'; Alto Nivel
HistoriasManagement

Humor empresarial: risa para detonar la productividad

La escasez de humor y risas pueden estar afectando a tu empresa más de lo que imaginas. Reír no sólo mejora la calidad de vida, también mejora tus resultados.

03-02-2014, 7:54:23 PM
Humor empresarial: risa para detonar la productividad
Tatiana Gutiérrez

¿Qué pensarías si tu jefe, en lugar de llegar apresurado y serio, comenzara el día con un buen chiste? ¿Le restaría credibilidad y autoridad frente a tus ojos? La seriedad siempre se ha relacionado con el grado de profesionalismo que tiene un líder frente a sus colaboradores, sin embargo, las tendencias en manejo de recursos humanos parecen indicar lo contrario y es aquí donde el humor hace su aparición.

Reír y mantener una actitud positiva aumenta nuestra calidad de vida pero en la actualidad, también garantiza mejores lugares para trabajar y un aumento significativo de la productividad

Se dice que una buena dosis de risa equivale a 15 minutos en bicicleta.

Incorporar el humor en las oficinas no sólo es llegar con chistes o hacer sketches. Hemos comprendido que el humor es un detonante que ayuda a que el trabajador ponga más atención y recuerde más fácilmente lo que busca el empresario”, comenta Pierre Angelo Antonioli, actor-humorista y Director General de la empresa especializada en sacar sonrisas, Ingenio Corporativo

Es decir, el humor no únicamente es un factor desestresante en las organizaciones,
miles de empresas han comenzado a incorporarlo como parte de su core
business
para:

  • Reforzar la confianza de la marca
  • Incrementar la pertenencia con la empresa
  • Generar mejores técnicas de venta
  • Reforzar la filosofía y la cultura organizacional

“El impacto que genera un director cuando forma parte de un seketch o cuando cuenta chistes frente a sus empleados es muy grande. Provocar una carcajada cambia por completo la actitud del trabajador y hace que los mensajes entren de manera más sencilla pero con mucha más claridad”, comenta el experto. 

Para el comediante y empresario, el sentido del humor se enmarca en los tres “sentidos” importantes de las organizaciones: el sentido del humor. Es cierto que existen el sentido común y el sentido del tiempo, pero el humor permite encontrar nuevas salidas a aquellas que parecieran cerrarse, “es el que nos permite decir: me equivoqué, reírte y levantarte de nuevo”. 

El humor en las empresas

Estudios realizados en el mundo aseguran que un método innovador y efectivo es aplicar el humor en las oficinas de trabajo. Uno de los teóricos que lo apoya es Siobhan Hammond,
quien asegura que durante la etapa infantil, una persona puede reírse
 unas 300 veces por día, mientras que un adulto sólo llega a las 80,
muestra de la rigidez que el estado adulto genera.

Pero ojo, no se trata de convertir el espacio en una zona de risa constante, sino de usar técnicas que permitan llegar a los empleados a través del humor.

“Después de varios años de experiencia, hemos comprendido que el humor debe implementarse de la manera correcta en el momento adecuado (…) no sólo sirve para romper el hielo, se ha convertido en una dinámica que puede reforzar ideas grandiosas, desinhibir a la gente y establecer lazos de comunicación”, afirma el director de Ingenio Corporativo.

Empresas como Roche, Coca-Cola – empresa que se toma el humor muy en serio-, Bonafont, Toyota, entre otras, han decidido implementar el humor en sus filas y la técnica para cada una puede variar:

1. Sketches con directivos. Los comediantes y expertos en humor realizan sketches estratégicamente diseñados para que los directivos puedan participar. Esto ayuda a romper el hielo entre jefes y colaboradores, y también sensibiliza al espectador y crea confianza y una apertura a la comunicación. En un sketch el directivo no se presenta como un payaso sino como un ser humano capaz de usar el humor de manera inteligente para abrir los canales de asertividad en sus equipos.

2. El humor como descanso. Cuando la empresa implementa cursos, pláticas o capacitaciones especializadas, la cantidad de horas y la concentración que exige pueden generar fuertes distractores. Entonces entran los expertos en humor corporativo, para dar un descanso y reforzar el objetivo del evento.

“Ahí es donde entramos nosotros, cuando las ponencias duran hora y media o más, nosotros entramos como espacios de relajación y entretenimiento”, comenta Pierre. 

3. Reforzando ideas. El humor también puede utilizarse como medio de comunicación, empresas como Roche lo han utilizado para hacer llegar el mensaje a sus colaboradores. Es una buena opción para aquellas compañías que necesitan fortalecer sus equipos de ventas, introducir una nueva metodología de operación o generar nuevas ideas en la cultura organizacional. Para conocer el trabajo que realiza Ingenio Corporativo con las marcas, te recomendamos abrir el siguiente enlace.

Aunque
pareciera algo imposible de implementar en las organizaciones, empresas
con renombre han empezado a revolucionar la perspectiva hacia el humor.
Uno de los casos más innovadores es el de IBM. Esta
empresa líder en tecnología no sólo mantiene una cultura corporativa de
formación y desarrollo, sino que incorpora a su filosofía el humor.

Cuenta con salas de entretenimiento para que los trabajadores borren las
malas caras e incorporen una sonrisa. Si te interesa saber más, te
recomendamos leer el libro “Empresas felices = Empresas rentables”, de Dan Baker, Cathy Greenberg y Collins Hemingway.

Precauciones para líderes “chistosos” y “humorísticos”

El humor debe aprender a utilizarse así que te presentamos qué no debes hacer para caer en el error y perder el respeto frente a tus colaboradores.

1. Sé un jefe, no un comediante: No se trata de ser el payaso o el plato de entretenimiento de medio tiempo en las oficinas, se trata de aprender a gestionar empleándolo. Un buen consejo es que lo hagas en reuniones, en juntas de trabajo para romper el hielo o para hacer un break. 

2. Cuida el humor que usas: Recuerda que estás en un ambiente laboral. Evita chistes racistas, homofóbicos, sexistas u otra índole que pueda afectar a tus trabajadores. 

3. Usa el humor para incentivar: Si vas a usar el humor para motivar, no lo utilices para sobajar o para burlarte de manera personal, de tus colaboradores. Recuerda que reír es un arma para mejorar.

4. Aprende a utilizarlo: Es muy sencillo, si se ríen lo ocupaste en el momento adecuado, si no, cambia de dirección y comenta algo nuevo y con formalidad.

5. Sarcasmo no es igual a un chiste: Con el sarcasmo hay que tener mayor cuidado, no muchas veces la gente puede entenderlo, y mejor dicho, puede malinterpretarlo, evita usarlo. Para eso existe la asertividad, para enviar tu mensaje con claridad.

6.- Permite que tus empleados se rían: Si no puedes desarrollar la habilidad del humor con tus empleados porque simplemente no va con tu personalidad, entonces permite que tus empleados se rían. Muchas veces las políticas empresariales exceden en formalidad e inhiben la interacción de entretenimiento ente compañeros de trabajo. Analiza tu entorno y permite que la gente se relaje a través de la risa.

¿La seriedad te hace perder dinero?

Estudios realizados por el Chartered Institute of Personnel and Development (CIPD),
en Inglaterra, indican que la ausencia de humor en las oficinas afecta
la calidad del trabajo y es un canal natural para provocar estrés
laboral, una de las causas más comunes de ausentismo por enfermedad que
se ha cuantificado que, al menos a la economía inglesa, le cuesta unos
diez millones de euros al año.

Y
aunque no existen datos para el caso de México, vale la pena comparar
que si Inglaterra está fuera de la lista de los cinco países con más
estrés en el mundo, y México la encabeza –según datos de la OCDE-, entonces ¿cuánto dinero está perdiendo la economía mexicana?

¿Necesitas sonrisas en la oficina? ¿Cuáles son tus técnicas para aplicarlo?

Relacionadas

Comentarios