HistoriasMicrositio

El complicado panorama para el peso mexicano

Se habla de que, en cuanto se observe un momento de calma, la cotización del peso se normalizará. Pero por ahora la divisa mexicana no encuentra muchos apoyos.

06-02-2014, 8:07:10 AM
El complicado panorama para el peso mexicano
Ariadna García Vega, analista de Sala de Inversión América

Aunque mucho se ha hablado de que la pérdida del peso mexicano contra el dólar estadounidense está relacionada con choques externos y de que, en cuanto se observe un momento de calma, la cotización del primero se normalizará. Sin embargo, por ahora la divisa mexicana no encuentra muchos apoyos.

La aversión al riesgo, acompañada de salidas de recursos de mercados emergentes y una economía local que no termina de arrancar, mantendrán al peso mexicano operando en un rango de 13.25 a 13.55 unidades por dólar en el corto plazo.

En las últimas semanas, uno de los principales temas entre los inversionistas ha sido el desempeño de los mercados emergentes, afectados tanto por la reducción de los estímulos de la Reserva Federal (Fed) como por la desaceleración de la economía china.

Con respecto al primer factor, si bien la reducción de estímulos por parte de la Fed era ampliamente anticipada por el mercado, lo anterior ha derivado en una repatriación de flujos desde mercados emergentes hacia las economías desarrolladas, teniendo también un impacto relevante en las monedas emergentes, entre ellas el peso mexicano, explican algunos analistas.

Bajo este contexto, algunos países han subido sus tasas de interés abruptamente para frenar el colapso de sus monedas y un retiro masivo de inversionistas foráneos, lo que también ha reducido el soporte por carry en la comparación de México con dichos mercados.

Por otra parte, la desaceleración china parece no tocar fondo y siendo esta nación el principal consumidor de materias primas en el mundo, el limitado dinamismo de su economía ha tenido un impacto relevante en los precios de las materias primas, siendo Brasil y Rusia, algunos de los principales afectados.

Se teme que el “dinero barato” para las naciones emergentes se reduzca y no solo por parte de la Fed, sino también por parte del Banco de Inglaterra y el Banco de Japón, los cuales parecen estar listos para reducir los estímulos que inyectaban en sus respectivas economías.

En este contexto luce complicada una recuperación para la divisa mexicana, considerando que la salida de posiciones de emergentes podría continuar en las siguientes semanas.

Los analistas siguen creyendo que el peso se enfrenta a condiciones difíciles sin un contrapeso importante del lado local, por lo que operará muy de cerca con el tono externo. Siguen evitando posturas direccionales a favor, viendo a su vez mayor atractivo de cortos en el USD/MXN por encima de 13.50 y largos debajo de 13.00 por dólar, con mayor peso de factores técnicos sobre fundamentales en el corto plazo.

Un punto de apoyo para el peso es el hecho de que el Banco de México (Banxico), mantuvo el viernes en 3.5% la tasa de referencia.

El mercado está esperando que la economía interna comience a generar datos positivos, una vez que se asuma el efecto fiscal, y que el congreso apruebe las Leyes Secundarias de las reformas estructurales para tener certidumbre sobre la reforma energética y comiencen a fluir recursos externos.

Relacionadas

Comentarios