HistoriasNegocios

Dar ‘domingo’ a los niños genera aversión al trabajo

Un estudio revela que esta costumbre está asociada con bajos niveles de conocimiento financiero y menor motivación. Aprende a usar esta tradición con éxito.

07-04-2014, 1:09:31 PM
Dar ‘domingo’ a los niños genera aversión al trabajo
Altonivel

En
México todos estamos familiarizados con ese ingreso que nos llegaba todos los
domingos para golosinas o para guardar en el “cochinito”: el domingo. Uno de
los principales motivos por los que los padres siguen cumpliendo con esta vieja
costumbre es porque consideran que es parte de un rito para iniciar a sus hijos, ahijados, nietos o
sobrinos a manejar el dinero

Sin embargo, ¿qué tan acertada es esta manera de enseñar a un niño
a ahorrar y gastar con sensatez? Todo depende…

Un estudio realizado por el profesor Lewis Mandell en la  Universidad de Washington revela que esta
costumbre está asociada estadísticamente con menores niveles de conocimiento financiero, menos motivación e incluso una aversión
al trabajo
; es decir, la perspectiva totalmente opuesta a lo que se
pretende enseñar.

El estudio de Mandell está basado en
más de 50 años de investigación. Entonces, ¿dónde nos equivocamos con esta
costumbre? El problema no está en el hábito, sino en la manera en que a veces
los padres utilizan el hábito.

Por sí sola, la costumbre de dar un
domingo no le enseña mucho al niño acerca del dinero, particularmente si no va de la mano con alguna responsabilidad
o tarea como tal. Tras investigar el tema a fondo, Mandell encontró que muchos
padres entregan el dinero sin tomarse el
tiempo de platicarles a sus hijos
acerca de finanzas.  

Te recomendamos leer: Cómo incentivar el éxito en los futuros empresarios

4 consejos para enseñar el valor del “domingo”

A continuación Principal Financial Group nos
presenta algunos consejos para hablar con los niños acerca del dinero.

1. El tema se debe abordar de manera sencilla. Un niño no necesita
conocer las complejidades de la bolsa de valores. El punto de partida debe ser
un concepto básico, como el del ahorro.
Además es importante mantener la conversación apropiada a la edad. Por ejemplo,
si un adolescente quiere saber más acerca de cómo dividir el dinero entre bonos y acciones, perfecto, ese no es
problema, pero sí es importante haber cubierto primero los fundamentos.

2.
Hay que explicarles por qué se le da
domingo.
Es importante recalcarles que lo reciben en parte, para que vayan
aprendiendo a manejar su dinero.

3.
Hay que hacer preguntas.
Las preguntas sirven para echar a
andar conversaciones en torno al dinero, por ejemplo, hay que preguntarles,
“¿estás ahorrando para comprar algo grande?” o tal vez, “¿planeas donarlo a alguna causa?”.

4.
Es importante encontrar oportunidades de enseñanza.

Cuando un niño pide dinero o que le compren algún juguete de moda, vale la pena
tomarse unos minutos para explicar. No se trata de convertirlo en un sermón,
pero ciertamente la oportunidad puede servir para tocar el concepto de presupuestos o la importancia de utilizar
el buen juicio a la hora de manejar
el dinero.

En conclusión, el “domingo”
sirve y funciona siempre y cuando forme
parte de una conversación con más contexto. Ya sea semanal o mensualmente, esta
costumbre puede ser una excelente
oportunidad de enseñanza
que establezca las bases para una mayor responsabilidad financiera del niño en
el futuro.   

Relacionadas

Comentarios