HistoriasMicrositio

Cátedra de Dani Alves para driblar emociones negativas

Quisieron humillarlo y sin embargo, el futbolista usó un plátano para dar una lección de cómo mantener el poder y conquistar un objetivo. ¿Qué lo hizo distinto?

29-04-2014, 2:54:35 PM
Cátedra de Dani Alves para driblar emociones negativas
Marcela Hernández y Hernández, Coach Empresarial y de Vida

El pasado domingo Dani Alves, marcó un referente ejemplar en el manejo de las emociones. En cuestión de segundos debió elegir la reacción que tendría ante el acto racista de uno de los miembros de la afición que lanzó un plátano mientras el jugador de origen brasileño se disponía a cobrar un tiro de esquina.

Contrario a lo que la mayoría hubiera esperado, Alves decidió romper paradigmas, tomar el plátano, comerlo y continuar con su objetivo. Mantener su poder y no ponerlo en manos de su agresor. ¿Qué hace tan fascinante esta historia? Quizá es porque nos muestra que existen otras maneras de salir adelante en una situación que pone en riesgo nuestra identidad.

Imagina que estás en medio de una junta importante, en presencia de muchas personas, quizá los directivos de la empresa, sus colaboradores, los miembros de tu equipo, los socios inversionistas e incluso el cliente. ¿Qué pasaría si alguien en la sala decide – por las razones que sean- humillarte, hacerte quedar mal u ofenderte frente a todos? ¿Cómo reaccionarías?

El plátano está en la cancha… ¿Qué otras opciones tienes?

1. Elegir tus batallas

Tal como Dani declaró “Hay guerras que están perdidas”, entonces qué caso tiene desgastarte por tratar de ganarlas. Si bien es cierto que siempre encontraremos personas a nuestro alrededor que simplemente no desean entrar en razón y respetar las diferencias, también lo es que de nosotros depende la reacción que tenemos para no ceder ante sus intenciones.

“No vamos a cambiar las cosas fácilmente. Si no le das importancia, no logran su objetivo”.

Los insultos son como regalos: si lo recoges, lo aceptas; si no lo recoges, quien te insulta se lo queda en sus manos. No podemos culpar al que insulta de nuestra decisión de aceptar su regalo. Por esa misma razón, esos insultos son para mí como un regalo que elijo no recoger.

2. Sin miedo al ridículo

Se han realizado estudios que aseveran que el miedo al ridículo es aún más grande que el miedo a la muerte. Aprender a lidiar con éste y a reírnos de nosotros mismos es una de las competencias más redituables que podemos adquirir.

Dani bromeó diciendo que su padre siempre le dijo que comiera plátanos para prevenir los calambres. “Tienes que tomártelo con una dosis de humor”.

¿Qué imagen tienes de ti mismo cuándo alguien te ridiculiza?

3. Nuestras reacciones revelan la opinión que tenemos sobre nosotros mismos

En este acto es evidente que Dani Alves tiene un concepto de sí mismo muy superior al concepto que pudo tener la persona que le lanzó el plátano. Su capacidad para tomarlo con humor, posiblemente nos habla de la certeza que tiene sobre quién es, sus valores, sus competencias y sus habilidades, trascienden cualquier ofensa que le puedan hacer.

4. Diseño de los pensamientos y dominio de las emociones

¿Qué se habrá dicho Dani Alves en ese momento? ¿Qué habrá pensado?  Dani mostró el poder que tenemos los seres humanos de inventarnos y rediseñarnos  a nosotros mismos, independientemente de la opinión de los demás.

Qué habría sucedido si en vez de pensamientos expansivos, se hubiera dichos cosas como: “¡Qué mal me están haciendo quedar!” “¿Cómo se atreven a hacerme esto a mí?”

5. No vemos las cosas como son, vemos las cosas como somos

Sobre un mismo hecho, hay tantas posibles interpretaciones como personas en el mundo. Cada quien interpreta desde su propia experiencia y diferentes contextos: cultural, familiar, personal, etc. Podríamos tardar horas en analizar las causas que llevan a una persona a observar el mundo de una determinada manera, sin embargo, en coaching buscamos centrarnos en las posibilidades de acción que dicha interpretación abre o cierra. 

La capacidad de transformación del mundo, está asociada a nuestras interpretaciones. Si Dani hubiera interpretado lo que le sucedió sólo como una ofensa más,  estaría privando al mundo de la posibilidad de aprender una forma efectiva de manejar las ofensas y sobre todo de impulsar una campaña antirracismo.

“No es lo que ha sucedido lo que molesta a un hombre, dado que lo mismo puede no molestar a otro. Es su juicio sobre lo sucedido”. Epicteto

6. No sufrir por juicios ajenos

Un juicio –positivo o negativo –  dice más de la persona que lo emite que de quien lo recibe. Revelan su alma. Por lo tanto antes de engancharnos con una opinión ajena, cuestiona quién y por qué lo dice y analiza qué tanto tiene que ver contigo pero sobretodo, qué tanto tiene que ver con la otra persona.

Toda idea es emitida por una persona que, al emitirla, revela quién es. Y
particularmente revela las emociones desde las cuales tales ideas se
emiten. Nietzshe

El mundo entero es una chimenea. ¿Con qué estado de ánimo puede uno evitar quemarse?, dijo Gao feng. Y tú en circunstancias similares, ¿qué decides?

La autora es Coach Empresarial y de Vida y puedes seguirla en Twitter en @March_coach

Relacionadas

Comentarios