'; Alto Nivel
HistoriasNegocios

¿Está México a salvo de las políticas de la FED?

Cuando la ola de dinero inyectado por la Reserva Federal comienza a replegarse, las economías emergentes sufren las consecuencias y México no es excepción.

04-02-2014, 5:50:48 PM
¿Está México a salvo de las políticas de la FED?
Elie Smilovitz

La política del Banco
Central de Estados Unidos
, la FED,
ha impactado a los mercados
emergentes
después de que comenzara a recortar los 85 mil millones de
dólares (mdd) que inyectaba cada mes para recomprar deuda de
Washington. Y, evidentemente México no ha sido la excepción.

Pero vayamos paso a paso y entendamos los 3 pasos de la Fed que hoy, están impactando a las economías de los países emergentes. Primero, redujo las tasas
de interés entre cero y 0.25%
, lo que incentivó las instituciones financieras a pedir más dinero prestado, para
llevarlo a países
emergentes
con buenas perspectivas de crecimiento y con tasas de interés
mucho más altas que, en ocasiones, superaron el 10%.

Desde Nigeria, Turquía
o Brasil,
las opciones para invertir resultaban muy atractivas. Menos apetitoso resultó
traer inversiones financieras o “de cartera” a México, donde el Banco de México (Banxico)
mantiene las tasas en torno al 4%.

En segundo lugar, la FED aplicó el programa Quantitative
Easing
(QE) con el que, sobre
todo a partir de 2010, comenzó a comprar deuda
estadounidense
a un ritmo que llegó a los 85 mil mdd mensuales, gracias a
ello se mantuvo un nivel de gasto e inversión que permitían a Estados Unidos
crecer, aunque muy poquito.

Por último, ahora las perspectivas de recuperación entre las
empresas
estadounidenses es más optimista, se crean más empleos y la FED ha decidido
reducir el ritmo de recompra
de deuda
hasta 65 mil mdd -se prevé que continúe descendiendo-.

En este momento es cuando muchos grandes inversionistas que
aprovecharon altas tasas en países emergentes, prefieren ganar un poco menos
dinero, pero tener un deudor más “confiable”. No olvidemos que Estados Unidos
es AAA, y mucho dinero ha comenzado a salir de las economías emergentes, para
regresar a las economías avanzadas.

Las consecuencias

Entre peores datos macroeconómicos tiene el país emergente y
menos competitivo es, más le afecta que se vayan los dólares. Las dos consecuencias
más evidentes son: la devaluación de
las monedas locales.

En ese sentido, el real de
Brasil comenzó a devaluarse dese mediados de 2013, pero en enero de este 2014
la lira turca, el rand sudafricano y el rublo ruso han caído entre 6 y 7.5%. En Argentina, si bien
esa economía tiene otros problemas, el peso argentino cayó 23% durante ese mes.
Y una subida todavía mayor de las tasas
de interés
, para intentar retener el capital e incluso captar más.

Al final del camino, sólo la competitividad puede salvar a las economías emergentes con monedas
débiles. Pues de otra manera, el dinero que entra muy rápido a través del mercado
financiero, es decir, la inversión “de cartera”, puede salir del país por esa
vía de forma aún más veloz. A diferencia de la Inversión Extranjera Directa
(IED) que se invierte en las empresas o, en términos financieros, en la “economía
real”.

México estable, pero no “blindado”

México
cuenta con tasas de interés inferiores a las de otros emergentes, lo que
lo protege “de cartera”. Además tiene otras ventajas para proteger al peso. Entre
ellas, unas buenas reservas en dólares -177 mil millones-, poca deuda en monea
extranjera –menos del 30%- y un nivel de deuda sobre el PIB que no es alarmante
–en torno al 40%-.

Sin embargo, no podemos confiarnos, porque, a pesar de que Hacienda
advierte que la deuda nacional respecto al PIB es de la mitad si la comparamos
con otros países de la OCDE, México,
a diferencia de muchos de esos países, entre ellos Estados Unidos, Italia,
Alemania o Francia, e incluso Grecia o España, no tiene más del 70% de su PIB
respaldado por oro.
Apenas contamos con unas 125 toneladas de metal dorado que equivalen
aproximadamente al 4% del PIB, según datos del Consejo
Mundial del Oro

Otra debilidad de nuestra economía es la competitividad, entendida como el nivel de productividad sostenido en el
tiempo. La SHCP califica la competitividad como “esencial” para proteger la
economía, pero México ocupa el puesto 55 del mundo en este rubro, según el Reporte
Global de Competitividad 2013-2014
.

Por último, el gasto debe ser eficiente, porque la deuda, aunque no está en un nivel
alarmante, aumentó 25% entre 2007 y
2012, 15% más de lo que creció la economía y ya en 2014 equivaldrá al 40% del
PIB, según el Fondo Monetario Internacional. A este ritmo de endeudamiento, para
2018 la deuda de México puede llegar a parecerse a la de los países de la OCDE.

Así, si bien las fortalezas de nuestra economía nos ayudan a
resistir mejor las crisis, reconocer las debilidades debe impulsarnos a
fortalecer sus puntos débiles.

¿Cuáles son las
inversiones que debe hacer México para ser más competitivo?

Relacionadas

Comentarios