'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Empodera a tus colaboradores, ¡cuida su autoestima!

El dicho “Como te ven te tratan” es una de las grandes verdades empresariales. Descubre lo que puedes lograr con un colaborador proactivo.

05-03-2014, 6:56:33 AM
Empodera a tus colaboradores, ¡cuida su autoestima!
Tatiana Gutiérrez

Muchos asegurarían que una alta autoestima es cuestión de cada persona, ‘mientras trabajen como se debe, todo está bien’. Sin embargo, te has puesto a pensar en cómo el humor de las personas influye directamente en sus resultados de producción, en su trato con los clientes y, sobre todo, en el ambiente laboral. 

Así es, la satisfacción de los empleados no sólo impacta su vida personal, también es importante para su desarrollo y competitividad dentro de las organizaciones; la cuestión es sencilla: si te encuentras motivado, los resultados serán mejores. Pero tranquilo, aunque las encuestas aseguran que alrededor del 70% de los trabajadores está insatisfecho con su trabajo, la buena noticia como directivo, puedes cambiarlo. 

¡Convéncete! 

Si aún no queda claro cómo un bienestar físico y mental puede ayudar a tus trabajadores, Isabel Rayo Catrejón, terapeuta en la Clínica de Atención Psicológica Integral (CAPI) y especialista en temas de psicología integrativa, nos explica cuál es la diferencia entre un equipo conformado por personal con alto autoestima y otro con baja autoestima.

Un colaborador con baja autoestima tiende a… 

1. Contratar similares. Regularmente tendemos a identificarnos con nuestros similares, para ello, tener una buena autoestima es fundamental. “Cuando existe una mala percepción de uno mismo, seguramente el reclutador tenderá a captar gente con su mismo estado de ánimo, las personas tienden a querer gente con sus similitudes”, comenta la experta. 

2. No comunicarse. Cuando un directivo o colaborador se sienten mal con sí mismos, la comunicación proactiva se obstaculiza, ya que una persona insegura de su persona no puede proyectar algo positivo de sí mismo. 

3. No impulsa el trabajo de los demás. Para incentivar el trabajo en equipo es fundamental que sus líderes o cabezas estén motivados, tanto personalmente como de manera profesional. Si esto no sucede, el trabajo en equipo se verá saboteado y delimitado. 

4. No reconoce. Cuando no estamos bien con nosotros mismos, la tendencia es no reconocer las virtudes de los demás, pues sólo vemos los errores.

Cuando un directivo o colaborador se encuentra en mal estado de ánimo: no valora el trabajo de los demás. 

5. No tiene apertura al diálogo. Es difícil que de pauta a una charla positiva, siempre tratará de imponer sus ideas para reforzar su autoestima, así que perjudica el diálogo con sus compañeros y trabajadores. 

6. No genera confianza en el otro. Es sencillo, si no tienes confianza en tu persona, menos podrás dar confianza en el otro o generarla para la empresa. 

7. No cumplen metas. Si el trabajador o directivo tienen la cabeza en otro lado, ¿cómo podrían llegar a los objetivos pactados?

8. Genera mal clima laboral. Son generadores de energías negativas, tienden a ser pesimistas, se quejan de todo e influencian a los demás con estos mismos pensamientos. ¡Hay que tener cuidado!

9. No son buenos con los clientes. Para obtener nuevos clientes se necesita buena actitud, con una baja autoestima esto es imposible. 

10. Genera una mala imagen corporativa. Ya lo decíamos con anterioridad: “Como te ven, te tratan”

Un trabajador con buena autoestima tiende a… 

a) Ser responsable con su persona y con los otros. 

b) Es proactiva en su ámbito laboral y personal. 

c) Despierta su creatividad, innovación y participación grupal. 

d) Se enfoca en ser eficaz y eficiente en sus deberes con la empresa. 

e) Respeta a su persona y al prójimo. 

f) Siente respeto por su trabajo y crea vínculos de identidad con los objetivos de la empresa. 

g) Su finalidad es cumplir con las metas personales y organizacionales. Tiende a generar desarrollo profesional

h) Es persistente y generador de energía positiva ante los problemas. 

i) No existen obstáculos para las personas con alta autoestima, ven una gran oportunidad en un problema. 

j) Se motiva y motiva a sus equipos de trabajo. 

k) Empodera a sus empleados con actitud y ejemplo. 

¿Cómo empoderar a mi equipo con alta autoestima? 

Los directivos tienen la tarea más difícil, pero satisfactoria de todas, generar pensamientos positivos en sus colaboradores. A continuación algunos tips. 

Si lo detectas, atiéndelo de manera personal. Puede ser complicado ver uno por uno y tratar los temas de manera individual, sin embargo, recuerda que a veces esto es importante y necesario. Si ves que algún trabajador está decaído o se siente inconforme con su desempeño, cítalo en tu oficina y platica qué sucede con él, te ayudará a crear lazos de comunicación y confianza, pero sobre todo, sabrás cómo solucionar el problema. 

Sé accesible. Es importante generar comunicación asertiva y proactiva con tus colaboradores, ellos deben saber que eres un libro abierto para cualquier duda o tema. 

El error es parte del triunfo. Asegúrate de que el ambiente laboral sea libre de errores, no quiere decir que sea un desastre total, incentiva la espontaneidad de tus colaboradores y verifica que los errores sirvan para lograr excelentes resultados. 

Predica con el ejemplo. Si tú no estás bien, los demás tampoco lo estarán.

Cuida que tu autoestima esté en buenas condiciones para dirigir a tus equipos de trabajo, y si no es así, ocúpate de que así sea. 

Traza metas y objetivos definidos. Una de las razones de una baja autoestima es el no saber a dónde ir, evita que tus colaboradores se sientan sin rumbo y asegúrate de que se sientan identificados con los objetivos de la empresa. 

Consejos para incentivar una alta autoestima

La experta de CAPI nos recomienda las siguientes actividades para generar buenos lazos entre compañeros, directivos y equipos de trabajo: 

Talleres de autoestima. Existen empresas especializadas que ofrecen ayuda a equipos de trabajo. Estos equipos están conformados por especialistas  –coaches especializados y psicólogos- que pueden ayudar a cada colaborador para identificar sus problemas. 

Grupos de integración. El crear oportunidades para convivir y crecer como organización es el pretexto perfecto para generar fuertes lazos entre los colaboradores y directivos. Existe un gran número de dinámicas que pueden ayudarte. 

Contrata un coach. Identifica la necesidad de tus trabajadores y recurre a consultorías especializadas para generar empoderamiento y pensamientos positivos en tus colaboradores, recuerda que es mejor recurrir a los expertos antes de una crisis. 

¿Qué otros consejos brindarías para hacer crecer el autoestima de tus colaboradores? ¿Cómo lo haces en tu empresa? 

Relacionadas

Comentarios