HistoriasManagement

¿Debo permanecer o renunciar a mi empleo?

Existen tres razones comunes por las que deberías cambiar de empleo; sin embargo, antes de cerrar el ciclo debes preparar el camino.

15-04-2014, 1:55:16 PM
¿Debo permanecer o renunciar a mi empleo?
Altonivel

¿Te sientes insatisfecho con tu
trabajo? ¿Te cuesta mucho levantarte para ir a trabajar? ¿Tu insatisfacción laboral
está mermando la relación con tu familia?  Sabemos que tener un empleo puede ser una
bendición, pero cuando no es el ideal puede convertirse en un verdadero
infierno. Pero también sabemos que la sola idea de cambiar de rumbo siempre traerá incertidumbre. No obstante, debes tomar una
decisión.

El director editorial de la revista Alto
Nivel
, Ulises Navarro, participó en la feria virtual Expo City –organizada
por OCCMundial- y ofreció algunos consejos básicos para detectar cuándo debes
cambiar
de empleo, qué hacer si te quedas y cómo buscar un nuevo empleo.

Para empezar, la señal más
clara que se tiene cuando se debe abandonar el trabajo lo más pronto posible es
que éste no te haga feliz. Aunado a ello, hay más indicios por los
cuales puede ser que no estés satisfecho, aquí los tres más comunes:

1. La filosofía corporativa de la
empresa no va contigo.

2. La ética o imagen de la empresa en la que trabajas puede
afectar tu propia imagen.

3. Tu jefe, o persona a la que le
reportas directamente, y tú no “hacen clic”.

Antes de renunciar

¡No tan rápido! Antes de abandonarlo todo debes preparar el camino.

1. La antigüedad en la empresa.
Hace tiempo, tener 5 o 10 años en una empresa tenía un gran valor curricular, ahora
no lo es tanto. A menos de que en menos de un año hayas cambiado más de dos veces de empleo, esto sí puede ser una mala señal para el reclutador que podría dudará de tu
seriedad.

2. Candidatos activos. La mayoría
de los reclutadores buscan a candidatos que estén laboralmente activos, esto
quiere decir que están actualizados y dando resultados. Por el contrario, si buscas
trabajo o alguna empresa te busca, y no estás laborando cae el valor de la
oferta que te puede hacer un reclutador.

3. Trabajar y buscar empleo, doble
esfuerzo.
Si estás laborando y quieres encontrar empleo puedes apoyarte de
Internet. Subir tu currículum a LinkedIn
o recurrir a las bolsas de trabajo. Además, puedes acercarte vía correo
electrónico con los headhunters.

4. Quiero ganar más. Cambiar de
empleo solo por la cuestión económica es un grave error. Si te vas a otra
empresa para ganar el 10 o 15% más y, estando ahí, buscas otra empresa que
pague más, no estás aprovechando lo realmente importante. El fin de cambiar de
empresa debe estar enfocado a: desarrollo
profesional
, qué nuevos puestos
puedes alcanzar y en qué dirección va la compañía.

Ahora bien, si crees que la organización en la que trabajas está abusando de
ti económicamente. Lo que debes hacer es:

►Capacitarte. Prepararte para
hacer labores de mayor valor o en puestos más altos.

►Ascenso. Buscar un ascenso con
tu jefe inmediato o superiores.

► ¿Qué ofreces? Siempre tener una
propuesta sobre qué más vas a dar a la corporación.

5. Investigar a la empresa. Muchos
candidatos deciden mudarse de empleo porque las promesas de prestaciones y
desarrollo son muchas; sin embargo, no siempre se cumplen. Por ello es
importante averiguar bien la empresa
con empleados o ex empleados, puedes llegar a entender a la organización y
determinar si son fiables y respetan los acuerdos.

Renuncia definitiva

Si ya has tomado la decisión de renunciar, antes de irte de la empresa debes
hablar con tu jefe y subordinados, y pedirles feedback. Preguntarles: ¿Cómo se
sienten con mi trabajo? ¿En qué has fallado? Porque será esto lo que realmente
te ayude a corregir deficiencias y tener un mejor empleo.

Para cerrar un buen ciclo en el empleo en el que te encuentras solo debes hablar con la verdad. Sentarte con tus jefes y decirles tus motivos por los
cuales decides renunciar. La
honestidad siempre se valora.

¿Has estado en este caso? ¿Qué camino tomaste?

Relacionadas

Comentarios