'; Alto Nivel
HistoriasManagement

¿Quieres hacer buenos negocios? ¡Juega golf!

Ya lo decía Donald J. Trump y los estudios lo confirman: es un ejercicio muy completo y el catalizador ideal para hacer “Hole in one” en tus tratos comerciales.

31-01-2014, 8:07:34 AM
¿Quieres hacer buenos negocios? ¡Juega golf!
Martha Lydia Anaya, editora de la revista Alto Nivel

¿Quieres hacer buenos negocios? ¡Juega golf! Ya lo relata en una curiosa anécdota Donald J. Trump, el exitoso magnate de los negocios inmobiliarios y de la televisión que, de la ruina, ha levantado imperios.

En su libro How to get rich (2006) describe con singular expertise: “Fui a jugar golf a uno de mis campos. Algunos creerán que estoy perdiendo el tiempo, pero yo lo tomo como un trabajo y disfruto mucho haciéndolo. Durante la práctica se me acercaron 4 personas que deseaban formar parte de mi exclusivo club. Les dije que la membresía costaba 250 mil dólares y ellos me hicieron un cheque cada uno. Esa tarde volví a casa con 1 millón de dólares…  y todo por haber ido a jugar al golf”.

Sus palabras hacen certera la percepción de que el golf es un escenario ideal, no sólo para practicar deporte y disminuir el estrés, sino también para perfilar y concretar negocios.


Uno de los porqués, según los huéspedes de las cadenas hoteleras más importantes del país, recae en que en un ambiente distendido –como lo es un campo de golf– se conoce mejor a los clientes y proveedores, siendo este conocimiento de lo más favorable a la hora de cerrar tratos comerciales.


Quizá por ello, el número de personas, empresarios y ejecutivos que opta por hacer negocios en el campo de golf se ha duplicado en la última década.

Prefieren hacer una reunión, aparentemente más casual, relajada y en medio de la naturaleza implícita en un juego de golf, en lugar de quedarse encerrados entre las cuatro paredes de una oficina u organizar una comida en alguno de los restaurantes de moda.

¿Dónde está el rendimiento?

Una de las apreciaciones que reafirman los empresarios golfistas es que en el green no sólo se cultivan las habilidades de sus relaciones interpersonales y su capacidad para cerrar negocios, sino también su capacidad de obtener mejores rendimientos para las compañías a las que representan.


Esta tesis queda ampliamente comprobada en el estudio El golf cotiza en Bolsa (2007), elaborado por la Universidad Camilo José Cela, en España, que demuestra que aquellas compañías que cuentan entre sus filas con directivos que regularmente juegan al golf, logran mayores rendimientos en Bolsa, muy por el contrario de aquéllas que no tienen jugadores dentro de sus cuadros directivos.

Bien lo corrobora, Jim Flick, uno de los profesores de golf más renombrados de Estados Unidos: “El golf es 90% mental. El otro 10% ¡también es mental!”. Por tanto, este deporte se reconoce como una modalidad que, aplicada a la empresa, puede suponer uno de los mejores entrenamientos en habilidades directivas.

También es larga vida

Además de los beneficios económicos y en las habilidades de las relaciones personales, el golf también le prorporciona bondades de salud, bienestar y calidad de vida a sus jugadores.

Para muestra una investigación realizada por un equipo de científicos en Suecia, la cual tomó como muestra a un grupo de 300,000 golfistas y, luego de varios estudios clínicos, comprobó que el índice de mortalidad para éstos era menor en 40% en comparación al resto de la población del mismo sexo, edad y nivel socioeconómico.


Estos resultados no deben causar sorpresa puesto que animarse a jugar una partida de golf implica el hecho de hacer ejercicio al aire libre durante por lo menos cuatro horas y caminar a buen paso unos siete kilómetros, con los consecuentes beneficios que se desprenden de esta práctica.


Otro aspecto importante es que en el momento del swing (aquel movimiento tipo péndulo que se realiza antes de lanzar una bola con el palo de golf) no intervienen únicamente los músculos del brazo, sino muchos otros. De hecho, han de moverse y coordinarse unos 124 músculos (de un total de 424), lo que lo convierte en uno de los deportes más completos.

¿El golf te ha facilitado cerrar un negocio?

Relacionadas

Comentarios