'; Alto Nivel
HistoriasManagement

¡Cuidado! 13 empleados tóxicos que NO debes contratar

La calidad de tu empresa depende de su gente y todo comienza desde el proceso de selección. Conoce los perfiles de las personas que deberías no contratar.

21-04-2014, 6:29:01 AM
¡Cuidado! 13 empleados tóxicos que NO debes contratar
Tatiana Gutiérrez

El proceso de reclutamiento y selección de personal suelen ser uno de los más complicados dentro de las organizaciones, no sólo involucran una inversión significativa de tiempo, sino grandes procesos de análisis y estrategias indispensables para poder descifrar el comportamiento, personalidad y aptitudes de nuestros posibles candidatos. Sin embargo, no importa qué tan preparado esté nuestro personal de RRHH, estas estrategias no siempre funcionan para prevenir la llegada de estos personajes indeseables y tóxicos para la organización. 

¿Pero quiénes son estos personajes y cómo podemos identificarlos antes de reclutarlos? Al respecto, Steve Cody, socio-gerente de Peppercomm y autor del libro What’s Keeping Your Customers Up at Night?, asegura que estos personajes sí existen y se pueden identificar 13 diferentes tipos (también puedes leer “Identifica los tipos de empleado problema”):

Tipos de candidatos tóxicos

1. El millennial dependiente


La entrevista de trabajo es la mayor oportunidad para que el reclutador conozca la personalidad y grandes capacidades de los candidatos, pero parece que el millennial dependiente está dispuesto a arruinar este espacio de reconocimiento. Estos personajes son aquellos que llevan a mamá o papá a las entrevistas, pasan con el reclutador mientras lo esperan pacientemente en la recepción y salen de la entrevista para irse con ellos de regreso a casa. No necesitas gente dependiente e inmadura que no sepa enfrentar sus problemas y darles soluciones. Evítalos a toda costa. 

2. El empleado puente


Estas personas parecen estar más interesadas en los periodos vacacionales, días de asueto de la empresa, puentes obligados, enfermedades para inventar y cualquier otro pretexto que le evite realizar sus deberes. ¿Son dañinos? Claro que sí, su productividad es mínima, su capacidad para enfocarse a resultados deja mucho qué desear y pueden ser como un virus que infecte a sus compañeros de trabajo. 

3. Frases hechas


De acuerdo con Cody, es importante evitar aquellos personajes que han estudiado todo tipo de frases motivadoras y que han decidido expresarlas como entusiastas oradores. Se trata de buscar gente con actitud y aptitud, no personas que puedan manipular sin las capacidades que su puesto lo exige. Aquí debes de tener cuidado, estos personajes son realmente escurridizos. 

4. Los urgidos


Sabemos que la situación laboral es un grave problema dentro del país. Sin embargo, contratar a aquellos que te dicen “puedo trabajar de lo que sea, sólo dame trabajo y verás” puede ser un gran riesgo. Como en todo, no se trata de generalizar; como puedes contratar a un gran profesionista que necesita una oportunidad para demostrarte sus grandes capacidades, como puedes contratar a alguien que seguro se desmotivará pronto y te dejará con el puesto disponible… de nuevo. Piénsalo dos veces. 

5. Mente en blanco


Ya sea por nervios o porque no tiene la capacidad de reacción, estos personajes son aquellos que se quedan en blanco ante una importante pregunta dentro de las entrevistas, ya sean estratégicas u operativas. ¿Por qué no contratarlos? Las empresas necesitan gente con “piel dura” ante las adversidades, si con una simple pregunta no pueden, seguramente con un gran problema menos. 

6. Los parlanchines 


Hablan, hablan y hablan. Creen tener el dominio de la conversación durante la entrevista pero no hay tema que compagine con lo preguntado, son personas que les gusta adornar lo que han hecho y al final de todo suelen preguntar “¿Cuál era la pregunta?”. Evalúa a estos personajes y el puesto en el que desearías estuvieran. 

7. El minimalista


Son monosilábicos: “Sí” y “No”son las respuestas que más escucharás en toda la conversación con ellos. Un buen consejo para los postulantes: cuando se trata de una entrevista de trabajo necesitas expresarte y saber hacerlo, evita estas monosílabas. Para los reclutadores es obvio que se necesita gente con experiencia y que sepa dar respuestas a situaciones complejas. 

8. “Hyperbolist”


Cody llama así a aquellos que engrandecen su CV y a la hora de entrevistarlos suelen ser mucho menos de lo que decían. Evítalos de cualquier forma, seguramente no podrán con el puesto. Si quieres saber un poco más sobre cómo librarte de ellos puedes leer 7 tipos de empleados que deberías despedir.

9. El camaleón


Se vende como un gran y perfecto multitasking: puede hacer todo y de todo. Sin embargo, para la empresa no es nada conveniente, si te preguntas por qué la respuesta es que no sabe lo que quiere y, de alguna manera u otra, llegará el momento en que no se halle dentro de la empresa, provocando grandes problemas de identidad y un mal ambiente laboral

10. Dramáticos


Suelen sacar sus problemas personales en las entrevistas, son personajes que mezclan todo tipo de dolencias para impresionar al entrevistador o dar lástima. Si creen que manipulando pueden entrar, están muy equivocados. Estos personajes podrían ocasionarte serios problemas y grandes círculos viciosos

11. El inseguro


Son aquellos que colocan en su CV muchas características, aptitudes, competencias y experiencia laboral; pero cuando llega el momento de hablar de ellas te responden “no estoy seguro por qué lo puse en mi CV” o “No intenté decir eso, más bien digo que…” Eres o no eres, ésa es la cuestión. 

12. Habladurías


¿Aún te llegan personas que hablan mal de sus ex jefes o ex empresas? Si tu respuesta es sí, lo mejor es descartarlos desde un inicio, es más, deberías aconsejarles que no lo hicieran. Estas personas son grandes traicioneros de la cultura y filosofía empresarial, nunca puedes predecir si estarán o no en facor de su lugar de trabajo ni si puedes contar con ellos. Necesitas en quién confiar. 

13. Adictos a la tecnología


Llegan a la entrevista de trabajo y lo primero que hacen es colocar su smartphone enfrente suyo, lo checan cada dos minutos y se va contestando mensajes por WhatsApp. Es cierto que necesitas gente actualizada y apta para enfrentar los retos de la tecnología y el mercado, pero de nada te sirve contratar a alguien que pondrá más atención a su teléfono que a una urgencia laboral. Si deseas, puedes leer Enfermedades causadas por la tecnología.

¿Te has encontrado con alguno de estos tipos de empleados? ¿Conoces otros personajes tóxicos para la empresa?

Relacionadas

Comentarios