'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Televisoras, decididas a frenar alianza Telmex-Dish

Si bien la alianza de Telmex y Dish deberá ser analiza a fondo, lo cierto es que la televisión restringida es un negocio que las televisoras no quieren compartir.

20-02-2014, 10:02:08 AM
Televisoras, decididas a frenar alianza Telmex-Dish
Altonivel

El enfrentamiento entre las televisoras Televisa y TV Azteca en contra de la telefónica Telmex va más allá de la libre trasmisión de contenidos, una final de futbol,  o el beneficio para los usuarios de telecomunicaciones en el país; esta rivalidad busca por un lado mantener el status quo en un sector con limitada competencia, y por otro desequilibrar la balanza del poder que por años ha mantenido a dos empresas en el trono.

Así, la publicación de un contrato que revela una polémica alianza entre Teléfonos de México (Telmex) y Dish México, marca un nuevo capítulo en la lucha de poder entre Carlos Slim en contra de Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas Pliego, que desde hace unos años se enfrascaron en un disputa por invadir sus respectivos territorios de negocios y, por supuesto, en defenderse de una posible invasión.

En este contexto (la existencia de opciones de compra y venta de Telmex por Dish), ayer legisladores, empresarios y expertos hicieron un llamado al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para que determinar si hay irregularidades en la alianza entre la telefónica y la firma de tv de paga, como violaciones de los títulos de concesión de las empresas; o en otras palabras, sí está violentando la nueva legislación en materia de telecomunicaciones.

De acuerdo con la Reforma en Telecomunicaciones, aprobada a mediados del año pasado, se prohíbe que un actor que sea declarado preponderante, como podría ser el caso de Telmex –en caso de que se compruebe un rol como accionista de Dish–, se beneficie de manera “directa o indirecta” de la regla de gratuidad de las transmisiones de las señales abiertas de Televisa y TV Azteca.

Así, Grupo Salinas, controlada por el empresario Salinas Pliego, amplió ayer su denuncia contra Telmex y Dish argumentando que la retransmisión gratuita que realiza la firma de televisión satelital de la familia Vargas beneficia a la telefónica de Slim, lo que contraviene la Constitución.

Y si bien la publicación del documento Telmex-Dish desvela algunos aspectos no públicos de la relación entre estas firmas, analistas observan en el trasfondo una táctica de las televisoras para frenar una alianza que tendría un gran potencial para competir en el sector de televisión restringida, el cual domina la firma de Azcárraga Jean.

Y ésta no sería la primera vez que los empresarios y su músculo empresarial se disputan áreas de negocio, como lo es el de la telefonía móvil, o incluso otros rubros, como el futbolístico, donde el las televisoras también han tratado de cerrarle el paso a Slim, no obstante, el magnate es hoy propietario del actual equipo campeón, el León, y busca dominar el balón en su cancha al desequilibrar la transmisión de los partidos de futbol.

Se espera que este nuevo capítulo del enfrentamiento produzca cambios en el sector, no obstante, lo ideal sería que estos fueran en beneficio de los usuarios y no sólo de la balanza de poder entre los empresarios.

Dish, al alcance de la cartera de Slim

Carlos Slim tiene la posibilidad de realizar una compra que agitaría las ya de por sí turbulentas aguas de las telecomunicaciones en el país: la de Dish México. El magnate, a través de una subsidiaria de Telmex, podría adquirir el 51% de las acciones del operador de televisión restringida si así lo deseará y todo por la cantidad de 325 millones de dólares.

O bien, la operación podría llevarse a cabo si la firma de tv de paga lo obligara a cumplir con una promesa.

De acuerdo con lo publicado ayer por el diario El Financiero, cinco contratos y dos cartas laterales suscritas entre Telmex y Dish le dan a la empresa de Slim derechos sobre la compañía televisiva equiparables a los que tienen los accionistas –como realizar auditorías y recibir la información financiera que reciben los demás capitalistas–, aun cuando formalmente no lo es.

Asimismo, los documentos revelan la existencia de una opción de compra y otra de venta: la primera, corresponde a la adquisición del 51% de Dish por parte de una subsidiaria de Telmex; la segunda, se refiere a la posibilidad de que la firma de tv de paga obligue a la telefónica a comprar el 51% de sus acciones.

Los contratos señalan, publica el rotativo, que “en caso de que las condiciones para el ejercicio de la opción no se hubieren actualizado en o antes del 1 de enero de 2014, Dish podrá obligar a Telmex a consumar la compra del 51 por ciento de Dish México y, para ello, a que busque a un tercero que pueda llevarla a cabo”.

Además, en caso de que se venda Dish, la empresa de Slim tendría el derecho a recibir el 51 por ciento de los ingresos resultantes.

¿Cuál es el impacto de esto? La competencia en las telecomunicaciones, y en específico la televisión, ha sido por mucho tiempo un punto de debate en el país, donde se acusa y señala la existencia de monopolios y duopolios que limitan la libre competencia y, en esencia, el mejoramiento en pro del consumidor, no de los intereses privados.

Por ello, al darse a conocer esta situación de Telmex y Dish, las acusaciones de concentración realizadas por las televisoras TV Azteca y Televisa retoman sus bríos, aunque los documentos presentados no prueban la concreción de una adquisición, sino la opción de realizarla, pero aún hará falta conocer el análisis del organismo regulador y su postura al respecto.

Ante esta situación, tanto Telmex como el IFT negaron realizar comentarios al diario que publicó esta información.

Por otra parte, Dish rechazó que la telefónica de Slim tenga participación en su capital accionario, pero reconoció que sí hay una opción de compra.

“La posible inversión conjunta de Telmex en Dish, no podría suceder ni verificarse hasta en tanto la autoridad competente –IFT– autorizara dicha inversión, conforme a los procedimientos que establece la ley”, señala Dish.

El documento de debate

En su columna “Slim pagaría 325 millones de dólares por Dish México”, Carlos Mota rescata algunos de los párrafos más significativos del documento que le da la opción de compra a Telmex sobre las acciones de Dish, y estos son algunos de ellos:

– “(a) Teninver Call: DM otorga en favor de Teninver una opción incondicional e irrevocable para que ésta suscriba 51% del capital social de DM. (b) DM Put: Teninver otorga en favor de DM una opción incondicional e irrevocable para obligar a Teninver a suscribir 51% del capital social de DM.” (Nota: DM es Dish México, y Teninver es la empresa de Carlos Slim dedicada a los temas satelitales).

– “Precio de la opción: el precio de la opción (el “Precio de Ejercicio de la Opción”) es originalmente de US$325,000,000.00 y el mismo será ajustado conforme lo siguiente:

1. Intereses: devengará intereses a razón del 5% anual; 2. Se verá reducido por aportaciones no realizadas por Grupo MVS o EchoStar conforme al Transaction Agreement, cantidades que devengarán intereses a razón del 5% anual a partir de la fecha en que dichas aportaciones tuvieron que ser efectuadas; 3. Se verá reducido por dividendos pagados a los accionistas de DM, considerando la porción del dividendo que le hubiera correspondido a Telmex de haber sido ya propietario del 51% de DM.

– “Plazo: el contrato estará vigente hasta el 23 de noviembre de 2018”.

– Se habría establecido en los contratos que Dish Mexico Holdings podría “obligar a Telmex a comprarle el total de su participación en DM” bajo ciertos supuestos, uno de ellos, por ejemplo, que “durante 2 trimestres consecutivos, 30% o más de los suscriptores de servicios de televisión restringida de Telmex (incluyendo para dichos fines a los de DM) correspondieran a plataformas diferentes a DM”.

– También se habría establecido que si la opción “se ejerce después del 1 de enero de 2014, será el valor de mercado de DM” lo que determinará el precio. Asimismo, se impondría un castigo a Telmex de US $ 50 millones en caso de que no se ejerza la opción de venta y se tengan menos de un millón de suscriptores activos en la plataforma.

– Los contratos (9 en total) habrían establecido que si “no se hubiera ejercido ninguna opción de venta y por tanto Telmex no fuere aún socio de DM, el 1º de enero de 2014, Telmex deberá propiciar y asegurarse que un banco de su elección, otorgue un crédito en condiciones de mercado, por una cantidad total de US$325,000,000.00”.

Asimismo, la columna publicada en El Financiero señala que la fuente del documento, fechado en febrero de 2012, es confiable, y que habría salido de los archivos de Forastieri Abogados y está dirigido a José Luis Woodhouse Andrade, Carlos Cárdenas Castro y Adrián Ortega Navarrete, de Dish.

Relacionadas

Comentarios