'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

Cómo se calculan dividendos y por qué perseguirlos

Evaluar qué tan rentable resulta el pago de dividendos de una empresa es una manera de saber si te conviene o no invertir en esas acciones.

18-02-2014, 4:29:06 PM
Cómo se calculan dividendos y por qué perseguirlos
Alejandra Palomares Barrios

Si ya inviertes en Bolsa seguramente el término dividendo te es familiar, pero si no es tu caso, debes saber que se trata de una retribución que el accionista de una empresa recibe por formar parte de la sociedad. Sí, recuerda que cuando inviertes en sus acciones, te vuelves socio de la compañía.

Entonces, el dividendo es la parte de las utilidades que se reparten entre los accionistas de una compañía en proporción a la cantidad de acciones que cada uno posea (puede darte un idea de este beneficio leyendo 5 genios de la Bolsa que nos harán millonarios).

Por lo tanto, los dividendos no son cantidades fijas, sino variables, porque se determinan de acuerdo con los resultados obtenidos en un ejercicio fiscal. (Te recomendamos leer: La Bolsa gana, ¿y cómo gano yo?)

Del fondo a la forma

“El monto, la fecha y la forma de pago de los dividendos son factores determinados por la Asamblea General de Accionistas”, detalla GBM Homebroker. Y existen dos formas de entregar los dividendos:

•    En efectivo. Por cada acción que se tenga la empresa le entrega una cantidad determinada de dinero.
•    En acciones. Por cada monto de títulos que el accionista posea la compañía le entrega una acción. A este dividendo se le conoce como flexible y, dependiendo del origen de las acciones que se entregan como dividendo, pueden darse dos situaciones:

“Que esas acciones sean procedentes de la cartera de la empresa; o que procedan de una ampliación de capital realizada expresamente para esta operación. En este caso, los accionistas suelen recibir un número determinado de títulos adicionales de forma gratuita, o bien pueden vender su derecho de asignación, en el mercado o a la propia compañía por un precio fijo en efectivo”, explica el sitio de inversiones de CaixaBank.

Otro factor a tomar en cuenta es el modo de pago de dividendos. Puede ser en una sola entrega o diferido en varias exhibiciones.

Por ejemplo, si se determina que el monto a pagar será 1.50 pesos por acción, la primera liquidación puede ser el 30 de octubre; la segunda, el 30 de noviembre; y la última, el 30 de diciembre. Todas a un monto de 50 centavos por acción, explica GBM Homebroker.

También existen tres momentos importantes en el pago de dividendos que conviene marcar en tu calendario:

1. La fecha de pago del dividendo

2. La fecha ex cupón; es decir, el día en que se determina la compra de un valor, pero el comprador no adquiere el derecho a dividendos, ya que dicho cupón ha vencido, y por lo tanto se cotizará a un precio inferior equivalente al valor de dicho derecho.

3. La fecha límite para comprar acciones y tener derecho al pago de dividendos, que por lo regular es un día antes de la fecha ex cupón.

La conveniencia del dividendo

En un texto anterior hablamos de los múltiplos, ¿lo recuerdas? Pues para evaluar qué tan rentable resulta el pago de dividendos de una empresa (y, por lo tanto, si nos conviene o no invertir en ella) es importante analizar este ratio.

Para calcularlo y saber qué porcentaje de nuestra inversión obtendremos como ganancia por el pago de dividendos, es necesario dividir la cantidad fijada como dividendo entre el precio al que cotiza la acción.

Ahora bien, si el pago de dividendos se hará en acciones, la fórmula cambia un poco. Debemos dividir el número de acciones a recibir entre el número de acciones que tenemos para obtener el porcentaje de rendimiento de nuestra inversión.

Cuando analizamos la rentabilidad del dividendo de una empresa, debemos tomar en cuenta que algunos analistas toman como referencia los dividendos repartidos en el ejercicio anterior, mientras que otros expertos utilizan el dividendo esperado para los próximos 12 meses, por lo que el resultado que te proporcione tu analista puede variar de una casa de bolsa a otra, dependiendo de qué política de análisis se utilice.

Por eso, esto es importante que se lo cuestiones a tu asesor.

Otro de los múltiplos que utilizan algunos inversionistas para evaluar la conveniencia de una inversión que paga dividendo, es el que se conoce como pay out, el cual muestra el porcentaje de los beneficios que una compañía destina al pago de dividendos.

Entre más alto sea el porcentaje resultante de este múltiplo, mejor será la política de distribución de utilidades de una empresa entre sus accionistas.

Incluso, no es raro que el porcentaje sea mayor a 100 si la empresa recibió algún ingreso extraordinario en el ejercicio anterior inmediato.

El pago de impuestos

Es conveniente hablar de impuestos antes de concluir el tema, porque gracias a la reforma fiscal aprobada en México el año pasado por el Poder Legislativo, a partir de 2014 se pagará 10% de las utilidades generadas por inversiones, lo que incluye también a las generadas por el pago de dividendos.

Es decir, si estás por cobrar dividendos por ganancias obtenidas en 2013, todavía la libras, pero no así para las que se generen a partir del año en curso.

Relacionadas

Comentarios