ActualidadHistorias

Glaciar que hundió al Titanic bate récord de velocidad

El glaciar Jakobshavn no sólo está navegando sino que lo hace actualmente a una velocidad récord. Recorre 46 metros al día. ¿Es un peligro latente?

06-02-2014, 11:35:41 AM
Glaciar que hundió al Titanic bate récord de velocidad
Julio Vélez

En 1912, un enorme glaciar produjo el mortífero iceberg cuya errática dirección hundió al Titanic. ¿Qué ha sido de aquella enorme masa de hielo desde aquél entonces? Según investigaciones de la Universidad de Washington, el glaciar Jakobshavn no sólo está navegando, sino que lo hace actualmente a una velocidad récord.

En alianza con los satélites de la agencia espacial alemana, los estudiosos determinaron que entre 2012 y 2013 la velocidad de desplazamiento del glaciar ascendió dramáticamente, particularmente durante el verano del año pasado. La velocidad registrada hace una década era de 4 kilómetros por año. Actualmente es de 17 kilómetros (46 metros al día).

“Estamos viendo velocidades veraniegas más de 4 veces más elevadas de lo que eran en los noventa” comentó el glaciologista Ian Joughn en el diario científico europeo The Cryosphere. “Pero aunque se creía que éste era el glaciar más rápido, en realidad no lo es”.

Sí, tiene que ver el Calentamiento Global

Aparte de ser un detalle curioso que ocurre a cientos de kilómetros de donde vivimos, ¿por qué debería llamarnos la atención? Porque el desplazamiento de estos cuerpos helados produce más hielo en el océano y con ello una elevación del nivel del mar, consecuencia del calentamiento global.

Además, “mientras el glaciar se desplaza hacia regiones más cálidas, la pérdida de hielo en el frente ocasiona un aumento mayor de velocidad”, añadió el científico.

Recordemos que, de hecho, el desplazamiento del témpano de hielo hacia la ruta del Titanic el fatídico 12 de abril de 1912 fue sumamente inusual.

Durante el aniversario 100 del hundimiento del coloso, científicos de la Universidad de Texas habían descubierto que el 4 de enero del mismo año se produjo una de las “mareas vivas” más activas en 1,400 años, debido al inusual acercamiento entre la Luna y la Tierra, además del perihelio con el Sol justo un día antes.

Los glaciares en Groenlandia desprendieron decenas de icebergs, y estos tuvieron las condiciones de temperatura y desplazamiento idóneas para “invadir” el Océano Atlántico en cuestión de horas.

Por lo pronto, los científicos siguen sorprendidos con la inusual “habilidad” del glaciar Jakobshavn de que, pese a perder hielo en forma de témpanos que causan su incremento de velocidad, puede drenar el hielo de sus capas superiores para no perder una cantidad considerable de masa. ¿Qué pasaría si se desplazara más hacia el Sur en los próximos años?

¿Se imaginaban que este letal coloso de hielo continuara existiendo? Si el Titanic estuviera navegando aún, el riesgo de colisión sería mucho menor, dado que los sistemas de radar y detección marítimos han evolucionado dramáticamente… pero de eso hablaremos en otra ocasión.

¿Qué otra historia científica te gustaría conocer?

Relacionadas

Comentarios