HistoriasManagement

¿Eres multitasking? ¡Cuidado! Eso ya no es productivo

MItos van y vienen sobre las ventajas de ser ‘multitareas’, pero recientes estudios revelan que puede ser catastrófico, entérate por qué ser ‘monotasking’.

28-04-2014, 6:58:04 AM
¿Eres multitasking? ¡Cuidado! Eso ya no es productivo
Tatiana Gutiérrez

Todo pareciera indicar que el profesionista debe tener dentro de sus habilidades y características el ser ‘multitasking’. Pero, ¿qué tan cierta y beneficiosa es esta habilidad? Para algunos expertos es casi imposible que el ser humano pueda realizar más de una cosa a la vez, es más muchos la clasifican como un mal que afecta la productividad en las empresas, ¿será cierto?

Verdades sobre el Multitasking

Al respecto, Fernando Gutiérrez, director del Departamento de Comunicación del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, asegura que es importante poner atención al concepto.

“Existe una contrapropuesta del concepto de multitasking, también se le conoce como Atención Parcial Discontinua o Continua, no es la capacidad de ser multitareas, lo que termina sucediendo es que tienes una atención parcial en cada una de las tareas que desempeñas”, comenta. 

De acuerdo con una investigación realizada por Earl Miller, científico especializado en Neurología del Massachusetts Institute of Technology (MIT), el cerebro humano no es capaz de enfocarse en dos o más cosas a la vez, sino de cambiar la atención en una u otra. Lo que deja al aire que se han de manera eficiente o que se llegue a concluir una u otra. 

Por su parte, Jeff Brown, doctor en la Escuela de Medicina en Harvard y autor del libro Say Godbye to Stress, indica que cuando realizas más de dos tareas a la vez, la corteza frontal del cerebro – aquella que se encarga de las labores cotidianas-, se satura de información, impidiendo que ésta viaje a otras áreas del cerebro, comprobando que en vez de ser más eficientes, la capacidad se reduce al 50%. 

Asimismo, la Universidad de California realizó un estudio donde estipula que saltar de una tarea a otra, en lugar de ahorrar tiempo – como se estimaría- el resultado es catastrófico: se dobla el tiempo para completar una tarea, es decir, si tardarías 30 minutos, te llevará una hora. 

La Universidad de Stanford realizó un estudio que tenía como objetivo el descubrir las capacidades con las que cuentan las personas ‘multitareas’. Sin embargo, después de tres experimentos, se comprobó que estas personas no sólo tienen características deficientes, sino que tienen un menor desempeño, reducción de su capacidad mental e improductividad. 

Deshazte del mal de ser “multitasking”

“El mejor consejo que podemos brindarle a nuestros colaboradores es que eviten, a toda costa, ser multitareas a la hora de estar desempeñando una tarea en la oficina”, comenta Gutiérrez. Los expertos aseguran que existen algunos pasos que te ayudarán a evitar este mal. ¡Pon atención!

1. Desconéctate

La dinámica al llegar a la oficina es conectarte a cada una de tus redes sociales, entre ellas chats y correos electrónicos. Si bien es importante permanecer comunicado y también sirve como distracción en momentos de estrés; la recomendación, cuando tienes algo importante por hacer o finalizar algún pendiente, es desconectarte de todo aquello que pueda distraerte, esto te ayudará a enfocarte a una sola cosa que terminarás en menor tiempo. ¡Piénsalo, es más efectivo!

2. Se trata de priorizar

Esta palabra es clave cuando hablamos de jornadas laborales exitosas. Si lo que necesitas es poner atención en lo que más importa, lo que realmente estás buscando es priorizar tus tareas de manera eficiente. Recuerda que debes separar lo importante de lo urgente, así realizarás mejor tus tareas cotidianas. 

3. Una cosa a la vez

Evita realizar más de una cosa a la vez, es importante que atiendas al 100% de tus capacidades cada tarea de tu rutina, así lo realizarás en menor tiempo y de la mejor forma. ¡Inténtalo!

4. Concéntrate

Cada persona cuenta con métodos que nos ayudan a relajarnos y a concentrarnos, para algunos es la música, para otros es un cuarto sin ruido. Debes encontrar la forma más óptima para realizar cada una de tus tareas. 

5. Separa tiempo para tu persona

Debes encontrar esos cinco minutos que te ayudarán a concentrarte de nuevo. La mayoría de las distracciones con las que nos topamos son causa de un exceso de estrés, así que evita tenerlo de aliado. Cada vez que te sientas presionado o que las ideas se han bloqueado es importante que tomes 10 minutos para recuperarte: escucha música, camina, habla por teléfono o realiza cualquier actividad que te saque de la rutina laboral. 

¿Tienes algunos consejos que ayuden a salir de la ineficiencia del ‘multitasking’?

Relacionadas

Comentarios