HistoriasMicrositio

Aprender a dar, clave de la felicidad y éxito

Recibir atención de alguien nos puede producir felicidad, pero aprender a dar nos la garantiza. Mientras mejor te sientas, más oportunidades de éxito tendrás.

31-03-2014, 4:45:39 PM
Aprender a dar, clave de la felicidad y éxito
Víctor Suárez, coach Humanos en Desarrollo

Desde pequeños nos han enseñado a
recibir más que a dar. Ahora de adultos estamos acostumbrados
a la sensación de recibir y nos produce felicidad;
sin embargo, es una sensación pasajera que disminuye rápidamente y pronto queremos
más. El problema es que para seguir recibiendo tienen que suceder varias cosas que
no siempre podemos controlar; a veces recibimos
más tarde de lo que esperábamos
, y a veces… simplemente no recibimos nada. No llega esa
sensación de felicidad que deseamos y surgen otras como frustración, depresión y enojo.

En cambio cuando te acostumbras a
dar, y le agarras el sabor, experimentas una sensación de felicidad y éxito cada vez que das. Esto es maravilloso pues podrás
estar seguro que durante toda tu vida te sentirás
feliz y exitoso
, ya que el dar depende de ti y puedes controlar que así
suceda.

Es cierto que me siento feliz
cuando recibo, y también cuando doy. Lo primero no siempre depende de mí, lo
segundo sí depende de mí. El objetivo de la vida es ser feliz y mientras mejor me sienta, mayores oportunidades tendré de ser exitoso.

“Cuando las circunstancias no cambian, nos vemos obligados a cambiar
nosotros mismos”: Víktor Frankl

Si la circunstancia actual no te
está dando mucho, tienes que cambiar tú mismo,
y una manera es dando y dando para sentirte mejor. Una vez que cambies tu emoción y te sientas mejor,
podrás ver nuevas oportunidades, tomar diferentes decisiones y obtener mejores
resultados.

Ahora bien, no se trata de dar y
dar todo lo que tienes a quien se te ponga en frente. Somos mortales y a lo
mucho viviremos 100 años; si desparramamos lo que somos y tenemos, nos darán
los 90 años mientras reflexionamos: ¿por qué no he avanzado?

Es imperativo saber a quién le vas a dar más y a quien menos; elige a ciertas personas
y apórtales valor, energía, dedícales parte de tu tiempo.

Pero, ¿cómo elegir a
quienes les darás más? Para esto es necesario que sepas en quién te quieres convertir, a dónde quieres ir, qué
quieres hacer
, cuál es tu propósito
en la vida
; y ya  que tengas claro
esto, determina quiénes deberían estar en tu camino para lograrlo; tal vez sean
7 o 10 personas, a ellos les vas a agregar
muchísimo valor y a ayudarás mucho más que otras personas.

Pronto generarás
tracción en tu vida, avanzarás, alcanzarás resultados, tendrás más recursos
para operar y podrás ayudar, ahora sí, a más y más.

Para acostumbrarte a dar y dar puede seguir estos 3 pasos.

1. Sé agradecido

Todas las mañanas agradece por lo
menos 10 cosas que tengas. Es más
fácil al principio agradecer por lo material; sin embargo, es más poderoso agradecer por las personas que se
ocupan de ti, que te aman, aprecian y están presentes cuando las necesitas. El darte
cuenta de esto cambiará tu emoción en automático, te sentirás excelentemente
bien. Una vez que tengas claro quiénes son estas personas, y  los recursos materiales que tienes, entonces querrás
dar más. No puedes dar lo que no sabes
que tienes
.

Y el dar te llenará de seguridad en ti mismo. Es muy
difícil sentirse mal cuando estás ayudando a las personas.

2. Las personas van antes que las cosas

Enfócate en hacer sentir bien, y ayudar a las personas a que alcancen sus metas, antes de enfocarte
en obtener bienes materiales. Lo primero no está peleado con lo segundo. Sin
embargo, al final obtendrás mucho más si te enfocas en ayudarles a las personas
a lograr sus metas y sueños, pues
ellos te ayudarán a conseguir los tuyos.

3. No permitas que las cosas o personas te posean

Un coche, una casa, es algo
temporal no te sientas atado y recuerda que eres tú quien debe brillar.

Sucede algo similar con las
personas; por ejemplo, alguien comienza comprándote un café, después te invita
a desayunar, al rato a comer y luego se siente dueño de tu persona. Esto es
algo muy común y puede venir disfrazado de consejos y apoyos.

La manera en que puedes librarte
de esta persona es creando hábitos
exitosos
para que desarrolles tu carácter y crezcas a un nivel más elevado
que el de ella o él. No puedes conectar
contigo mismo
si alguien más te tiene encadenado del cuello. Necesitas ser
libre y la llave es el crecimiento
personal
.

En este programa de TV te platico
más:

                         

El autor es Socio Fundador del Equipo Global de John C. Maxwell, y
Director de su empresa Humanos en Desarrollo en donde te ayudan a
encontrar tus talentos y desarrollar al máximo tu potencial para que
alcances metas más altas. Puedes contactarlo en www.facebook.com/Vicoach www.twitter.com/victorsuarez www.humanosendesarrollo.com victor@humanosendesarrollo.com

Relacionadas

Comentarios