'; Alto Nivel
Estilo de VidaHistorias

Girard-Perregaux, un ´viejo´e innovador relojero suizo

El creador del famoso reloj “La Esmeralda” dejó atrás el estereotipo del relojero artesano para usar simuladores que le permiten probar un reloj sin producirlo.

28-02-2014, 12:57:16 PM
Girard-Perregaux, un ´viejo´e innovador relojero suizo
Jorge Monjarás, enviado Génova

Girard-Perregaux ha logrado unificar su tradición e historia con investigación y tecnología de punta, elementos con los que busca aumentar su presencia en México. Una tarea que requerirá mantener vigente la innovación para evolucionar.

Tener más de 200 años de historia puede resultar fácil entre los relojeros suizos, pero formar parte de los principales apellidos de la industria es algo menos común. Girard-Perregaux (GP) fue  fundada en 1852 por Constant Girard, ganador de múltiples premios por sus novedosos mecanismos, y Marie Perregaux,  quién poseía herencia de relojeros.

De ahí en adelante, su empresa sería sinónimo de excelencia, lujo y precisión, la cual se engrandecería en 1906 con la adquisición de la antigua compañía del mismísimo Jean-François Bautte, autor del reloj extraplano y proveedor de relojes para la reina Victoria de Inglaterra (entre otros famosos clientes). Se trata de una de las marcas de mayor abolengo en la región, cuya manufactura se estableció en La Chaux-de-Fonds, lugar donde permanece hoy en día.

Relojería hoy

Las pequeñas y apacibles ciudades de la Suiza francesa han llevado a un alto grado la fusión entre una industria competitiva y una vida tranquila y amigable con el medio ambiente.

En siglos pasados, los agricultores y ganaderos de la región dedicaban largos meses durante el invierno a la manufactura, actividad que comenzó a mudarse a la relojería en el siglo XVIII. Hoy, muchos de estos lugares permanecen y siguen creando escuela, a pesar de la crisis relojera de los 70, cuando la tecnología del cuarzo y los relojes baratos redujeron la industria a la mitad. Pero esto parecen ser cosas del pasado, ya que la relojería suiza está de vuelta y en pleno crecimiento.

Aun así, “estamos muy lejos del estereotipo del relojero artesano, esa versión de los siete enanos”, dice alegre Sylvain Froidevaux, gerente de Atención a Clientes de GP, a las puertas de la manufactura.

Aquí, los relojeros portan batas blancas, utilizan tecnología de punta y abarcan todas las edades. De hecho, el proceso del ensamblado de la alta relojería, que continúa siendo intensivamente manual, es dominada por jóvenes; llenos de buena vista y pulso, encaramados en sus piezas, con su lente de aumento riguroso y finas pinzas. El armado de algunos movimientos toma días, pero un reloj con muchas “complicaciones” toma semanas.

Una pieza recorre las etapas de diseño, investigación, prototipos, manufactura, terminados y decoraciones.

En cada etapa, el reloj, ha sido probado y evaluado. La tecnología ayuda mucho cuando se trata de un primer diseño: modernos programas de emulación prueban el funcionamiento de un reloj virtual, mucho antes de su producción.

De aquí salió el nuevo gran invento de Girard-Perregaux, el mecanismo Escape Constante ( o Constant Scapament), que se hizo merecedor del premio Aiguille D´Or en el Grand Prix de Relojería de Ginebra 2013. Este revolucionario “escape” incluye una delgadísima cinta de silicón de 14 micrones, prueba de que GP no descansa en su famoso pasado, sino que se mantiene mirando al futuro.“Es la mejor prueba de que en Suiza no nos aferramos al pasado, sino que estamos viendo muy a futuro”, dice Froidevaux, él mismo de familia relojera.

La esmeralda

La visita al museo de Girard-Perregaux, que muestra herramientas y piezas históricas, es obligada en este lugar. En este recinto destacan, por supuesto, los instrumentos que utilizan el famoso tourbillon bajo tres puentes, mecanismo que aún hoy es una maravilla, diseñado por Constant Girard en persona y que recibió múltiples premios en la segunda mitad del siglo XIX.

Una pieza que utiliza este mecanismo, pero en la que las tres flechas son de oro, tiene mucho que ver con México. A finales del siglo XIX una de las piezas premiadas con medalla de oro durante la Exposición Universal de París en 1889 fue un reloj de bolsillo de escape tourbillon bajo tres puentes de oro, cuyo exterior estaba, además, finamente grabado por Fritz Kundert, un virtuoso de la actividad. Este reloj se conoce como La Esmeralda, al ser vendida en México en la tienda del mismo nombre y terminar como posesión de Porfirio Díaz.

El reloj fue adquirido por GP en los años 60 y hoy es una de las piezas centrales del museo. En conmemoración de este modelo, fue producida una versión limitada de ‘La Esmeralda’, lanzada al mercado en 2013, que consiste en un reloj de pulsera en oro rosa, con mecanismo tourbillon biaxial, basado en el diseño del original y con grabados que también hacen referencia a la obra de Kundert.

Ambición hacia el futuro

Desde 2011, GP es parte del conglomerado europeo Kering, hasta hace poco PPR, que agrupa a 18 marcas en dos divisiones (lujo y artículos deportivos) con nombres como Gucci, Boucheron, Brioni, Puma y Saint-Laurent. El año pasado, dicha compañía firmó una alianza con la firma Temposatis, para aumentar su presencia en México.

“La marca ha evolucionado, de una que miraba solo hacia el pasado, a una marca que mira con ambición hacia el futuro, con la innovación como nuestra bandera”, dice Michele Sofisti, CEO de Sowind y de Girard Perregaux, un ejecutivo versátil, paneuropeo, de la clase que ha proliferado para comercializar las marcas de lujo europeas.

De acuerdo con el directivo, México ha sido el mercado más importante en América Latina desde hace años y el de mayor crecimiento. Sin embargo, hoy GP también se está abriendo paso por medio de la gran revolución tecnológica que está proponiendo a partir de su exclusivo mecanismo (Escape Constante). Igualmente, a través del diseño de vanguardia y una estrategia mucho más enfocada en sus principales productos, con un marketing sutil y ambicioso, digno del segmento de lujo.

“Empezamos hace años con una reclasificación que mejoró nuestra producción y marketing”, explica Xavier Markl, director de Marketing de GP.

Es así que la innovación, combinada con su herencia relojera, hacen de esta firma un precedente muy importante de lo que vendrá en el futuro para la industria.

Relacionadas

Comentarios