HistoriasNegocios

Chihuahua impulsa el sector aeroespacial

Los sectores automotriz, aeroespacial y de infraestructura (incluyendo el energético) acapararán la atención de los inversionistas este año. ¿Lista tu chequera?

04-02-2014, 4:48:43 PM
Chihuahua impulsa el sector aeroespacial
Orquídea Soto

Este 2014 quitará la pausa al Mexican Moment. Las condiciones están dadas para que México saque partido a una economía sólida y estable: reactivación económica de Estados Unidos (empleo, producción, inversión y ventas), reformas estructurales aprobadas (telecomunicaciones, laboral, financiera, energética  y educativa) y el impulso al gasto gubernamental.

El saldo económico de 2013 fue precario; sin embargo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé para este año un crecimiento de 4.0%, mucho mejor que el registrado el año pasado, que apenas superó el 1%. Expertos financieros como Goldman Sachs y Nomura predicen que la economía de México será una de las 10 más grandes del mundo en 2020.

El optimismo sobre México se basa en la ubicación geográfica privilegiada dentro de la región del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el mercado económico más grande en el mundo, así como en sus fortalezas económicas: una deuda pública razonable, como porcentaje del PIB menor a 45%; reservas de divisas por 170,000 millones de dólares (mdd) e Inversión Extranjera Directa (IED) por casi 13,000 mdd en 2012.

Además, México tiene acuerdos comerciales con naciones que representan 70% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y es el noveno país dentro de los 25 más atractivos para los inversionistas a escala mundial, de acuerdo con el Índice de Confianza de IED 2013, de la consultora A.T. Kearney.

“En 2014, como resultado de las reformas, se verá un avance en la economía, lo que se traducirá en una mejoría de la condición de vida de la población; por cada punto adicional del PIB se generan hasta 30,000 empleos nuevos”, dice Juan Carlos Rivera, director del Departamento de Administración, Mercadotecnia y Negocios Internacionales del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe.

Tres son los sectores que serán los consentidos de los inversionistas este año y, probablemente, a lo largo del sexenio.

Sector automotriz, un negocio sobre ruedas

La alta productividad de la mano de obra, sus cuantiosas inversiones, las ventajas de los 11 tratados comerciales y los altos estándares de calidad y productividad a escala mundial hacen de la automotriz una industria clave en el crecimiento económico nacional, según BBVA Research México.

En el estudio llamado Industria automotriz: clave en el crecimiento económico de México, destaca que la industria automotriz nacional es una de las más competitivas y dinámicas en el mundo, a la par de China e India. En 2012, por segundo año consecutivo, México ocupó el octavo lugar por unidades producidas y el sexto en unidades exportadas.

Según el análisis, las perspectivas para el sector automotriz son positivas: en 2014 se calculan 3.4 millones de unidades producidas y ventas internas de 1.3 millones de unidades.

También se esperan importantes inversiones. Por ejemplo, la empresa japonesa de manufactura automotriz Showa Corporation anunció que invertirá unos 50 mdd en una planta de manufactura de sistemas de dirección eléctrica para el mercado doméstico y de exportación en Guanajuato.

Por su parte, Honda iniciará operaciones en su nueva planta en Celaya, donde empleará unos 3,200 trabajadores y producirá 200,000 unidades anuales este año. También Mazda, Volkswagen y BMW contemplan inversiones nuevas en plantas, que en conjunto suman más de 2,000 mdd.

Industria aeroespacial extiende las alas

En México aún no se fabrica el primer avión de manufactura 100% nacional (a la fecha solo se producen piezas como motores, fuselajes, entre otros). Pero la industria aeroespacial avanza de forma sorprendente, por lo que no pasará de una década para que eso suceda. Hoy, 18 estados de la República participan activamente en la industria aeroespacial, que genera más de 35,000 empleos.

Baja California, Querétaro, Sonora, Chihuahua y Nuevo León son los principales promotores del crecimiento en la industria nacional aeroespacial, la cual esperaba un cierre de 2013 con un repunte de 13%, unos 1,500 mdd.

Los clústeres de producción para la industria aeroespacial con pronósticos de crecimiento se encuentran en Querétaro, Chihuahua, Nuevo León–Texas y Arizona-Sonora.

En septiembre pasado, durante el Mexico’s Aerospace Summit, la Femia dijo que este año se prevé que las inversiones alcancen los 1,600 mdd, las exportaciones poco más de 12,000 mdd (actualmente suman 5,400 mdd), que se creen 100,000 empleos y que la producción aumente de 9 a 40%.

“La recuperación de la economía tendrá que ver con el impulso del sector aeroespacial, pero también la competitividad del sector, como la mano de obra calificada”, opina Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer.

En México hay más de 750,000 ingenieros y estudiantes de carreras relacionadas con la tecnología de la industria. Además, cada año se gradúan unos 114,000 estudiantes en esa área.

Existe otro factor, explica Luis G. Lizcano, director general de la Femia, el mercado aeroespacial se mueve en dólares. A las empresas basadas en Europa les conviene mudarse a zonas dólar, como Norteamérica, pues trabajar en euros y vender en dólares les quita competitividad. La cercanía con EU pone a México en una situación privilegiada.

Infraestructura, a picar piedra

Si hay algo que ha detenido la competitividad de las empresas es la falta de infraestructura. De acuerdo con el Foro Económico Mundial, México se ubica en el lugar 68 de 144 en el Índice de Competitividad de Infraestructura 2012-2013; el número 50 en carreteras, 60 en ferrocarriles, 64 en puertos y aeropuertos.

En infraestructura de telecomunicaciones y contenido digital está en la posición 81 de 141, según el índice de conectividad Tecnologías de la Información del Foro Económico Mundial 2012.

Esa precaria situación podría cambiar este sexenio. El Programa de Inversiones en Infraestructura de Transportes y Comunicaciones 2013-2018 contempla inversiones por 4,000 millones de pesos (mdp) en proyectos de infraestructura durante el actual sexenio.

Se estima que los proyectos de inversión pública más relevantes contemplen recursos cercanos a 500,000 mdp en los sectores energético y carretero. El gobierno llevará a cabo 216 proyectos de trenes, carreteras, puertos, aeropuertos y comunicaciones, que podrán aprovechar las empresas.

De acuerdo con Leonardo Estévez, director de Asesoría Financiera en Infraestructura de KPMG, el plan de infraestructura significa una inversión diaria de 400 mdp. De cumplirse, “pasaremos de una inversión en infraestructura de 2.8% del PIB a 5%, apenas el promedio de los países de la OCDE.

Una de las empresas que depende en gran medida de las metas del gobierno es ICA. Según un análisis de Invex, en 2014 “los catalizadores para la empresa son: la reactivación del gasto público, el plan de infraestructura federal, el comienzo de licitaciones en el primer trimestre del año, un panorama positivo para la construcción internacional y la operación de nuevos proyectos concesionados”.

Pero también estará en la pelea la española OHL, Ideal (de Carlos Slim) e IEnova. Entre los planes más ambiciosos del gobierno están seis nuevos proyectos de trenes para 2018, incluido uno de alta velocidad entre el DF y Querétaro. Bombardier ya levantó la mano. “Vemos oportunidades en manufactura de trenes, si se concretan las decisiones anunciadas en la materia”, dice Nolasco.

¿Y la reforma energética?

Otro gran impulsor de inversiones será la reforma energética aprobada el año pasado. La cual permite a los particulares participar en actividades de exploración y extracción de hidrocarburos a través de cuatro modalidades diferentes de contratación y mediante permiso en las demás actividades de la industria petrolera. Además, la generación y la comercialización de energía eléctrica serán abiertas a la participación de particulares. Pemex y CFE se convertirán en empresas públicas productivas.

Serrano estima que con las nuevas condiciones legales podrían llegar hasta 500,000 mdp anuales de inversionistas extranjeros, y Roberto Mendoza, gerente senior de impuestos de KPMG y especialista del sector energético, considera que la reforma energética impulsaría hasta en dos puntos porcentuales adicionales la economía en el mediano plazo.

“Los servicios de proveeduría y distribución en petroquímica y de extracción y venta del gas shale serán las áreas de negocio con mayor potencial de desarrollo”, afirma. El sector privado estima contratos entre 50,000 y 70,000 mdd anuales, resultado de la reforma energética, dice Luis Foncerrada, director general del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP). “Podemos pensar hasta en 100,000 empleos anuales adicionales.”

Por otro lado, en el tema de construcción, el alicaído sector vivienda tiene buenas expectativas. “El presente 2014 será un buen año. Hay 12,600 mdp para el apoyo a la vivienda, en subsidios federales, una cifra que nunca había sido otorgada en el presupuesto”, asegura Fernando Abusaid Quinard, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi). Este año se prevé la construcción de 500,000 viviendas. El sector tiene un valor de más de 250,000 mdp.

Y los retos son…

Las oportunidades para México son muchas, pero también los desafíos para que se aproveche el Mexican Moment. Los riesgos permanecen latentes como la política fiscal restrictiva de EU y la falta de consenso en materia fiscal al interior de Congreso de ese país que seguirá siendo un riesgo para el crecimiento sostenido. Pero también hay retos en los tres sectores antes mencionados.

Para conocerlos te invitamos a que consultes la revista impresa de Alto Nivel, que en su edición de febrero te presenta el contexto en el que se encuentran estos sectores y las empresas que estarán dando la pelea durante este año. 

Relacionadas

Comentarios