'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

El negocio de Internet está en los servicios

Si buscas un emprendimiento vía Internet debes saber que los usuarios quieren acceder a los productos para disfrutarlos sin necesariamente poseerlos.

28-04-2014, 1:41:26 PM
El negocio de Internet está en los servicios
Alejandra Palomares Barrios

El
concepto de propiedad hasta hace muy poco era el eje en torno al que giraba buena cantidad de empresas. Y no solo
hablamos de propiedad en términos de bienes
raíces
, sino como el acto de poseer algo a cambio de dinero: una compra de un producto tangible, el que sea, tan sencillo como eso.

Sin
embargo, la era del conocimiento y
la llegada del internet está cambiando drásticamente este concepto. “Lo que
ahora más interesa no es tener el producto
en sí
, sino la oportunidad de disfrutarlo, aunque no lo posea. Es el nuevo capitalismo de los servicios”,
comenta Javier Celaya, experto en negocios en internet, durante el V Foro de
Industrias culturales, llevado a cabo en Madrid, España.

El
comercio del acceso

Empresas
como Netflix
han entendido muy bien este cambio en la industria audiovisual: la gente ya no está tan interesada en poseer
una película o una serie de televisión en un formato físico, pues a veces el
almacenaje se vuelve un problema.

El
cliente se conforma con solo pagar un servicio que le dé acceso al entretenimiento, aunque no poseea el producto.

Otro
ejemplo de este fenómeno es la empresa Nubico,
dedicada al préstamo de libros, bajo
el mismo concepto que lo hace Netflix, y ya no digamos lo que está sucediendo
con empresas como Spotify,
que a cambio de una cuota te permiten escuchar un universo infinito de canciones.

Un
elemento que tienen en común estos negocios de los que hablamos es que se
llevan a cabo en el terreno de lo
virtual
; es decir, de internet. De ahí que muchos estén preocupados por su legislación y cobertura
global
, como es el caso de los grandes llamados Facebook, Google, Apple o Amazon.

“Lo
normal es que la realidad siempre le
gane a las leyes
. Eso no lo veo mal, porque solo así se permite la
innovación y el desarrollo tecnológico;
sin embargo, una vez que se detecta un nuevo problema de competencia desleal en
los negocios, es importante subir al tren a las leyes para ponerlas al
corriente”, explica Celaya.

Lo
anterior viene al caso porque una de las mayores
preocupaciones
ante esta nueva realidad, donde parece que la propiedad cobra menos importancia,
existe un conflicto de intereses en materia de derechos de propiedad
intelectual. “La guerra está dada entre los mismos; esto es, entre los
intermediarios, no entre los creadores y su audiencia”, comenta Naxto
Rodríguez, profesor de la Universidad Complutense de Madrid, y experto en
Creative Commons.

Para
entender mejor el conflicto, pensemos en lo que ha sucedido en la industria de
la música. En términos simples, la desaparición
del formato físico de distribución y venta de música
, no solo produjo nuevos competidores por parte de la
oferta, sino que abrió o fortaleció (según se quiera ver) otras fuentes de
ingreso del artista, como son las presentaciones en vivo. Al final, con esta
conversión tecnológica, los más afectados fueran los intermediarios
tradicionales: las disqueras, que no
supieron transformar su negocio a tiempo para adaptarse a estas nuevas
realidades del mercado.

La
propiedad intangible

El tema
es extenso y puede dar varios hilos para cortar, pero hacer esta reflexión
sobre lo que está ocurriendo en el mundo
de los negocios
, nos puede ayudar a entender mejor lo que nuestros clientes buscan, pero sobre
todo nos puede servir para modificar y actualizar
algunos de los procesos o maneras de concebir
la empresa para la que
trabajamos o dirigimos.

Nuestros clientes están buscando satisfacer sus necesidades en el mercado de la propiedad intangible.

Quizá
el producto que hasta ahora hemos ofrecido está cambiando de forma, quizá lo
que nuestro cliente busca para quedarse con nosotros, ya no es que le
proporcionemos algo que pueda tocar,
sino solo un servicio para disfrutar de forma virtual el mismo producto. Es lo
que ahora los expertos llaman el mercado
de la propiedad intangible
.

Relacionadas

Comentarios