HistoriasNegocios

7 riesgos que debes considerar antes de invertir

Para fijar una estrategia de inversión es necesario definir previamente tres elementos: meta, plazo y riesgo. Conoce este último elemento.

25-02-2014, 4:05:17 PM
7 riesgos que debes considerar antes de invertir
Alejandra Palomares Barrios

Toda acción humana conlleva un riesgo, y al tomar una decisión siempre dejamos de lado algo en el afán de salir mejor beneficiados. Esa es nuestra naturaleza y la razón de ser toda economía, así que son dos principios básicos que debemos comprender y asumir para poder avanzar en la consecución de nuestras metas financieras.

Bien dijo Carlos Ponce, director de Análisis y Estrategia de Grupo BX+, que el mayor riesgo de invertir es no hacerlo por temores que muchas veces no tienen fundamento. No nos dejemos llevar por lo que le sucedió a nuestros abuelos o al vecino mal informado.

El mundo financiero, como muchos campos de la vida, evoluciona contantemente, por lo que estar enterados de los avances puede ayudarnos a comprender mejor los riesgos al momento de tomar una decisión que implica dinero.

Como ya lo hemos comentado, para poder establecer una estrategia de inversión es necesario definir previamente tres elementos: meta, plazo y riesgo; y nos concentraremos en este último elemento.

De riesgos a riesgos

Existen varias formas de clasificar los riesgos y la más común es hacerlo conforme a la exposición. Es decir, en bajo, medio y alto. Cabe decir que un instrumento financiero sin riesgo sencillamente no existe.

• Riesgo bajo

Es aquel que está minimizado porque las probabilidades de que el oferente no pague son pocas. El mejor ejemplo de este tipo de emisores son el gobierno o los bancos, pues aunque está comprobado que pueden quebrar, las probabilidades son bajas frente a otro tipo de emisores como son las empresas o las personas. Cabe decir que este tipo de inversiones al mismo tiempo generan bajas ganancias, por el poco riesgo que se asume.

Te recomendamos leer: Claves para liberarte del miedo a invertir

• Riesgo medio

Es aquel que brinda rendimientos considerables, pero al mismo tiempo implican más compromiso por parte de la operación de inversión, ya sea porque el que coloca su dinero esta dispuesto a jugársela más o porque se confía más en el oferente. Un ejemplo de instrumentos que manejan este tipo de riesgos son los seguros dotales o con inversión, los bonos de deuda o los de bienes raíces.

Te recomendamos leer: Cómo armar un portafolio de inversión.

• Riesgo alto

Es el que brinda más rendimientos a cambio de asumir mayor volatilidad. Es decir, el riesgo de no pago o quiebra es más latente. Los rendimientos suelen fluctuar más, y por lo tanto, se debe ser más activo al invertir para tener un estrategia de contención de pérdidas. Este tipo de inversiones exige más conocimiento y temperamento, pero de ninguna manera se pueden calificar como malas. Un ejemplo de ellas son las inversiones en acciones bursátiles, divisas o derivados.

Te recomendamos leer: Los derivados, una belleza de instrumento de inversión.

Otros riesgos al invertir

Ahora bien, la clasificación anterior está enfocada en la intensidad de un solo tipo de riesgo: el de perder nuestro dinero, pero la realidad es que existen otros riesgos al invertir que es importante conocer para tomar una mejor decisión.

• Desinformación. Este es uno de los riesgos más comunes. Por ejemplo, muchas personas que no se han dado a la tarea de adquirir mayor cultura financiera confunden volatilidad con pérdida de dinero. La volatilidad esta referida a la subida y bajada de precios de un activo, pero el tenedor de ese activo no pierde ni gana, sino hasta que compra o vende ese activo. Un ejemplo de ello fue lo que sucedió en el tercer trimestre de 2013 con las afores.

Muchas personas al recibir su estado de cuenta y ver menos dinero, pensaron que alguien les había robado o que habían perdido, cuando la realidad era que solo se había presentado una minusvalía en el mercado que de no retirarse en el momento, bien se puede recuperar en el tiempo, más por tratarse de inversiones a largo plazo.

Te recomendamos leer: ¿Tu afore registra pérdidas? No te espantes.

• Inflación. Este factor económico es considerado como un riesgo para los inversionistas, pues es el marco de referencia básico (benchmark) para medir si el instrumento en el que estamos invirtiendo nos genera los suficientes rendimientos.

La subida generalizada de precios de los productos que consumimos, a lo que llamamos inflación, siempre debe estar por debajo de las ganancias que obtenemos por invertir nuestro dinero en un determinado plazo, si no es así, estaremos perdiendo poder adquisitivo. Y ese es un riesgo igual de importante que el de perder dinero contante y sonante.

Te recomendamos leer: Entendiendo la inflación para invertir.

Riesgos de los expertos

De acuerdo con Franklin Templeton Investments, los administradores de las sociedades de inversión (o fondos) perciben el riesgo de manera ligeramente diferente al de un inversionista común, pues se concentran en los factores que contribuyen a la volatilidad de los mercados.

• De Negocio. Cualquier cosa que pueda dañar las utilidades de una compañía –desde una mala administración hasta que sus productos se vuelvan obsoletos– puede ser llamada riesgo del negocio.

• Crediticio. Cuando el emisor de un bono no paga los intereses convenidos o no es capaz de devolver el capital invertido al vencimiento de la obligación.

• De tasas de interés. El alza en tasas de interés es una mala noticia para los clientes con inversiones en renta fija o deuda, además puede disminuir los ingresos de las compañías. El riesgo de tasa de interés mide qué tan sensible es el precio de una inversión a la fluctuación de las tasas en el mercado.

• Cambiario. Se refiere al peligro que corren las inversiones internacionales frente al fortalecimiento o debilitamiento de monedas en contra o a favor de sus inversiones en diferentes países.

• Riesgo País. Inestabilidad política, problemas financieros o cualquier otro asunto que debilite la economía de un país, son factores que pueden poner en problemas a los manejadores de inversiones que tengan exposición a dicho mercado.

Te recomendamos leer: Aprovecha el riesgo país para invertir.

Ahora que conoces mejor de qué hablamos cuando nos referimos al riesgo de invertir, es hora de ganar confianza, asesorarte bien y armar una estrategia o portafolio de inversión.

Recuerda que asumir riesgos no es malo, lo importante es siempre tener la capacidad de controlarlos y afrontarlos si las cosas no salen como esperas. Grábate el viejo adagio que dice: “nunca inviertas en algo hasta entender perfectamente cómo funciona”, ese es el mayor riesgo de todos.

Relacionadas

Comentarios