Estilo de VidaHistorias

¿Cuánto cuesta ser runner?

En este furor por correr no sólo se necesitan un par de tenis, ropa deportiva y mucha voluntad, hay gastos que un verdadero runner hace. Correr no es de gratis.

21-03-2014, 9:18:28 AM
¿Cuánto cuesta ser runner?
Sergio Gil Franco

En los últimos años se ha desatado un furor por correr. Lo que empezó como una moda es actualmente un estilo de vida saludable que no necesariamente es gratuita si se quiere realizar correctamente. ¿Cuánto cuesta ser runner?

Antes de arrancar

Lo más recomendable antes de iniciarse en esta actividad, es hacerse un chequeo médico deportivo para conocer el estado físico del organismo y si está apto para practicar el deporte. Aquí hay que considerar estudios como medición de glucosa, perfil lipídico, medición de la presión, composición corporal, calorimetría en actividad física y estudio de pisada y elaboración de plantillas ergonómicas. Todo esto puede tener un costo aproximado de $3 mil pesos.

¿Por qué un análisis? Porque como en cualquier disciplina hay aptitudes físicas y contraindicaciones, así que conocer el estado general del cuerpo te permitirá tener una rutina adecuada y prever complicaciones.

“También es recomendable acudir con un nutriólogo que establezca un régimen adecuado al tipo de deporte que se va a practicar y que cumpla con los requerimientos del deportista”, afirma Alicia Velásquez, directora general de Kines, Sport &Nutrition, clínica especializada en medicina del deporte que atiende tanto a atletas de alto rendimiento como a amateurs. Una consulta de este tipo tiene un costo promedio de $400 pesos.

Equipamiento para runners

Pareciera que para correr no se necesita nada más que un par de tenis y ropa deportiva común; pero hay que tener cuidado, ya que el uso de calzado no adecuado provocar lesiones en tobillos y rodillas derivadas del impacto que estas articulaciones reciben en cada zancada.

El análisis de pisada ayuda a definir el tipo de zapatos que se necesitan, ya sea de tipo supinador (apoyando la parte externa del pie), pronador (pisando con la parte interna del pie) o neutro (no se sobrecarga ni la parte interna ni la externa del pie). Algunas tiendas deportivas ofrecen este tipo de análisis de manera gratuita.

Además del tipo de pisada, para elegir el calzado ideal hay que definir los siguientes factores:

Tipo de superficie. Calles, pistas o campo
Distancia. 5 kilómetros, 10 kilómetros, medio maratón, maratón, ultra maratón
Tipo de uso. Entrenamiento o carrera (normalmente el entrenamiento se hace siempre en un mismo tipo de superficie)

Con toda esta información se puede definir cuál es el tipo de zapato que se requiere. Los costos pueden ir desde $500 pesos hasta más de $2 mil, dependiendo de la marca y modelo.

Ahora que siempre hay alternativas. Una de ellas es la elaboración de plantillas personales. Estas tienen la ventaja de lograr un ajuste perfecto al tipo de pisada particular de cada persona, además de que minimizan el impacto al correr. El estudio y la fabricación de estas plantillas cuestan alrededor de $2 mil pesos, y tienen la gran ventaja de que con ellas solo hay que comprar zapatos con pisada neutra y sustituir las plantillas.

El outfit

Se puede empezar con prendas cómodas, que eviten rozamientos con el movimiento de piernas y manos. Pero de manera ideal hay que considerar tejidos tipo Dri-Fit que absorben el sudor y lo evapora rápidamente, además que controlan la temperatura corporal. Hay algunos que incluso cuentan con bloqueador solar integrado. Aquí hay que considerar playeras, shorts y mallas de running con un precio de $300 a $1,500 pesos cada uno.

Los gadgets

Otros elementos que pueden ayudar a tener una mejor experiencia y desempeño al realizar este deporte son los dispositivos electrónicos. Aquí también hay para todos los gustos y presupuestos:

Reproductor de música. Sergio Anibal Meza, psicólogo deportivo y asesor especializado en running, recomienda que no se use ningún dispositivo para escuchar música en las primeras semanas para poner toda la atención en el cuerpo durante la actividad física.

De esta manera es posible conocer el propio ritmo, además de detectar posibles molestias que pasarían desapercibidas por la distracción de la música. “Primero hay que aprender a escuchar al cuerpo. Después ya puede escucharse música sin problema, ya que incluso puede ayudar a mejorar el desempeño”, señala.

Smartphone. Los teléfonos inteligentes permiten reproducir música, pero además se les puede instalar aplicaciones que ayudan a conocer el desempeño durante la actividad física, como distancia recorrida, velocidad y ritmo promedio, entre muchas otras funciones.

Nike+, MiCoach, Endomondo, Runtastic y Runkeeper son algunas aplicaciones gratuitas que se pueden instalar al celular. Además, algunas de ellas incluyen programas de entrenamiento, pero siempre estar en contacto con un asesor deportivo.

Pulseras deportivas. Estos dispositivos son el último grito de la moda runner. Pueden ser bandas que se ajustan a la pulsera o incluso smartwatches que se enlazan a teléfonos inteligentes. En ellas se lleva un registro de la actividad física como ritmo cardíaco, calorías quemadas y distancia recorrida, entre otros indicadores.

FuelBand, Vivofit, Gear, Polar Loop, Jawbone y SmartBand son algunas marcas que se pueden encontrar en el mercado. Su precio va de $1,500 a $2,500 pesos.

Carreras organizadas

Parte del boom por las carreras se debe a que muchas compañías de todo tipo han decidido organizar carreras cortas (5 y 10 kilómetros). Así podemos ver eventos que cuyo objetivo simplemente es el branding o el apoyo a alguna institución benéfica. En la mayoría hay una cuota de inscripción que va desde $150 pesos hasta más de $1,000 pesos.

Este costo da derecho a usar puestos de hidratación, atención médica en caso de necesitarla, chip de cronometraje personal, medalla a los finalistas y kit de recuperación (agua o electrolitos y alguna fruta). También es común que en este paquete se incluya una playera conmemorativa.

Cuidado con las lesiones

Practicar un deporte ayuda a evitar múltiples enfermedades, como la obesidad y el colesterol alto. Sin embargo, se está expuesto a sufrir una lesión, sobre todo si consideramos que generalmente las carreras masivas se realizan en las calles de las ciudades, las cuales tienen baches, topes, señalizadores viales incrustados en el suelo, etcétera, que pueden provocar una torcedura o una caída, cuya recuperación puede ser lenta y muchas veces requiere de tratamientos especializados que pueden costar miles de pesos.

Un paquete para atender una lesión aguda de miembros inferiores puede costar más de $7 mil pesos. “Las lesiones no sanan de manera inmediata y a veces requiere hacerse múltiples estudios y varias sesiones de terapia para quedar en óptimas condiciones. Por eso, si no se pertenece a una asociación deportiva como atleta de alto rendimiento, el costo de la recuperación puede ser muy elevado.

Sin embargo, es posible que empresas o escuelas de todos los niveles establezcan un convenio para que empleados o estudiantes puedan recibir atención especializada con un costo mucho más accesible”, concluye la directora de Kines Sport & Nutrition.

Te recomendamos leer: Runner, el consumidor que corre con tu marca

¿Habías imaginado que correr era una actividad más allá de ponerse un pants, unos tenis y salir a correr? Si eres runner, ¿cuánto has invertido en tu actividad en un año? Haz la cuenta y compártenos.

Relacionadas

Comentarios