HistoriasMicrositio

Cómo encontrar empleo después de los 40

Estar desempleado es una experiencia difícil, pero después de esta edad puede ser el acabose. Evítalo y reincorpórate con éxito al mercado laboral.

04-03-2014, 5:25:42 PM
Cómo encontrar empleo después de los 40
Mtra. Alejandra Apiquián Guitart, Anáhuac

Estar desempleado generalmente es una experiencia difícil e incluso traumática. Sin embargo, la situación se vuelve más complicada cuando tenemos más de 40 años, ya que las ofertas laborales suelen enfocarse en personas que tienen entre 25 y 35 años.

De acuerdo con datos de la empresa Manpower Group México sólo 3.29% de las mujeres y 2.78% de los hombres entre 44 y 48 años logran ser contratados, es decir que la edad sí importa cuando buscas un empleo.

Lo primero que debes hacer es no desanimarte ni asumir una actitud pesimista, tal vez te tomará más tiempo que a un joven recién egresado pero con paciencia y tenacidad podrás reincorporarte al mercado laboral.

Para encontrar empleo después de los 40 debes comprender que el proceso de selección ha cambiado radicalmente en las últimas décadas y por lo tanto es importante que estés dispuesto a cambiar de actitud y estrategia, entendiendo que lo que nos funcionó en el pasado, puede ser obsoleto y poco relevante en el mundo empresarial actual. 

Actualmente la atracción y selección de personal se ha convertido en un proceso de compra-venta en donde el Currículum Vitae será tu principal instrumento para “vender” tus competencias y conseguir que una  empresa te “compre”.

Es indispensable dedicar suficiente tiempo para revisarlo, redactarlo, actualizarlo y adecuarlo a las distintas opciones de empleo que te interesan.

Un currículum de más de dos cuartillas podrá ser eliminado por el reclutador desde el primer momento que lo reciba.

¿Cómo armar tu CV?

Algunos aspectos relevantes que debemos tomar en cuenta para la elaboración del currículum son:

1. Haz un análisis detallado de tu trayectoria laboral y selecciona las áreas más representativas dentro de tu experiencia profesional; por ejemplo: ventas, mercadotecnia y administración, posteriormente redacta un currículum breve que destaque tu experiencia más relevante de cada campo. Un mismo currículum para diferentes puestos no es la mejor estrategia, deberás adecuarlo a las diversas vacantes que te postulas.

2. Céntrate en tu experiencia laboral relacionada al puesto que solicitas ya que sólo de esta forma podrás hacerle ver al reclutador que tu experiencia es una de tus fortalezas y ventajas competitivas para la vacante en cuestión.

Igualmente importante es que esta experiencia esté bien redactada, sea breve y exprese tus habilidades. Para lograrlo es aconsejable que te enfoques en tu más reciente experiencia laboral y establezcas el impacto que tuvo tu trabajo para la organización mientras desempeñaste tus funciones.

3. Cuando describas tu experiencia laboral considera que no es suficiente enumerar las actividades o funciones realizadas, lo más importante es comunicar qué tan bien las hiciste y qué resultados alcanzaste. Una estrategia conocida y recomendada por expertos en coaching es el método CAR (Challenge-Action-Results) que en español significa Reto-Acción-Resultados.

Esta sencilla metodología consiste en analizar tu experiencia para identificar tus “historias de éxito”, las cuales deben expresar con claridad cómo empleaste tus habilidades para lograr un objetivo en el trabajo. Utilizando este método dejamos de decir que poseemos liderazgo, organización, capacidad para trabajar en equipo, creatividad, tolerancia, etc. y empezamos a demostrarlo con hechos.  Una vez que has hecho una lista de habilidades y logros podrás expresarlos mejor con este ejercicio:

¿Cuál fue el reto? Identifica los problemas a resolver que involucraron a tu puesto.
¿Qué hice para lograrlo? Corresponde a las estrategias implementadas para resolver tu objetivo. Aquí es donde se entran en juego tus habilidades, iniciativa y competencias.
¿Cuál fue el resultado? Busca evidencias que prueben de manera tangible el impacto del trabajo realizado. Dedícate a calificar y cuantificar los resultados de tus acciones.

Después de hacer este ejercicio redacta tu CV. Recuerda traducir tus habilidades en resultados tangibles, logros específicos y metas alcanzadas. Considera que una vez que el reclutador observa tu currículum tienes que impresionarlo, si no lo logras, no conseguirás una entrevista y por lo tanto perderás la oportunidad de obtener ese empleo.

¿Cómo buscar empleo?

Un candidato de más de 40 años también debe considerar los siguientes puntos en su proceso de reincorporación al mercado laboral:

  • Inicia tu búsqueda de empleo cuanto antes y no te cierres a las diversas alternativas que puedan existir. Es importante tener cierta flexibilidad con las condiciones de trabajo a aceptar, como por ejemplo trabajo de medio tiempo o como freelance, ya que esto puede ayudar a que tengas mayores posibilidades para conseguir un ingreso inmediato que te permita mantenerte mientras encuentras una mejor opción.

Recurre a tus contactos profesionales y/o personales pues alguno podrá ayudarte o aconsejarte para conseguir un puesto de trabajo.

  • Busca actualizarte sobre las nuevas tecnologías que existen en tu área profesional  pues recuerda que debes competir con jóvenes recién egresados que se encuentran al día sobre estas novedades.
  • Es importante tener presencia en internet. La gran mayoría de las ofertas y novedades del mercado laboral se publican a través de este medio. Los reclutadores utilizan las redes sociales como una herramienta más en la selección de personal, por esto es recomendable que tengas presencia en las principales redes sociales profesionales como son LinkedIn y Viadeo.

Si tienes más de 40 y estás buscando empleo comparte con nosotros tus experiencias.

La autora es Coordinadora Académica de la Facultad de Psicología de la Universidad Anáhuac México Norte y puedes seguirla en aapiquian@anahuac.mx

Relacionadas

Comentarios