'; Alto Nivel
ActualidadHistorias

Frase del día: Octavio Paz

En el marco del festejo por el centenario del nacimiento del escritor mexicano, te mostramos algunas de sus frases más célebres.

31-03-2014, 11:38:40 AM
Frase del día: Octavio Paz
Altonivel, con información de Biografía y Vidas.

Hoy se celebran los 100 años del nacimiento de Octavio Paz, uno de los grandes poetas hispanos de todos los tiempos, y para ello se han organizado diversas actividades para conmemorar al ensayista y poeta mexicano, quien no sólo dejó grabado su paso por la historia con su obra literaria, sino también por su aguda sabiduría y atinadas palabras para reflejar su visión del mundo y las personas.

A continuación te mostramos algunas de sus frases más conocidas relacionadas al cambio, al liderazgo y a la realidad, entre otros conceptos de la vida del mexicano:

– La mucha luz es como la mucha sombra: no deja ver.

– La imaginación en libertad transforma al mundo y hecha a volar las cosas.

– Las masas humanas más peligrosas son aquellas en cuyas venas ha sido inyectado el veneno del miedo…. del miedo al cambio.

– Nunca se va tan lejos como cuando no se sabe adónde se va.

– No sé si la modernidad es una bendición, una maldición o las dos cosas. Sé que es un destino: si México quiere ser tendrá que ser moderno.

– Perder nuestro nombre es como perder nuestra sombra; ser sólo nuestro nombre es reducirnos a ser sombra.

– Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos.

– La palabra futuro es una palabra en decadencia.

– No hay nada más triste que el escritor sometido al dictado del político.

– El hombre es una criatura moral que envejece, que muere y que no sabe para qué vino aquí.

– Si los líderes leyeran poesía, serían más sabios.

– Vivir es separarse de lo que fuimos para acercarnos a lo que seremos en el futuro. La soledad es el hecho más profundo de la condición humana.

– No es poeta aquel que no ha sentido la tentación de destruir o crear otro lenguaje.

– La realidad es más real en blanco y negro.

– La sabiduría no está ni en la fijeza, ni en el cambio, sino en la dialéctica entre ellos.

– El hombre es un ser que se ha creado así mismo creando un lenguaje. Por la palabra, el hombre es una metáfora de sí mismo.

¿Quién es Octavio Paz?

Nacido el 31 de marzo de 1914, Octavio Paz tenía las letras en sus venas, ya que era nieto del también escritor Ireneo Paz, por lo que los intereses literarios del destacado poeta se manifestaron de manera muy precoz y publicó sus primeros trabajos en diversas revistas literarias.

Estudió en las facultades de Leyes y Filosofía y Letras de la Universidad Nacional, donde solidificó las bases que lo llevarían a ser, junto con Pablo Neruda y César Vallejo, uno de los tres grandes poetas que tras el declive del modernismo lideraron la renovación de la lírica hispanoamericana del siglo XX.

Prueba de ello fue el Premio Nobel de Literatura que recibió en 1990, siendo el primer mexicano que conseguía el máximo galardón intelectual, logrando así el reconocimiento para su brillante producción ensayística.

Ante de esta consagración, en 1936, Paz se trasladó a España para combatir en el bando republicano en la guerra civil de ese país, y participó en la Alianza de Intelectuales Antifascistas.

A su regreso a México fue uno de los fundadores de Taller (1938), amplió sus estudios en Estados Unidos en 1944-1945, y concluida la Segunda Guerra Mundial, recibió una beca de la fundación Guggenheim, para, más tarde, ingresar en el Servicio Exterior mexicano.

En 1955 fundó el grupo poético Poesía en Voz Alta, y posteriormente inició una colaboración en la Revista Mexicana de Literatura y en El Corno Emplumado. En las publicaciones de esta época defendió las posiciones experimentales del arte contemporáneo.

Cerró su actividad diplomática en 1968, cuando renunció como protesta contra la política del gobierno mexicano ante el movimiento democrático estudiantil.

Durante sus años de servicio Octavio Paz residió en París, donde trabó amistad con André Breton, pero también viajó por diversos países europeos y asiáticos (en 1962 fue nombrado embajador de México en la India).

Poeta, narrador, ensayista, traductor, editor y gran impulsor de las letras mexicanas, Paz se mantuvo siempre en el centro de la discusión artística, política y social del país. Su poesía se adentró en los terrenos del erotismo, la experimentación formal y la reflexión sobre el destino del hombre.

Su obra literaria

Su obra poética está conformda por quince títulos: Luna silvestre (1933); Bajo tu clara sombra y otros poemas sobre España (1937); Entre la piedra y la flor (1941); Libertad bajo palabra (1949); Águila o sol (1951); Semillas para un himno (1954); La estación violenta (1958); Salamandra (1962); Ladera este (1969); Topoemas (1971); Renga (1972); Pasado en claro (1975); Vuelta (1976); Poemas (1979) y Árbol de adentro (1987).

Mientras que su producción en prosa abarca once títulos: El laberinto de la soledad (1950); El arco y la lira (1959); Cuadrivio (1965); Claude Lévi-Strauss o el nuevo festín de Esopo (1967); Conjunciones y disyunciones (1969); El mono gramático (1974); Los hijos del limo (1974); El ogro filantrópico (1979); Sor Juana Inés de la Cruz o las trampas de la fe (1982); Tiempo nublado (1983) y Hombres de su siglo (1984).

Relacionadas

Comentarios