'; Alto Nivel
HistoriasManagement

6 pasos para solucionar un conflicto en la oficina

Todos los problemas que enfrentamos demandan una gran energía que puede ser usada a nuestro favor o en nuestra contra. Esto depende de cómo los afrontemos.

23-04-2014, 6:12:24 AM
6 pasos para solucionar un conflicto en la oficina
Tatiana Gutiérrez

Debes tomar en cuenta que hoy, los conflictos son parte de nuestra vida en la oficina, y como tal, debemos aprender a lidiar con ellos y salir victoriosos. Cuando escuchamos la palabra ‘conflicto’, nuestra cabeza suele pensar en algo negativo: mala relación con los proveedores, una posible pérdida del cliente, fricciones con el jefe o compañero hasta bajos números en los reportes trimestrales. Pero, ¿qué tantas cosas positivas puedes sacar de ellos?

Al respecto, Manuel Pimentel, experto en temas de negociación, mediación y resolución de conflictos, así como presidente de la Asociación Española de Empresas de Consultoría (AEC), asegura en su más reciente publicación “Resolución de Conflictos; Técnicas de Mediación y Negociación”, que todo conflicto cuenta con gran energía que puede ser utilizada a nuestro favor o sino tenemos cuidado, puede llegar a destruirnos. 

“Se trata de la forma en cómo lo afrontamos y resolvamos. En muchas ocasiones es el trampolín que precisamos para ascender en nuestro camino personal o profesional, o la vía por la que una sociedad es capaz de evolucionar (..) quizás haya sido la palanca que nos impulsó a llegar hasta donde estamos, todo depende de la perspectiva con la que se mire”.

Sin embargo, cualquier tipo de conflicto generará dolor y tensión, siendo difícil enfrentarlo de manera positiva, pero hacerlo no es imposible. Lo primero que debes hacer es comprender lo positivo y lo negativo del conflicto al momento de vernos frente a éste.

Pros y contras al enfrentar los conflictos 

Algunos expertos clasifican los conflictos en tres ramas:

Ideológicos. Creencias o valores. 

Personal. Intereses o necesidades. 

Externo. Relación y comunicación.

Sea cual sea su clasificación, Pimentel nos ofrece una guía rápida para llegar a la resolución de conflictos.

1. Plantea bien el problema. Asegúrate de no entretenerte con causas y efectos perdidos. 

2. Analiza los elementos del problema. Es importante encontrar los factores detonantes y conocer los elementos que lo componen, así como todas sus posibles consecuencias. 

3. Plantea diversas soluciones. Este punto es necesario, debes visualizar varias alternativas de resolución para un conflicto, esto te ayudará a no escoger el menos dañino, sino a tener soluciones efectivas y positivas. 

4. Selecciona la mejor. 

5. Desarrolla un plan de acción. 

6. Realiza una evaluación del progreso y el resultado. 

Cómo sobrevivir a la crisis

Puede que suene más sencillo de lo que parece, los profesionistas suelen saber que estos pasos pueden llevarlo a una posible solución, sin embargo, no siempre la parte técnica es el problema. Al respecto, el autor nos brinda 18 consejos para la gestión de crisis a la hora de enfrentarnos al conflicto.

1. Sé más empático. Es importante sintonizar emociones con los demás. 

2. Salva tu autoestima. Se logra planteando alternativas y salidas inteligentes que no hieran y humillen a los demás. 

3. Sé asertivo. Debemos aprender a defender nuestra postura y saber encajar las críticas con autocontrol. 

4. Aprender a escuchar. 

5. Otorga reconocimiento. Honor a quien honor merece, asegúrate de darle valor a aquellos que han actuado positivamente, a los que han aportado resoluciones y a quienes no, también es bueno hablar con ellos.

6. Ve más allá de lo obvio. Los conflictos suelen tener raíces más profundas, evita quedarte con las primeras impresiones. 

7. Vigila el marco mental de referencia. Evita la desorientación que el conflicto genera. 

8. Quita miedos y relaja defensas

9. Aprovecha el punto muerto del conflicto. Muchas veces por creer que es imposible lo descartamos de manera inmediata. ¡No lo hagas! Muchas veces ahí suele estar la solución. 

10. Gestiona la agresividad. 

11. Baja las expectativas. Si se elevan pueden generar frustraciones o metas imposibles para la negociación. 

12. Valora la creatividad en cada uno de tus colaboradores. 

13. Explora y pregunta. Es necesario hacerlo en cualquier tipo de conflicto. 

14. Es importante persuadir. Hay que aprender a sugerir sabiamente. 

15. Encuentra el punto óptimo en recetas y tiempos. 

6. Cura las relaciones. 

17. Crea normas. Es importante delimitar, sobre todo en conflictos de poder. 

18. Desconfía de lo demasiado fácil. Suele ser contraproducente. 

¿Tienes algunos consejos que nos puedan ayudar a enfrentar los conflictos de mejor manera?

Relacionadas

Comentarios