HistoriasMicrositio

Materias primas suben ritmo ante debilidad de mercado

Las materias primas subieron por tercera semana consecutiva, y por lo tanto, van en contra de la tendencia a la baja del mercado de valores.

16-04-2014, 8:44:56 AM
Materias primas suben ritmo ante debilidad de mercado
Ole S. Hansen, analista Senior de Materias Primas de Saxo Bank

Las materias primas subieron por tercera semana consecutiva, y por lo tanto, van en contra de la tendencia a la baja del mercado de valores. Algunas de las claves fueron un dólar más débil, el lado conservador de la Reserva Federal y las preocupaciones por la situación geopolítica y el tiempo.

Se vieron ganancias en todos los sectores, entre ellos, los metales industriales, donde el níquel y el aluminio presentaron altos rendimientos.

El sector de la energía subió gracias a la gasolina y el crudo WTI, mientras que el sector agrícola recibió un fuerte impulso del aumento repentino en los precios del café.

El índice de materias primas DJ-USB, que el 1 de julio cambiará su nombre a Bloomberg Commodity Index, tras el acuerdo entre ambas compañías, subió un 1.4 % y alcanzó el máximo de un año.

El apetito de los inversionistas continúa siendo alto, y la demanda aumentó nuevamente después de la corrección de marzo. Esto benefició principalmente a las materias primas en los sectores de la energía y la agricultura.

Las posiciones largas netas totales en materias primas de los hedge funds y gestores de dinero a través de futuros y opciones en 24 commodities que cotizan en bolsa en los EU alcanzaron un nuevo máximo récord de 2 millones 164,000 contratos, lo que representa un valor de 131,400 millones de dólares.

Actualmente, sólo se ven posiciones cortas netas en el cobre, mientras que la exposición de las materias primas agrícolas como el maíz, trigo, ganado en pie y ganado de engorde llegó a niveles máximos en al menos 12 meses.

Respecto a los rendimientos individuales, en general ha sido una buena semana y con escasos rendimientos negativos como el algodón, que estuvo bajo presión ante una reducida demanda de exportación por parte de los Estados Unidos, el exportador más importante del mundo.

Los precios altos en EU, seguidos por los cultivos más bajos en cuatro años, hicieron que los compradores internacionales se cambiaran a otras regiones productoras, como India, que este año pronostica un récord en la producción.

La sequía extrema del inverno estadounidense puede reducir aún más la próxima producción, lo que podría contribuir a la recuperación del precio.

El trigo CBOT cayó por segunda semana consecutiva, dado que el mejorado panorama de producción fuera de los EU ayudó a mitigar algunas de las preocupaciones relacionadas con los cultivos del invierno en suelos estadounidenses, que lucharon a lo largo de un invierno muy frío y extrañamente seco. Algunos pronósticos de lluvia para la próxima semana pueden mejorar las condiciones en las zonas de cultivo de trigo y dejaron el precio con limitado potencial al alza.

El níquel llevó al alza del sector de los metales industriales, dado que subió por décimo día debido a las preocupaciones por una prohibición en las exportaciones del mineral de hierro a Indonesia y que las dificultades en las exportaciones de Rusia podrían limitar la oferta mundial.

Este metal, ingrediente clave para fabricar acero inoxidable, ha tenido buenos rendimientos desde enero cuando el gobierno de Indonesia prohibió las exportaciones de minerales sin procesar. Cuanto más larga sea está prohibición, más alto será el riesgo de un déficit mundial que causará años de producción excedente.

El níquel es una gran jugada de impulso, tal como se ve en los gráficos históricos. Alcanzó un máximo de 29,425 dólares la tonelada, antes de colapsar y llegar a un mínimo de 10,750 dólares la tonelada durante el pasado mes de abril.

Después de la ruptura reciente por encima de los 15,000 dólares, los fondos de inversión y los consumidores estuvieron apostando al alza, y si las perspectivas de oferta continúan deteriorándose, no podrá descartarse una caída a los 18,900.

El crudo aumentó en la semana, ya que las preocupaciones geopolíticas mitigaron las posibles noticias negativas sobre el precio. El WTI recibió un estímulo extra de la fuerte demanda de gasolina, pero el continuo aumento de los inventarios internos de crudo podría ser una amenaza para la actual fortaleza relativa del precio del WTI.

La gran disponibilidad de crudo no exportable en la costa del Golfo, el hecho de que sólo unos pocos buques tienen permiso para transportar crudo de fabricación nacional a otros puertos de los Estados Unidos, así como el continuo aumento en los inventarios, podrían conducir a precios más bajos, especialmente considerando el flujo de petróleo del sur desde Cushing a la región.

La prima del Brent sobre el WTI disminuyó a 4 dólares el barril por primera vez desde septiembre pasado, por una combinación de conductores positivos de WTI, pero también por el mayor viento en contra en los mercados mundiales.

El Brent, transportado vía marítima, es el referencial mundial y, por lo tanto, es más sensible a los cambios en las perspectivas mundiales de oferta y demanda. El potencial de una mayor oferta por parte de Libia, junto con la ralentización de la demanda de Asia y, en particular, China, tuvo el mayor impacto en su precio, y lo dejó luchando para volver a alcanzar los 110 dólares el barril.

La OPEC redujo en 100,000 sus estimados de cuánto se necesita producir, a 29.6 millones de barriles por día, a causa del aumento continuo en la producción de EU y Canadá. Mientras tanto, la Agencia Internacional de Energía (IEA) pronosticó que la demanda mundial en 2014 se mantendría igual en 92.7 millones de barriles por día.

La producción de petróleo de EU está en sus máximos niveles desde 1988, lo que contribuyó al aumento de las reservas al máximo de 4 meses. La Administración de Información Energética (EIA) también informó que ahora Estados Unidos satisface el 87 % de sus necesidades energéticas, el máximo nivel desde 1989, dado que las reservas llegaron a sus niveles más altos en 36 años.

Por su parte, el oro continuó recuperándose de la liquidación de más de 100 dólares que se vio en marzo y después de volver a estar por encima de los 1.300 dólares la onza, tuvo un progreso continuo –pero no convincente– hacia niveles de resistencia claves.

Los minutos de la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) resultaron menos severos de lo que Janet Yellen, presidenta de la Fed, había hecho creer al mercado, y esto impulsó al metal dorado, que encontró soporte en una renovada venta de dólares y una caída en los rendimientos de los bonos estadounidenses a 10 años al extremo inferior de su rango actual entre 2.6 y 2.8 %.

A pesar de que la posesión total de productos negociados en bolsa respaldados por el oro físico vio reducciones continuas en las últimas cuatro semanas, el metal precioso debería continuar en busca de soporte a corto plazo.

A raíz de la renovada debilidad de los mercados de valores, liderada por las ventas en el índice Nasdaq junto con las preocupaciones sobre Ucrania, el precio se debería mantenerse por encima de los 1,300 dólares, mientras una banda de resistencia entre los 1,335 y 1,348 dólares la onza sería igual de difícil de romper debido a la actitud neutral de los inversionistas.

El café Arabica retomó la recuperación de febrero por las preocupaciones sobre que el mercado mundial caería en déficit por primera vez en cinco años.

La sequía extrema que en enero golpeó las regiones clave de cultivos en Brasil, el productor más importante del mundo, es el principal culpable de este panorama alterado.

El precio del grano de alta calidad está 86% más alto que en diciembre, mucho más que el café Robusta, la variedad de más baja calidad, producida principalmente en Vietnam.

Después de recuperarse durante seis días seguidos, operó por encima de los 200 centavos la libra, para después fluctuar al máximo desde febrero de 2012.

Para algunos analistas, las perspectivas de cultivo de Brasil podrían sufrir durante al menos tres años, dado que les llevará tiempo a los arbustos de café recuperarse de la deshidratación en que quedaron tras la sequía.

Para reforzar el estado de incertidumbre actual, existe un mayor riesgo de que el fenómeno climático El Niño, que ocurrirá más adelante, empape a Brasil y aumente el riesgo de oxidación de la hoja.

Técnicamente, el precio del café (primer mes continuación) recuperó un 50% de la venta del 2011 al 2013 en tan solo unos meses, y el próximo nivel importante está en los 229.50 centavos la libra.

Relacionadas

Comentarios