Estilo de VidaHistorias

Alimentos congelados, una industria contra la obesidad

En esta época la falta de tiempo es factor de mala alimentación y los alimentos congelados son una opción. Aquí los mitos y realidades que los rodean.

11-04-2014, 6:55:19 AM
Alimentos congelados, una industria contra la obesidad
Tatiana Gutiérrez

En una sociedad donde lo que falta es el tiempo, todo parece indicar que la obesidad es la primera opción de la carta. Durante los últimos años, empresas y sociedad han optado por opciones alternativas que puedan alimentarles, pero también que se hagan de manera rápida, pero ¿qué tan buenos son estos alimentos? ¿Realmente nos nutren? ¿Vale la pena sacrificar tiempo y esfuerzo?

Al respecto, Juan Manuel Manzano, director de Asuntos Científicos de SPRIM México, asegura que la practicidad de estos alimentos han abierto un debate sobre la calidad de los mismos y su capacidad nutrimental.

“Es común que la gente llegue a pensar esto, especialmente cuando no sabemos los procesos por los cuales los alimentos terminan congelados en un refrigerador, sin embargo, la mayoría de estos comentarios son falsos”. ¿Por qué? Se lo preguntamos y éstas fueron sus conclusiones.

Mitos y realidades sobre estos alimentos

1. Los alimentos congelados pierden su valor nutrimental

No es así. Pon atención a estos datos: 

Estudios polacos aseguran que las espinacas congeladas contienen más calcio que la espinaca fresca y la leche. La única condicional es consumirlas antes de 6 meses en el congelador. 

La Universidad del  Norte de California realizó un estudio sobre las moras congeladas, según sus datos estos alimentos al congelarse no pierden sus antocianinas. El único consejo es consumirlos antes de cinco meses en el congelador. 

Un análisis realizado por el Journal of Food Science indicó que las antocianinas de las cerezas se adhieren más a ellas al momento de congelarse. 

La mayoría de los alimentos no pierden su valor nutrimental, en algunos casos, suelen potenciarlos o guardarlos más frescos. Lo que tienes que cuidar antes de consumirlos es ver su proceso de selección y congelación, así como investigar cuál es el tiempo recomendable para poder comerlos. Como en todo, antes de disfrutarlos la mejor recomendación es informarte. 

2. Los alimentos congelados no son frescos

Al respecto, Rodrígo Mondragón, director de Mercadotecnia de Productos La Huerta, asegura que estos productos son más frescos que los que encontramos en el mercado. ¿Por qué? 

“Los alimentos no congelados pasan por varios procesos antes de comprarlos, las condiciones higiénicas son un factor muy importante, así como la degradación del producto hasta su consumo”, comenta. 

Cada empresa tiene su proceso de congelamiento, pero en el caso de La Huerta los productos son tratados de la siguiente manera para que puedas darte una idea:

Se escogen semillas especiales de agua certificada. 
Se riegan con agua de pozo profundo. 
Se fertiliza el producto a través de un control de insectos benéficos, evitando el uso de químicos. 
Una vez cosechado, el producto entra en un proceso de pre cocido, donde se activan las encimas para mantenerlo fresco. 
Inmediatamente entran al proceso de congelamiento, esto ayuda a mantener los nutrientes en cada porción. 
Finalmente se empaca y se traslada –congelados- los alimentos a los puntos de venta. 

NOTA. La frescura depende de su congelamiento, estos alimentos debe estar a -18° si se quiere mantener al 100% de sus valores nutrimentales. 

3. No saben igual que los procesados

No es cierto, estos productos tienen el mismo sabor que aquellos que no lo están. Aquí el cuidado que se debe tener es al momento de descongelarlos. 

4. Tienen altos índices de conservadores

Aquellos que son realizados por el proceso de congelación no suelen tener conservadores. Antes de consumirlos te recomendamos verificar que los alimentos hayan sido tratados a través de este proceso. Recuerda, la congelación aplica en frutas y verduras. 

5. Son más caros

Sí, la mayoría de los alimentos congelados son más caros que aquellos que puedes encontrar en el supermercado. Según un análisis realizado por AltoNivel.com.mx, su precio llega aumentar entre un 100 y 150%.

Antes de consumirlos toma en cuenta…

De acuerdo con Juan Manuel Manzano, los productos congelados deben tener un cuidado específico si se quiere conservar sus atributos, he aquí unos tips:

A) Cuida que tu compra sea en un periodo corto de tiempo. Si tienes pensado comprar y luego hacer una parada antes de llegar a casa, te recomendamos no adquirir alimentos congelados. Estos no sólo perderán sus nutrientes, sino no estarán tan frescos como deberían. 

B) Debes comprarlos al último de tu recorrido en el súpermercado. Cuida que sea el lugar que visitarás antes de pasar a la caja registradora. Estos productos necesitan estar congelados antes de su uso. 

C) Cuando se trata de consumirlos, el experto recomienda sacarlos de refrigerador e inmediatamente colocarlos en agua hirviendo por 4 o 5 minutos, esto ayudará a descongelarlos y a comerlos inmediatamente. ¡Ojo! No los descongeles, luego los hiervas y consumas, no es recomendable. 

D) Los alimentos congelados pueden durar hasta un año en su empaque, la recomendación de consumo es que no exceda a los cuatro meses. 

Ventajas de los alimentos congelados

Son muy prácticos. No tienes que lavarlos o cortarlos, la mayoría de las veces están listos para su uso. 

Ahorras tiempo. 

Cuidan los estándares de seguridad en su consumo. 

Los consigues todo el año. 

¿Qué piensas de los alimentos congelados? ¡Cuéntanos! Si tienes información adicional, nos encantaría saber de ella. 

Relacionadas

Comentarios