HistoriasMicrositio

Aplica la colorimetría y fortalece tu branding personal

La imagen personal es parte de tu marca e identificar a qué estación perteneces te permitirá elegir los colores correctos y potencializar tu propia marca.

31-01-2014, 7:54:35 AM
Aplica la colorimetría y fortalece tu branding personal
David Navarro, Imagen Excellence

La imagen personal ¿Cómo saber a cuál estación de color perteneces? Ya sea que tu piel sea morena o blanca, no son las únicas características que determinan la gama de colores que más te favorecen, se deben tomar en cuenta también el color del cabello y los ojos. Sin embargo, para responder a la pregunta, te presentamos unos valiosos tips para identificar tu colorimetría.

Conoce las 3 características del color aplicado a las personas

Como todo en la vida, el color también tiene sus reglas y para que las entiendas debes conocer los fundamentos en los que se basa el análisis de tu colorimetría y que se aplican en el tono de tu cabello, ojos y piel.

a) Temperatura o tinte: Se refiere a la temperatura “psicológica” del color. Hay colores “fríos” (los que tienen como base el azul) y colores “cálidos” (los que tienen como base el amarillo).

b) Valor o luminosidad: Se refiere a la cantidad de luz que tiene el color. Si posee poca luminosidad será un valor “oscuro” y si posee mucha se trata de un valor “claro”.

c) Croma o pureza: Tiene que ver con el grado de pureza del color. Si se trata de un tono 100% puro su croma es “brillante”, en cambio si el tono está combinado con otro color su croma es “suave”.

Para identificar de manera sencilla estas características de color en las personas, se creó una analogía que asocia la temperatura, valor y el croma con el de las estaciones del año: primavera, verano, otoño e invierno. Todos pertenecemos a una estación de color y luego a una subcategoría.

Analiza tus características frente al espejo

Es importante que tengas a la mano papel y pluma para anotar cada resultado. Si no consigues una cámara web, un espejo funcionará muy bien. En la hoja traza una tabla parecida a la que te muestro aquí y anota los resultados.

Advertencia: En cada caso sólo podrás elegir una característica, por ejemplo,  la temperatura es fría o cálida pero nunca puede ser “tibia”, de la misma manera se aplica para las demás.

Guía rápida para identificar la temperatura del cabello, ojos y piel

Si tu cabello es rubio o castaño claro la temperatura es cálida, si es castaño oscuro, chocolate o negro la temperatura es fría.

Si tus ojos son miel o verdes, son cálidos; en cambio si son de color café oscuro, negros, azules o grises entonces son fríos.

Si tu piel es muy blanca es fría, en cambio si eres moreno(a) claro y hasta muy moreno tu piel es cálida.

Guía rápida para identificar el valor del cabello, ojos y piel

Si tu cabello es rubio o castaño su valor es “claro”; si es café chocolate o negro su valor es “oscuro”.

Si tus ojos son miel, azules o verdes su valor es “claro”; si son cafés o negros entonces su valor es “oscuro”.

Si tu piel es blanca o rubia su valor es “claro”; si es morena es “oscuro” (cuidado, no se trata de herir susceptibilidades, no se necesita ser muy moreno para considerar esta característica), por esta razón objetiva es que el análisis de color debe hacerlo un ojo entrenado y con mucha experiencia, ya que nuestro ego sale a la defensiva si alguien nos dice que pertenecemos a la característica de piel oscura y uno se imagina de inmediato a alguien de raza negra.

Cómo identificar el croma del cabello, ojos y piel

Si tu cabello tiene varios tonos de color (como rayos o mechas, sean naturales o creados en la estética) su croma es “suave”; en cambio si solo ves un tono uniforme entonces su croma es “brillante” porque es puro, es decir, no está combinado con otro tono.

Si tus ojos, alrededor de la pupila, tienen varios tonos de color, algunas veces se ven como rayos delgados (predominantes en los ojos de color verde, grises y a veces miel) entonces su croma es “suave”; en cambio si solo ves un tono su croma es “brillante”.

Si tu piel tiene varios tonos de color, ojeras, lunares o pecas entonces su croma es “suave”, pero si observas una piel casi en un tono uniforme desde la frente hasta la barbilla, entonces su croma es “brillante”.

Analiza los resultados e identifica tu estación

Una vez que ya has llenado la tabla anterior observa que no en todos los casos la misma característica se repite, esto es normal, una persona puede tener cabello frío, ojos fríos y piel calida; por lo tanto la característica que gana es “frío”. Haz lo mismo con las demás. Al terminar identifica a cuál estación perteneces:

Primavera: es cálida, clara y brillante.

Otoño: es cálido, oscuro y suave.

Verano: es frío, claro y suave.

Invierno: es frío, oscuro y brillante.

Ahora que ya sabes tu estación te será posible entender por qué hay colores que no te favorecen por mucho que te agraden. Una persona invierno que usa un color beige o café se verá pálida pues son colores cálidos y necesita usar tonos más fríos como el negro, azul marino, rojo sangre, etc.

Si deseas un análisis de color acude a un profesional con experiencia para que haga un diagnóstico certero y después te indique la gama de colores que te favorecen, cómo combinarlos entre sí y cuáles colores debes evitar. 

Nos leemos pronto. Sígueme en Twitter @DaavidNavarro  www.imagenexcellence.com El autor es consultor en Imagen Pública y Director General de Imagen Excellence. Cuenta con más de 10 años de experiencia, en los cuales ha capacitado a altos ejecutivos y grandes empresas en áreas de la vestimenta de negocios, lenguaje corporal, protocolo ejecutivo y hablar en público.

Relacionadas

Comentarios