HistoriasManagement

30 acciones que debes tomar ¡YA! para mejorar tu vida

¿Qué estás haciendo bien y qué mal? Es la primera reflexión que debes hacer. Aquí te ayudamos con una lista que te guiará por el camino de la felicidad.

28-02-2014, 5:27:13 AM
30 acciones que debes tomar ¡YA! para mejorar tu vida
Altonivel

Estamos finalizando el primer bimestre del año y es muy buen momento para empezar a ver qué estamos haciendo bien y qué no para cumplir nuestros objetivos anuales. Al respecto, Marc Chernoff, coautor del libro “1,000+ Little Things Happy Successful People Do Differently”, trae una lista de 30 hábitos que debemos de empezar a cambiar si queremos que las cosas salgan mejor este año. 

Como tal es una lista, así que te recomendamos ir imprimiendo este artículo y cada vez que realices una acción, táchalo, verás que el camino se empezará a esclarecer. ¡Manos a la obra!

1. Invierte tiempo en la gente adecuada. Es importante que comiences a ver – y ser selectivo- cuáles son aquellas personas que te inspiran, te desafían, te aprecian y aportan cosas positivas en tu vida; deja a un lado aquellas personas destructivas que, sabes bien, podrían estar perjudicando tu día a día.

2. Haz frente a tus problemas. Es tiempo de empezar a reconocer lo que en tu vida parece un error. Analiza de manera objetiva cuáles son las cosas que no están bien y aquellas que necesitan un buen ajuste o una rotunda reestructuración. El consejo es estructurarlo de manera profesional: haz una lista y plantea soluciones prontas y objetivas. Verás que te ayudará.

3. Sé honesto contigo mismo. Debes de autoanalizarte y ver cuáles son las cosas que estás haciendo bien y cuáles no. Sé honesto sobre cada uno de los aspectos de tu vida: sobre lo que quieres lograr, a dónde quieres llegar y cómo lo deseas hacer. Chernoff recomienda leer el libro “The Road Less Traveled”

4. Comienza a hacer de tu felicidad una prioridad. Sí, todos lo sabemos, el trabajo es importante, la familia es importante, los amigos también, pero ¿y tú? Siempre es lo mismo, tratamos de satisfacer las exigencias de los demás, pero no aprendemos que si no satisfacemos las propias, jamás vamos a completar nada. ¡Haz de tu felicidad una prioridad, tu prioridad!

5. Sé tú mismo. No se gana nada tratando de ser lo que los demás desean o lo que las exigencias dictaminan. “Hay que abrazar a ese individuo que tiene ideas, fortalezas y bellezas que lo hacen diferente”, agrega el autor. Hay que comenzar a ser fiel a uno mismo

6. Vive el momento. Hay que dejar el pasado donde corresponde: atrás. Con el futuro es lo mismo, aún no llegas a él así que mejor preocúpate por vivir tu presente y empezar a formar lo que tanto deseas, recuerda que dando pasos pequeños, pero firmes, lo puedes alcanzar

7. Valora las lecciones de tus errores. Esta es la esencia de un líder, aprender cada día de los errores propios, de esta forma no sólo aprendes, sino que jamás los vuelves a cometer.

Es tiempo de tomar riesgos, tropezar, caer y volverse a levantar; es la única forma de crecer. 

8. Sé amable contigo mismo. Es bueno comenzar a fortalecer la percepción que tenemos de nosotros mismos, recuerda que como te vean, te tratan, y en ello influye la percepción y el valor que nos tenemos. 

9. Disfruta lo que has logrado y lo que tienes. De nada sirve en pensar lo que podemos tener si no valoramos lo que tenemos ahora. Debes pensar que las cosas se construyen paso a paso, pero créelo, si no valoras y disfrutas lo que apenas estás construyendo, aunque lo termines no te sabrá igual. Comienza el día tranquilo sabiendo que harás todo lo posible por alcanzar eso que anhelas tanto. 

10. Empieza a crear tu propia felicidad. Si esperas que la otra persona te haga feliz, estás muy equivocado. Recuerda que la felicidad es un camino que se escoge y se construye, es momento de comenzar a labrar tu camino para llegar a ella. 

11. Dale una oportunidad a tus ideas y sueños. Sí, son maravillosas, sí, bien podrían ser algo fenomenal, pero si las sigues dejando guardadas en el baúl de los proyectos de nada van a servir. Desempolva aquellos sueños e ideas que tenías “para después” y comienza a ver qué debes hacer para echarlos a andar. 

12. Confía en que estás listo para el siguiente paso. Confía en ti mismo: agarra fuerzas, respira, visualiza de manera realista y ve hacia adelante. Debes de aprovechar aquellas oportunidades que has construido y aceptar los desafíos que la vida profesional y personal tienen para ti. 

13. Crea nuevas amistades con valor. Es momento de construir relaciones que marcarán tu futuro, asegúrate que éstas sean con personas por las que te sientes orgulloso, aquellas que admiras y por las que tienes un gran respeto. Hoy, es tu oportunidad de construir. 

14. Depura tu agenda. Se trata de quitar aquellas que no sirven y de comenzar a agregar aquellas que realmente merecen tenerse en la vida.

15. Rétate todos los días. Es momento de encontrar nuevas inspiraciones y apreciar nuevos retos. El autor recomienda aprender de los demás para empezar a ser tu más ferviente competencia, recuerda que es la única forma de sacar a quién siempre has querido ser: una mejor versión de ti

16. Aplaude el triunfo de los demás. Esto no sólo te hará una mejor persona, sino que te permitirá ser feliz. Las personas también esperan algo a cambio y es momento de animarlas a seguir adelante. Esto funciona en tu vida profesional y en tu vida personal

17. Busca la mejor cara de cada situación. Cuando todo parece estar perdido y crees que es momento de tirar la toalla, recuerda que puede ser el pretexto perfecto para comenzar algo mejor.

Mantener una actitud positiva ante situaciones difíciles te darán mayor número de oportunidades.

18. Haz la paz contigo mismo y con los demás. Existen errores propios y aquellos que no lo son, es tiempo de dejarlo atrás y olvidar rencores o malas experiencias. “Esto no significa que borrar el pasado y olvidar sean una opción, el perdón es el mejor remedio”. 

19. Ayuda a quienes lo necesiten. Esta es una gran premisa de cualquier líder. Muchos han funcionado como mentores, es tiempo de que tú hagas lo mismo, guía a quienes lo pidan y lo necesiten. 

20. Escucha a tu “yo” interior. Deja a un lado aquellas decisiones enfocadas en el beneficio ajeno, es tiempo de escuchar qué es lo que realmente quieres y necesitas. Éste es un gran paso. 

21. Pon atención al estrés y comienza a balancear tu vida. Es momento de respirar. La vida ajetreada de un profesionista hasta podría parecer interesante. Sin embargo, también es momento de comenzar a pensar en las consecuencias. Evita estos estados que te puedan afectar física y psicológicamente. Aprende a priorizar, respeta agendas y horarios y comienza a darte espacios para disfrutarte.

22. Valora las pequeñas cosas. En lugar de esperar a que las grandes cosas sucedan: la casa, el empleo soñado, el matrimonio, los hijos, ganarse la lotería; debes de apreciar las pequeñas cosas. El autor asegura que muchas veces una taza de café en la mañana, el olor de la comida recién hecha o la sonrisa de alguna persona especial, puede ser el mejor motivo para apreciar tu momento. 

23. Las cosas no son perfectas, ¡acéptalo! La perfección es el peor enemigo de aquellos que desean crecer, recuerda que lo perfecto no existe, mejor haz las cosas como mejor sabes hacerlo, aprende de lo que haces y mejora lo que estás por hacer. 

24. Trabaja tus metas todos los días. Es tiempo de dar pequeños pasos en tu día a día, recuerda que ese viaje soñado o el negocio anhelado no están a la vuelta de la esquina, hay que recorrer un amplio trecho. Sin embargo, es momento de comenzar a poner metas a corto y mediano plazo. Prepárate, ahorra, proyecta, es momento de comenzar. 

25. Di como te sientes. Si existe alguna inconformidad o algo que te desorienta debes trabajar en ello. Haz que los demás te escuchen, esto es como sacar la frustración con un gran grito.

26. Responsabilízate de tu vida y decisiones. A toda acción, corresponde una reacción; es física básica. Cada decisión que tomes o acción que emprendas traerá consecuencias, pueden que sea positivas o negativas, así que analiza todas tus vertientes y enfréntalos como se debe, con la frente en alto. 

27. Agradece a quien lo merezca. No hay nada qué decir, es sólo cuestión de agradecerles de la manera más sincera. 

28. No todo está en tus manos, aprende eso. A veces pensamos que somos superhéroes y que todo está en nuestras manos para resolverlos, la realidad es que no. Si te aferras a arreglar algo que no puedes, sólo lograrás frustración y resentimiento, evita estancarte en estos baches y despeja tu mente.

Delega cuando se deba, di no cuando se amerite y despreocúpate cuando sea necesario. 

29. Confía en que puedes lograrlo. Muchas veces nosotros somos nuestro peor enemigo: criticamos lo que hacemos, no valoramos lo que alcanzamos, creemos que deberíamos ser mejores. ¡Ya basta! Comienza a confiar en ti y verás que cualquier cosa es posible si se aplica el esfuerzo necesario. 

30. Vive. “La riqueza es la capacidad de experimentar plenamente la vida”, dijo Henry David Thoreau. Es importante mantener las cosas en perspectiva y comenzar a valorar lo que tienes y eres, verás que ya eres rico. 

¿Cómo te ayudarían estos consejos? ¿Agregarías alguno?

Relacionadas

Comentarios