HistoriasNegocios

Convención Bancaria: El reto de la banca en México

Competencia, apertura de crédito y extranjerización, son algunos de los desafíos que enfrenta una industria que es factor para combatir la pobreza.

03-04-2014, 8:35:36 AM
Convención Bancaria: El reto de la banca en México
Lizethe Méndez, editora de Alto Nivel

Este miércoles 3 de abril, las máximas autoridades de la banca en México se reúnen en la 77 Convención Bancaria, para revisar los retos del sistema bancario, un sector que a nivel global está cambiando. Te recomendamos leer: ¿Cuáles son los retos de la Convención para este 2014?

La industria bancaria es una de las más poderosas de todo el mundo a
pesar de la crisis de deuda que desafía a varias economías
desarrolladas y conocer el panorama de una industria que, según el Banco Mundial estimula el crecimiento de una nación y es uno de los factores que más incide en la reducción de la pobreza, es fundamental.

Según el estudio Global Banking Industry Analysis 2012-2017, de la firma global de consultoría Lucintel, los activos totales de la banca a nivel mundial alcanzarán los 163 billones de dólares para el año 2017, con una Tasa de Crecimiento Anual Compuesta (CAGR, por sus siglas en inglés) que se calcula en 8% durante los siguientes cuatro años.

Hoy en día, el mercado global de bancos se está transformando. La llegada de instituciones bancarias de China no es casualidad. Representa una batalla contra Estados Unidos por llegar a ser la nueva potencia mundial, aunque este último aún domina la banca a nivel mundial con 14 billones de dólares en activos y 2 millones de personas empleadas.

Panorama en México

Pero ¿cuál es la situación en México? La CNBV revela que, al cierre de 2013, la banca múltiple contaba con 46 instituciones en operación, que en su conjunto reunían 6.5 billones de pesos en activos, cifra 8.8% mayor a la registrada en 2012.

De acuerdo con Mario Di Constanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la cantidad de personas que utilizan el sistema bancario mexicano está muy dispersa, ya que la estimación de BBVA Bancomer habla de entre 52 y 55 millones de usuarios, que coincide con la que utiliza la Asociación de Bancos de México (ABM).

Por otro lado, cuando se trata de cuentas de depósito, indica que existen 85 millones de contratos, mientras que la circulación de las tarjetas de crédito es de aproximadamente 16 millones, aunque algunos dicen que podría alcanzar los 25 millones de tarjetahabientes.

“Nosotros consideramos como oficial la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera, la cual considera que al menos 25 millones de personas tienen una cuenta de ahorro en un banco. Como ve, las cifras son dispersas y tienen rangos diferentes. Sin embargo, yo estimo que la banca atiende entre 35 y 40 millones de usuarios”, subraya Di Constanzo.

¿Y cuál es el core business?

Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), los bancos tienen dos funciones principales: la captación de recursos y el otorgamiento de crédito.

La primera consiste en recibir los depósitos de los ahorradores a través de diversos productos bancarios y canales de distribución –segmento que a la banca le reportó un aumento de 6.9% en 2013, respecto de 2012-.

En segundo lugar: otorgar créditos, el principal negocio (core business) de la banca.  Y básicamente son tres tipos de financiamientos: comercial (empresas, instituciones financieras y entidades gubernamentales); de consumo (tarjetas de crédito, préstamos personales, de nómina y automotriz); y de vivienda; que registraron una tendencia alcista durante 2013.

Es decir, las ganancias de los bancos mexicanos también han ido al alza. Al cierre de diciembre de 2013, el sistema bancario de México obtuvo un margen financiero (ganancias) por 1.9 billones de pesos, cifra que implicó un incremento de 8.5%, comparado con los 1.7 billones de pesos en 2012.

Y los retos de la Banca son…

Pero si bien las cifras son positivas para los bancos, los especialistas explican que la penetración del crédito en México no es la ideal. Al respecto, el analista de S&P menciona que la proporción del crédito al PIB en México, comparada con la de otros países de la región, es muy baja, de alrededor de 22 o 25%, en comparación con países como Brasil, que tiene 60%, o Chile, con 80%.

“Lamentablemente, los niveles de penetración de la banca en México son  muy bajos, de 30%. Eso no tiene que ver con la cartera vencida, sino con la cautela de los bancos a raíz de la crisis de 1994”, asegura , Roberto Santillán, catedrático de EGADE Business School del Tec de Monterrey.

Pero este no es el único detalle, la industria también se enfrenta a la extranjerización, cuya capitalización empujó la modernización del sector pero también se empezó a concentrar.

A estos elementos se agrega uno de los temas más controversiales: la competencia, cuyo análisis se concentra en dos elementos esenciales: las tasas de interés y las comisiones.

Es decir, si bien los especialistas aseguran que el sistema bancario no está funcionando al óptimo, también ven con muy buenos ojos la reforma financiera aprobada en 2013, pues luce como la mejor herramienta para elevar el crédito y mejorar la competencia del sistema bancario mexicano.

Así, 2014 será un año decisivo para la banca en México. Primero, a casi 20 años de la extranjerización, esta industria está consolidada y debe dejar la cautela que provocó la crisis del 94. En segundo lugar, de la mano con lo anterior, los bancos deben ejecutar adecuadamente la reforma financiera, para generar las condiciones que eleven el crédito, sobre todo para las pequeñas y medianas empresas, y que mejoren la competencia dentro del sector.

Para conocer el reporte completo, te recomendamos suscribirte a la Revista Alto Nivel o comprarla en tu punto de venta favorito. La edición de abril ya está disponible con una amplia selección de contenidos, incluida una entrevista con Javier Arrigunaga, presidente de la Asociación de Bancos de México.

Relacionadas

Comentarios