HistoriasMicrositio

Perspectivas 2T: Elecciones en UE, ¿más Europa?

Europa este periodo a su mayor reto electoral desde los años 70 y al mismo tiempo se enfrenta a una seria desaceleración. Llegó la hora del votante.

08-04-2014, 12:57:18 PM
Perspectivas 2T: Elecciones en UE, ¿más Europa?
Steen Jakobsen, Economista Jefe, Saxo Bank

Nuestras perspectivas para el segundo trimestre no predicen ni el final del euro ni de la Unión Europea (UE) sino que apuntan a que Europa podría enfrentarse durante este periodo a su mayor reto electoral desde los años 70 y a una seria desaceleración del crecimiento.

En el peor de los casos, un rechazo masivo a la idea de más Europa es lo que desde Bruselas se necesita, ya que son muchos los votantes que creen que los políticos no están centrados en las prioridades que se requieren para un cambio real.
 
La brecha entre los votantes europeos y los políticos partidarios de la UE no ha sido nunca tan grande. Por lo general, los sondeos en Europa indican que cualquier partido que sea reacio a la UE contará con un respaldo considerable. Los partidos euro-escépticos incluso podrían dar forma al mayor bloque dentro del Parlamento Europeo tras las elecciones del 22 de mayo.

La cosa se pone fea

¿Cómo se llegó a este punto? El concepto de una Europa unida es en gran medida una idea universalmente aceptada por la mayoría de los votantes. Son muchos los que tienen la idea de unos Estados Unidos de Europa, tal como había reflejado Winston Churchill en su discurso de Zúrich tras la Segunda Guerra Mundial. Europa puede ofrecer credenciales estelares respecto a su idea de mantener a sus estados miembros en paz, pero todo modelo requiere cimientos económicos fundamentados y a largo plazo. Y es aquí donde las cosas empiezan a ponerse feas para la UE.
 
La historia nos demuestra que, al final, incluso la más primitiva de las uniones monetarias puede caer ante dificultades económicas. Son muchos los países europeos que todavía no alcanzaron sus niveles de PIB de 2007 y las cifras del desempleo siguen siendo elevadas. En tanto, para los principales clientes de Europa, como Asia y EU., está siendo complicado mantener el impulso a pesar de que en el mundo desarrollado, se disfruta de la política económica más expansiva de la historia.
 
Ni que decir tiene que para los votantes, culpar de todos los problemas económicos a la UE resulta fuera de lugar. Pero esto es lo que podría ocurrir en mayo. A menudo, las elecciones parlamentarias en la UE sirven para registrar un voto de “protesta”. Todo ello supone que los partidos minoritarios pueden hacerse con más votos que en otras circunstancias. Los estrategas del Frente Nacional en Francia y del Partido de la Independencia del Reino Unido no logran borrarse la sonrisa de la cara. Los sondeos son favorables y mejoran cada mes.
 
¿El respaldo a los partidos minoritarios puede ser un obstáculo para Europa? No, en absoluto. Es mucho el capital político comprometido con el sistema y el modelo económico. De todas maneras, puede ser motivo de preocupación e incluso significar varios años de menor “innovación” y “más debates sobre Europa” desde Bruselas.

Salidas en falso

Lo que Europa va a tantear en el segundo trimestre es una economía que ha protagonizado numerosas salidas en falso. Es posible que la perspectiva para el resto de 2014 se sitúe por debajo del dato de crecimiento de consenso para Asia, Europa y Estados Unidos. En torno al final del segundo trimestre, es probable que las cifras de crecimiento lleven a la Reserva Federal (Fed) a parar el proceso de tapering. El Banco Central Europeo (BCE) va a centrar sus esfuerzos en la deflación y en la falta de crecimiento que está llevando a organismo a implantar abiertamente un programa de relajación cuantitativa y otra serie de medidas no convencionales.

Fuente: Thomson Reuters

El coqueteo de Alemania con la recesión de finales de año podría resultar más perjudicial que las elecciones al Parlamento Europeo, ya que el mercado centra su atención en todas partes. Al mercado podría preocuparle más Francia pero cuando Europa se estabilice, comenzará una rotación interna en el que los costos laborales unitarios del Club Med mostrarán una mejora y una reducción en la Europa nuclear (Francia, Países Bajos, Bélgica y Alemania).

El hecho de que España, Portugal y Grecia estén haciendo mejor las cosas no es necesariamente bueno para el conjunto de Europa, ya que en realidad supone un traspaso de problemas desde el Club Med a Francia y en nada a Alemania. En líneas generales, Europa no ha mejorado, pero los países más débiles están dando muestras de que sus respectivas devaluaciones internas están funcionando.

Para los clientes de Europa, el mercado global también se sitúa bajo presión. Asia ya no invierte en exceso, lo que supone que son pocas las exportaciones que viajan a Oriente. Tanto el crecimiento como el superávit por cuenta corriente de Rusia se sitúan cerca de cero desde niveles entre el 5% y el 7% y el 5% al 10% de crecimiento respectivamente antes de la crisis. Rusia sigue siendo el tercer mercado de bienes de lujo más importante del planeta. ¿Y quién vende principalmente artículos de lujo? Francia y Alemania. Es probable que en el 2T se observen los primeros signos de reducción de las exportaciones.

Los ocho frágiles

El desfase temporal para las medidas adoptadas en Asia en otoño es de seis a nueve meses, lo que supone que ahora comienzan a surtir plenos efectos y que empujarán las exportaciones a la baja en el cuarto trimestre. El panorama es muy similar en Latinoamérica. Los “cinco frágiles” (Sudáfrica, Brasil, India, Indonesia y Turquía) han pasado durante el invierno a ser los “ocho frágiles” al sumarse Argentina, Rusia y Chile. En 2012, los “ocho frágiles” más China representaron más del 70% del crecimiento global. Estos mismos países están ahora en fase de equilibrarse de nuevo y orientar sus divisas a la baja para recuperar el paso. Y es a esta situación a la que con “En cambio constante” nos referimos.
 
No caben dudas de que el mundo está recuperándose pero son demasiados los países y las economías que tratan de hacer lo mismo a la vez. La única conclusión que se puede extraer de todo ello es que el crecimiento se va a debilitar desde una perspectiva estructural y cíclica. Cuando ambas cuestiones apunten a la baja, nos toparemos con un trimestre y con un año que debería entenderse como un pago a cuenta de las reformas. Con el reequilibro, el mundo debería mostrar un mayor despalancamiento, un mayor equilibrio en sus tendencias de la cuenta corriente y un estado en el que la pequeña y mediana empresa recuperarán su función como factores clave de la innovación y el crecimiento.
 
De cara a ilustrar la necesidad acuciante de situar el punto de mira en las reformas a largo plazo, vale la pena observar este gráfico del Conference Board de un informe sobre productividad denominado 2014 Productivity Brief – Key Findings.

Fuente: The Conference Board Total Economy Database, enero de 2014
 
El gráfico muestra las tendencias del mercado global en materia de “innovación y tecnología”. Las líneas del gráfico miden nuestro potencial de crecimiento futuro ya que la productividad a lo largo del tiempo determina el incremento del nivel de vida de una sociedad. Los mercados emergentes experimentaron un desplome cuantificable de su aporte positivo neto al crecimiento y las economías maduras están a punto de entrar en terreno negativo. Se ha estado tan centrados en salvar el mundo, los bancos y el sistema político, al punto que no se ha invertido lo suficiente en las personas, la educación, la infraestructura, la innovación y la tecnología.

Cerrar el círculo

Estamos ante opciones políticas integradas en decisiones complicadas que tienen que ser sometidas y cedidas a los votantes. Es probable que las elecciones al Parlamento Europeo muestren a los políticos que los votantes se sienten traicionados. Hacia el mes de junio, los políticos van a tener que decidir si hacer caso omiso a los resultados, que es lo más probable, o si enfrentarse a la situación y participar en la redefinición de Europa partiendo de aquello en lo que más creen los votantes: ellos mismos.
 
El 2T servirá para confirmar que con la desaceleración del crecimiento, la presión va a descansar sobre Alemania, China e incluso Estados Unidos. Estamos en cambio constante pero la buena noticia es que, por definición, ofrece esperanza: “Un estado de incertidumbre sobre aquello que debería hacerse que precede al establecimiento de una nueva dirección para la acción”. No serán las elecciones al Parlamento Europeo las que construyan o destruyan la UE sino el modo en que los políticos y sus mandatarios de confianza respondan a la desaceleración y al reequilibrio posterior del mundo.
 
Compartimos algunos puntos clave en materia de inversión para 2014:
 
►Renta fija: los bonos de países centrales van a ser los únicos activos que suban en el primer trimestre de 2014 respecto al mismo período de 2015 (reequilibrio y falta de productividad).
►Divisas: El cruce euro-dólar va a tocar techo en torno a 1.4000/1.4050 para después bajar hasta 1.2500 (el BCE debería actuar en materia de deflación durante el verano europeo). El par dólar-yen podría alcanzar 95.00 con la subida del IVA y los primeros síntomas del fracaso de la Abenomics. Los “ocho frágiles” van a caer otro 5%.
►Materias primas: mostrarán un buen rendimiento en el 2T con el descenso de las tasas reales pero sin dudas caerán en el primer semestre de 2015. Arrojarán beneficios en el 3T del presente año.
►Renta variable: el índice S&P500 tocará techo en torno al nivel de 1,900/1,950 puntos pero después veremos una corrección del 30%. Las acciones son el único activo que aún no se vieron perjudicadas por el cambio de ciclo económico.


zew-sentimiento-economia.jpg

Fuente: Thomson Reuters

Relacionadas

Comentarios