HistoriasMicrositio

¿Podrá el oro recuperar el brillo perdido en 2013?

Hoy la interrogante es si este metal podrá revalorizarse en niveles como los de 2011, cuando incrementó su valor hasta en un 70%.

25-02-2014, 11:49:13 AM
¿Podrá el oro recuperar el brillo perdido en 2013?
Monica Coronatti, editora de Sala de Inversión América.

Aunque es un buen presagio para los precios del oro que el interés de los inversionistas esté dando señales de estabilización apoyado en la debilidad de referencias económicas en los Estados Unidos, como el informe de empleo o la inesperada contracción de la producción industrial en enero, la gran pregunta es si en un entorno marcado por la reducción de los estímulos monetarios el metal dorado podrá recuperar el brillo que lo llevó a revalorizarse un 70% desde 2008 a 2011.

Recordemos que 2013 fue el peor año para el oro desde 1981 tras perder la confianza de los inversionistas como depósito de valor preferente sobre otros activos. En lo que va de año, la materia prima ha subido casi un 10% gracias al comienzo del Año Nuevo Chino que desató el apetito por las joyas en el país asiático, así como por las coberturas de las posiciones en corto en el mercado.

Quizá también te interese leer: Cómo invertir en oro, el seguro refugio financiero.

Según un reporte del World Gold Council (WGC, Consejo Mundial del Oro), el año pasado, China superó a la India como el mayor consumidor de oro del mundo, con un aumento de la demanda de 32% frente al 13% en India. El menor crecimiento del consumo en este país se debe a las restricciones a las importaciones establecidas por el Gobierno para contener el déficit de cuenta corriente.

En 2013, la demanda global disminuyó un 15% a 3,756 toneladas compradas con las 4,416 toneladas del año anterior, dadas las fuertes ventas de los fondos de inversión respaldados por el metal dorado ante la baja en el precio y menores compras por parte de los bancos centrales.

Asimismo, el debilitamiento de los mercados de acciones y divisas de los países emergentes junto con la pérdida de fuerza del dólar y el abaratamiento del precio del metal precioso favoreció el repunte de la demanda física del oro, contribuyendo a su reciente revalorización.

Si bien hasta la semana pasada los precios tocaron máximos de tres meses rompiendo la media móvil de las últimas 200 sesiones, los principales desencadenantes del rally del oro posiblemente pierdan fuelle en las próximas jornadas, señala Barclays, quien sigue manteniendo el precio promedio en 1,220 dólares la onza para el primer trimestre y en 1,205 dólares/onza troy al cierre de 2014.

Sin embargo, UBS AG augura un nuevo rango de precios por encima de 1,300 dólares la onza gracias a que los inversionistas estadounidenses cada vez confían más en el metal.

En tanto, HSBC Securities afirma que aunque la materia prima parece estar en una fase de consolidación, el hecho de que se negocie por encima del nivel sicológico de 1,300 dólares y respete la media móvil de 200 días muestra la probabilidad de nuevas ganancias.

Las principales resistencias al alza en el corto plazo se ubicarían en 1,361 dólares y 1,433 dólares. Mientras que los soportes bajistas se mantienen en 1,241 dólares –media móvil de las últimas 50 sesiones–, y los 1,198 dólares, precio mínimo hasta la fecha en 2014.

La publicación de datos macro seguirá siendo clave para establecer el tono de la negociación en el mercado del oro, pero el soporte de los precios seguirá estando determinado por la demanda en China e India, con especial atención en India si se levantan las restricciones comerciales.

Relacionadas

Comentarios