HistoriasManagement

Resuelve los problemas de tu empresa…. ¡cocinando!

Cocinar eleva la creatividad, te relaja y refuerza el trabajo en equipo. Conoce una dinámica que podría elevar la productividad de tus colaboradores.

21-02-2014, 6:40:39 AM
Resuelve los problemas de tu empresa…. ¡cocinando!
Tatiana Gutiérrez

Las dinámicas de integración se han convertido en una grandiosa alternativa para solucionar distintas problemáticas dentro de las empresas: desde afianzar el liderazgo de los directivos hasta mejorar la comunicación, el trabajo en equipo y la búsqueda de objetivos. También se han caracterizado por ser, en su mayoría, innovadoras y propositivas, pero, existe una que rompe los estándares de lo cotidiano, se trata de… ¿Cocinar?

“La cocina es una buena metáfora de lo que puede enfrentar una empresa en su estructura organizacional y operativa, desde la búsqueda de objetivos, reforzar el liderazgo o perfeccionar la comunicación en los equipos (…) Cocinar despierta estos instintos en los participantes”, comenta Ricardo Fabre Mendoza, socio Director de la firma dedicada a team building, Gourmétrica

Los beneficios de cocinar

De acuerdo con los amantes de la vida gourmet, cocinar puede traer los siguientes beneficios: 

a) Eleva la creatividad
b) Es un acto de bondad para nosotros y los demás. 
c) Se mantiene una alimentación balanceada
d) Se quema calorías al hacerlo. 
e) Sirve como relajante y desestresante
f) Refuerza el trabajo en equipo. 

De acuerdo con Fabre Mendoza, estas actividades culinarias podrían ayudar a las empresas a mejorar en estas áreas: 

Integración de equipos de trabajo.
Innovación y creatividad.
Compartir riesgos. 
Administración del cambio. 
Mejora en relación con clientes y proveedores. 
Liderazgo. 
Comunicación. 

¿Cómo un cuchillo y una tabla ayudan a resolver problemas?

Uno de los objetivos de la dinámica es representar la situación que viven las empresas en el día a día: 

1. Un objetivo en común. Realización de un menú gourmet de cuatro tiempos. Las empresas siempre tendrán objetivos establecidos para cada equipo de trabajo o área, ya sean mensuales, trimestrales o semestrales; los directivos buscarán que se cumplan. 

2. Equipos heterogéneos. Se busca integrar tanto a directivos como a colaboradores en un mismo equipo. “No se trabaja bajo jerarquías o selecciones predeterminadas, lo que buscamos es que trabajen como en las empresas, nadie los escoge, simplemente tienen que encontrar la forma de encajar”, comenta Fabre. 

3. Recursos limitados. Tanto en la cocina como en la empresa, los recursos son muy importantes, los equipos deben trabajar con cierto número de utensilios y materias primas para llegar a su objetivo. ¿A quién no le recuerda la dinámica en su empresa?

4. Tiempos límite. La vida profesional está repleta de fechas límite para la entrega de proyectos, la dinámica culinaria buscará que los equipos finalicen un menú gourmet de cuatro tiempos en dos horas. 

“Cada una de nuestras dinámicas o programas cuentan con atención especializada. En cada una se encuentra un Chef Ejecutivo, quien se encarga de ver todas las reglas de seguridad y la guía de nuestros equipos; y un coach especializado que se encarga de sensibilizar a los equipos de trabajo, en el inicio y el final”. 

Gourmétrica, buscando el team building

El concepto de Gourmétrica nace siete años atrás bajo la tutela de Paola Rodríguez y Mónica Gómez Chico, y empresas como American Express, Bank of America, Cisco Systems o Pfizer ya han disfrutado de sus resultados. 

De acuerdo con el esquema que maneja Goumétrica, las dinámicas tienen una duración de entre 6 y 8 horas, se ofrecen tres dinámicas específicas: Chef por un día – donde se facilita la integración de equipos, motivación, comunicación y liderazgo-, Reto Gourmétrica – donde incentivan la creatividad, la innovación y el compartir riesgos- y Aprende con un Chef – para planeaciones estratégicas, junta con directivos, lanzamiento de proyectos, entre otros. 

Entre las recomendaciones que los expertos dan para que este tipo de dinámicas resulten positivas se encuentran: 

1. Define los objetivos a alcanzar con las empresas que proporcionan sus servicios. 

2. Toma en cuenta el lugar, de acuerdo con Fabre una de las mejores opciones es que se realice fuera de las instalaciones de la empresa, esto ayudará a romper el hielo. 

3. Delimita bien los tiempos. 

4. Permite la libre expresión del grupo. 

5. Refuerza lo aprendido. “Es importante que los equipos tengan un momento para reflexionar las conclusiones y que, de manera inmediata, se lleven objetivos o tareas para el siguiente día”, comenta Fabre. 

¿Aplicarías estas dinámicas en tu empresa? ¿Qué esperarías de sus resultados? 

Relacionadas

Comentarios