectores que ganan con el Plan de Infraestructura
Elie Smilovitz / @smilovitz

El
presidente Enrique Peña Nieto lo tiene claro. Para el final de su Gobierno quiere “una nación mejor comunicada, con carreteras en
buen estado y autopistas de altas especificaciones en los ejes troncales; con
tránsito vehicular más fluido en las grandes ciudades (…) con modernos trenes
de pasajeros
(…) con buques de gran calado zarpando de puertos de clase
mundial; y con más vuelos comerciales, despegando de aeropuertos renovados”.

Pero ni
todo el Gobierno junto puede cumplir los compromisos asumidos en el Plan Nacional de Infraestructura 2014-2018.
La participación de la iniciativa
privada (IP)
va a ser fundamental, pues 37% de la inversión total
proyectada provendrá de las empresas.

Proyectos destacados  

Los
sectores prioritarios para las empresas serán telecomunicaciones y transportes, en donde prevén invertir 762 mil 133
millones de pesos (mdp), unos 58 mil 270 millones de dólares (mdd); energía , que recibirá casi la mitad de
toda la inversión del Plan y que contempla una inversión privada de mil 64
millones de pesos, aproximadamente 81 mil 360 mdd; y desarrollo urbano o vivienda, que prevé recibir 879 mil 539 millones
de pesos, unos 67 mil 250 mdd. En Turismo,
la inversión privada es menor en cantidad que en otros sectores, pero mayor en
proporción, pues casi duplica a la inversión gubernamental, al ubicarse la
proyección en 112 mil 203 millones de pesos, cerca de 8 mil 580 mdd.  Salud
e infraestructura hídrica conforman
los restantes dos sectores clave.

1) Trenes

En el
primer rubro, los trenes de pasajeros
en Monterrey y Guadalajara, los ferrocarriles Valle
de
MéxicoToluca y Valle de México-Querétaro
y el Transpeninsular de Yucatán son grandes
proyectos. Aunque también habrá inversión en remodelación de puertos y aeropuertos,
y en construcción y modernización de autopistas y carreteras.

2) Energía

En el rubro
de energía,  la construcción de un sistema nacional de gasoductos será
clave para reducir el tránsito de pipas de gas, lo que puede reducir el impacto
ambiental de los camiones. El desarrollo de yacimiento de petróleo en el Golfo de México, el de campos de gas natural al norte del país, así como la construcción
de plantas de energía renovable -dos
hidroeléctricas, seis parques eólicos y 16 solares-, destacan en este apartado. Aunque se echa en falta el
desarrollo de otros tipos de tecnología renovable, como es la generación de biocombustibles con base en cultivos no
comestibles, tales como las algas.

3) Vivienda

En
vivienda, el grueso de la inversión se destinará al crédito hipotecario, tanto para la adquisición de nueva vivienda,
como para la ampliación de vivienda existente. Aunque aún hay que esperar para
conocer cuáles serán las tasas de interés que cobrarán los bancos y entidades
financieras, pues pedir un crédito hipotecario en México todavía es mucho más
caro que hacerlo en Estados Unidos.

4) Turismo

Por su
parte, en turismo, la construcción de nuevos centros de convenciones en Orizaba,
Aguascalientes y Torreón generarán derrama económica, a
través del turismo
de reuniones
, un nicho de mercado que por sí sólo  representa cerca del 1.5% del PIB nacional.
México ya tiene 30 centros de convenciones de clase mundial.

Optimismo ante lo desconocido

Las
autoridades de la Secretaría de Hacienda
y Crédito Público
(SHCP) prevén
que el Plan de Infraestructura detone la creación de 350 mil nuevos puestos de trabajo y que la
economía mexicana, en su conjunto, crezca entre un 1.8 y un 2% adicional. Si
bien para este 2014 CEPAL ya advirtió que México
y Brasil van a crecer menos que el
grueso de América Latina, cuyo
crecimiento promedio se calcula en 2.7%.

De dónde venimos y qué queremos

El objetivo
consiste en que el país crezca a tasas del 5% anual o más. En el nuevo
Plan de Infraestructura
la inversión superará  con creces ese
porcentaje del PIB, lo que no sería posible sin la participación de la empresas
que permite la Ley
de Asociaciones Público Privadas
(LAPP)
promulgada en 2012 durante el sexenio de
Felipe Calderón
, que da lugar a los Proyectos
Público Privados
(PPP) y a los Proyectos de Prestación de Servicios (PPS) en donde los inversionistas
privados  asumen riesgos, diseño,
financiación y mantenimiento de los proyectos, en función del contrato.

Para que la
economía crezca a ese ritmo debe invertir el 5% del PIB en infraestructura es necesario.

Deberemos
estar pendientes también del capital de las Afores, que algunos calculan aglomera más de 250 mil millones de
pesos, y que puede llegar a representar una de las principales fuentes de
financiación para el Plan.

Te recomendamos leer: Afores cierran cuatrimestre con plusvalía de 40 mil mdp

Pero habrá
que esperar al 2018 para conocer los resultados sobre el terreno, pues no hay
que olvidar que  tres de cada 10
proyectos de infraestructura del Plan
Nacional de Desarrollo
del sexenio anterior se quedaron en el papel,
pero no se construyeron, a pesar de que el Gobierno invirtió en torno a 700 mil
millones de pesos y un 4.5% del PIB cada año, según datos de KPMG, es decir, 50%
más que lo invertido durante el sexenio de Vicente
Fox,
donde la inversión en infraestructura se situó en 3.5% del PIB, según
la consultora.

¿Crees que el Gobierno debería hacer una
campaña de promoción de los proyectos para captar Pymes  capaces de prestar servicios y competir por
licitaciones para el Plan?

Relacionadas

Comentarios