HistoriasMicrositio

Dólar continuará su apreciación frente al peso

La moneda mexicana comenzó a debilitarse en el 2T de 2013, cuando Bernanke anunció que la Fed tenía pensado comenzar a retirar sus estímulos.

28-02-2014, 9:57:01 AM
Dólar continuará su apreciación frente al peso
Martín Perera, Client Trading Services de Saxo Capital Markets

El dólar ha comenzado a recuperarse frente a las divisas latinoamericanas desde el momento que se comenzó a percibir que, efectivamente, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) iba a comenzar a reducir la compra de activos que realiza en forma mensual para estimular la economía.

Este cambio en la política monetaria es muy reciente pero ya ha tenido un impacto significativo en las economías emergentes, tanto en el valor de las monedas de estos países frente al billete verde como en las expectativas de los inversionistas y empresarios de estas economías.

México no ha escapado a esta situación, y por lo tanto, el peso comenzó a debilitarse en el segundo trimestre de 2013, cuando Ben Bernanke, ex titular de la Fed, anunció que la autoridad monetaria tenía en su horizonte cercano la idea de comenzar a retirar sus estímulos.

En esa oportunidad, el cruce dólar estadounidense-peso mexicano (USD/MXN) cotizaba apenas por debajo de los 12 pesos por dólar, y a partir del anuncio de la Fed, la divisa mexicana comenzó a depreciarse en forma sostenida hastba estos días.

Actualmente, cotiza por encima de los 13.20 pesos por dólar y muchos se cuestionan si esta tendencia continuará. Para analizar qué es lo que puede llegar a suceder con el tipo de cambio entre estas dos monedas, debemos observar la realidad económica de México y los Estados Unidos.

En lo que respecta a México, si bien no es alarmante, se ha obxado que algunas de las principales variables macroeconómicas no están evolucionando favorablemente: su Producto Bruto Interno nominal se ha desacelerado, como se puede apreciar en el gráfico:

Al mismo tiempo, la inflación ha aumentado nuevamente a niveles cercanos al 4.5%, lo que en alguna medida limita la posibilidad del Banco de México (Banxico) de continuar bajando la tasa de referencia para estimular la economía.

De la misma manera, la confianza del consumidor ha mostrado un deterioro muy importante en los últimos meses, como se observa en el siguiente gráfico:

Esto indica que los consumidores no se sienten de la misma forma y eso impactará en el consumo interno, una variable importante para el crecimiento de la economía.

Por otra parte, la economía estadounidense viene emergiendo de una de las peores crisis que ha enfrentado, y si bien la recuperación ha sido lenta, actualmente la tasa de desempleo se encuentra muy cerca de los niveles deseados por la Reserva Federal; los precios están evolucionando en forma estable y dentro del rango esperado, el sistema financiero se ha estabilizado, el sector inmobiliario evoluciona favorablemente y la confianza de los consumidores se encuentra en niveles aceptables.

En este contexto, el banco central ha comenzado a retirar los estímulos porque entiende que la economía puede continuar creciendo sin la necesidad de ellos.

Cuando se inició la crisis en Estados Unidos y la Fed comenzó a aplicar una política monetaria expansiva, esto llevó a que el dólar se debilitara y por lo tanto, la reversión de esta política monetaria implicaría el resultado opuesto.

Con base en esta situación consideramos que existen fundamentos alcistas para el billete verde y fundamentos bajistas para la divisa mexicana. Es probable que esta tendencia alcista continúe en los próximos meses, en caso de que la economía de EU continúe evolucionando favorablemente.

En el siguiente gráfico, marcamos una línea de tendencia que entendemos puede ser el objetivo del cruce para los próximos meses:

Relacionadas

Comentarios