HistoriasNegocios

A3 de Moody’s, los beneficios de una buena calificación

Una de las tres grandes agencias calificadoras subió la nota al Gobierno. ¿Dónde coloca al país y qué implica para las empresas y otros actores?

11-02-2014, 6:13:14 PM
A3 de Moody’s, los beneficios de una buena calificación
Elie Smilovitz

Como si de un examen se tratara, México
ganó la calificación
A3
de
Moody’s,
aunque aún mantiene la BBB tanto en
Fitch
como en
S&P. Las tres principales agencias
calificadoras
: Moody’s, S&P y Fitch, evalúan los niveles de riesgo que tienen las economías. En
el caso de Moody’s, la mejor calificación que otorga es la “AAA”, que significa “riesgo mínimo” para invertir.

Entre más alta es la calificación en el área de Gobiernos (Sovereign
& Supranational
), la deuda pública federal paga menos intereses. El Gobierno, como una empresa, necesita
cosas, invierte, compra. Y para obtener ese capital, no siempre puede utilizar
los impuestos, por lo que se ve obligado a financiarse a endeudarse, sobre todo
a largo plazo.  

Así, un Gobierno federal
con una calificación AAA es un excelente cliente para inversionistas y bancos,
porque paga a tiempo. Los bancos
le abrirán líneas de crédito y le
prestarán efectivo, mientras que los inversionistas que busquen colocar su
dinero en un lugar seguro, se fijarán en esa AAA.

Además, una alta calificación implica que financiarse es más
barato, porque un país modélico paga menos intereses por el dinero que le
prestan. Por ejemplo, los bonos de deuda
de Alemania,
que para Moody’s es AAA, pagan 0.36% de interés a 10 años, mientras que los de Inglaterra, que es AA1 pagan 0.85%. México, con su nueva
calificación de A3, paga, por lo
pronto, 3.84% de intereses por un bono a 10 años.

Por el contrario, Grecia,
con una calificación CAA3, paga un 7.24% de interés por el bono de deuda a 10
años. Y Brasil,
BAA2, paga un 4.82%.

En síntesis, entre mejor calificación crediticia se tiene,
menos intereses se paga al banco o a
los inversionistas que prestan dinero. Si comparáramos las calificaciones
crediticias con una carretera la AAA de Moody’s representa una luz verde, un
paisaje soleado, un pavimento seco y una carretera recta, pero la C representa un
camino plagado de peligros, curvas peligrosas, riscos, riesgo de deslave, poca
visibilidad y niebla, entre otros.

La razón detrás de la
nota

Para Mauro Leos, analista de Moody’s “las reglas del juego
han cambiado en México”. Leos opina que si dentro de dos o tres años el impacto
de las reformas se traduce en mayor crecimiento y recaudación de impuestos, la
nota podría volver a subir, según reveló en entrevista con la BBC.

Moody’s confía en que México crezca entre 3 y 4% anual, en
lugar de hacerlo entre 1 y 2% gracias a las reformas fiscal, financiera, energética, laboral y de
telecomunicaciones.

En América Latina,
sólo Chile
tiene una nota crediticia superior a la de México, Aa3, que son tres posiciones por arriba de México. Sin embargo, Colombia
y Perú, los otros dos integrantes de la Alianza
del Pacífico
, puntúan Baa3 y Baa2, respectivamente, es decir, dos y
tres calificaciones por debajo de nuestro país.  

El “pero”

No obstante, cabe señalar que las tres principales agencias
calificadoras fueron muy criticadas durante la crisis
económica
mundial de 2008
, debido a que varias de las instituciones
financieras
más afectadas mantuvieron calificaciones elevadas,
incluso AAA, a pesar de sus problemas de deuda e impago, lo que generó
una crisis de
confianza en las metodologías de calificación y en las propias agencias.

Esto llevó a la Unión
Europea
y a otros países a aplicar nuevas reglas y controles a las calificadoras.

Impacto en las
empresas

Aunque las agencias calificadoras tienen parámetros
específicos que miden a las corporaciones,
a los bancos e incluso a los gobiernos estatales y locales, que la economía
nacional en su conjunto Gobierno federal de México tenga una calificación A3,
en lugar de Baa1, también beneficia de forma indirecta a las empresas.
Después de todo, el Gobierno trabaja con ellas. Y cuando el sector público tiene
la confianza de bancos e inversionistas, las empresas del  país también.

Aunque sea prematuro medir el impacto en las exportaciones e
importaciones, los empresarios mexicanos tienen más argumentos para pedir crédito
a sus clientes
internacionales
. Es como si dijeran, “nosotros pagamos a tiempo,
permítanos pagar a 30 o a 60 días en lugar de hacerlo de contado”.  

Además, los fondos de
inversiones
que administran grandes capitales tienen más argumentos para invertir
en un México con calificación A3 que otorga casi el 4% de interés anual por un
CETE a un año, que hacerlo en un país donde el riesgo de impago en lugar de ser
“bajo” sea mayor, como Brasil.

Así, la Bolsa
Mexicana de Valores
(BMV) se
vuelve un refugio para inversionistas que busquen beneficios de “bajo riesgo”, pues
A3 para México significa “bajo riesgo
aunado a una perspectiva económica, “estable”.

¿Crees que México
logrará satisfacer las expectativas de crecimiento para los próximos años? 

Relacionadas

Comentarios